Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

València en Comú cierra su crisis estrechando lazos con Podemos

María Oliver, Jordi Peris y Roberto Jaramillo, los concejales de València en Comú en Valencia.

Voro Maroto

València en Comú parece haber cerrado su crisis tras meses de desencuentros, guerras internas y amenazas de revocación de alguno de sus concejales en el Ayuntamiento de Valencia. El movimiento ciudadano ha aprobado un documento para tomar impulso -'Hacia una refundación de València en Comú. Trabajando con Podemos'-, pacificar la organización, centrarse en el trabajo institucional y decidir más adelante si se integra en el partido de los círculos o sigue como plataforma independiente.

Además de la hoja de ruta, la organización tiene nueva dirección, elegida en Asamblea. La llamada mesa de coordinación tiene cuatro miembros de Podemos y los dos candidatos más votados son cercanos al portavoz en el Ayuntamiento de Valencia, Jordi Peris, su hermano Jaume y Mauricio Pinto. La representación del grupo proveniente de EU se limita a una persona: Pilar Martí.

Esta facción había sido acusada por dos concejales -Roberto Jaramillo, también de Podemos, y el propio Peris, independiente- de haber torpedeado el funcionamiento de València en Comú, lastrado por guerras cainitas -la relación entre el portavoz y la tercera concejal, María Oliver, de Podemos, era cuanto menos fría-, denuncias de enchufismo y la falta de experiencia en política.

En el momento álgido de la guerra interna se especuló con la destitución de Peris, además de portavoz, cabeza de cartel en las elecciones locales de 2015. La nueva coordinadora y el documento organizativo finalmente aprobado se interpretan internamente como el fin de la batalla. 

'Hacia una refundación de València en Comú. Trabajando con Podemos', apuesta por “mayor coordinación y colaboración” entre la plataforma y el partido, “simplifica” la “toma de decisiones” en el movimiento -antes lastrada por la exigencia de consulta permanente con las bases- y “limita, en lo posible, la duplicidad de estructuras” entre ambas organizaciones. 

Los portavoces de la organización serán dos, uno de cada pata. Todo apunta a que en las elecciones municipales de 2017 València en Comú y Podemos volverán a confluir en una única candidatura, tal vez ya, bajo la marca del partido de Pablo Iglesias. Eso, según fuentes del partido, lo decidirá la asamblea.

Etiquetas
stats