eldiario.es

9

El nuevo ‘AVE’ Madrid-Castellón acaba perjudicando al tren Xàtiva-Alcoi

Compromís advierte de que se usarán convoyes menos actualizados, que entre Xàtiva y València sufrirán retrasos de al menos 20 minutos

El tren Xàtiva-Alcoi ralentizará su recorrido

El tren Xàtiva-Alcoi ralentizará su recorrido

Aunque parecen infraestructuras lejanas el nuevo 'AVE' Madrid-Castellón que entró en funcionamiento la semana pasada (y ha sido objeto de críticas por los retrasos y por no ser una verdadera alta velocidad) acabará perjudicando la línea Xàtiva-Alcoi. Así lo ha denunciado el portavoz comarcal de Compromís por la Vall d'Albaida, Nico Calabuig, quien afirma que se trata de un "nuevo engaño del gobierno de Rajoy a la ciudadanía de nuestra comarca en materia de infraestructuras".

Según Calabuig, “además que lo que ha llegado a Castelló no es un AVE y lleva dos averías importantes en una semana, hay que remarcar que entre València y Castellón se perderá ahora más tiempo, porque antes de instalar el tercer carril sí que se podía circular en 200 km/h por ese tramo y ahora la velocidad máxima será de 160 km/h". Así Calabuig afirma que el nuevo tren en Castelló es "retórica vacía de contenido para toda la ciudadanía valenciana, pero para la gente de la Vall d'Albaida usuaria del tren Xàtiva-Alcoi, todavía es peor, es una burla".

El portavoz explica así que al tramo València Norte-Sagunt, se emplea un sistema de seguridad para que los dos trenes de Alta Velocidad Madrid-Castellón, puedan circular. Este sistema de seguridad, conocido como ASFA Digital, lo tienen instalado los trenes de la serie 592.2, que son los que actualmente circulan por la línea de Alcoi, pero no los trenes de Cercanías, que son de la misma serie 592, pero que no fueron modernizados a finales de los 90, que cubren el trayecto Valencia Norte-Sagunto-Caudiel.

Por lo tanto, remarcaba Calabuig, “Renfe Operadora ha decidido cambiar los vehículos de la línea: los modernizados, que prestaban servicio a la línea Xàtiva-Ontinyent-Alcoi, pasarlos a hacer los servicios de Cercanías en Caudiel y los que continúan tal y cómo hace borde 35 años, pasarlos a prestar servicio a la línea de Alcoi".

La cuestión central, tal y como señalaba Nico Calabuig, consiste en que “esto implica retrasos de al menos 20 minutos del 70% al 80% de los servicios, puesto que al no haber sido mejorados, la velocidad máxima que pueden coger estos trenes es menor. Por lo tanto, en los trenes directos del tramo Xàtiva-València se ve reducida en 20km/h (de 140 a 120); cosa que redundará en una peor calidad del servicio, puesto que estos trenes tienen asientos para servicios de cercanía y no para medianas distancias de más de dos horas cómo es el caso, no están muy insonorizados y, el que es más grave, no están adaptados para personas con movilidad reducida. En definitiva, son vehículos que están totalmente obsoletos para el siglo XXI.”

Para concluir, Calabuig afirmaba “esto supone una nueva oportunidad perdida del Ministerio de Fomento para invertir y modernizar nuestra línea de tren tal y cómo merece la ciudadanía de nuestra comarca. Es una lástima que en los últimos presupuestos del Estado, el PP y Ciudadanos votaron en contra de la enmienda presentada por el grupo de Compromiso al Congreso liderado por Joan Baldoví, que pedía la modernización de la línea Xàtiva-Ontinyent-Alcoi".

Ante esta situación Calabuig anunciaba que Compromís, a través de su diputado en el Congreso, presentará una pregunta en el Congreso y acudirá "allá donde haga falta para denunciar esta nueva injusticia, este nuevo engaño a la gente de nuestra comarca por parte del gobierno de Rajoy".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha