eldiario.es

9
Menú

Un terraplén disimulará las vías de ferrocarril en el PAI del Grau en lugar de soterrarlas

El plan urbanístico prevé la construcción de hasta 2.500 viviendas en 19 edificios de entre 20 y 45 plantas, de las que hasta un 30% serán protegidos.

El Ayuntamiento asume un 8% de las cargas urbanísticas al reducir un tramo del circuito de F1 que se destinará a vial, para ampliar el ancho de las zonas verdes en el viejo cauce.

- PUBLICIDAD -
Una proyección de la urbanización prevista para el PAI del Grau

Una proyección de la urbanización prevista para el PAI del Grau, con el terraplén cubierto bajo el cual seguirían pasando los trenes

El concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, ha presentado este jueves los pormenores del Plan de Actuación Integrada (PAI) del barrio del Grau, un proyecto urbanístico de vital importancia que debe servir para unir urbanísticamente la Alameda y la avenida de Francia con el Grau, Moreras y Nazaret.

El PAI fue foco de polémica en el seno del equipo de Gobierno municipal tras las primeras críticas vertidas por el propio Ribó, al considerar que no se respetaba la anchura del viejo cauce, con lo que se reducín las zonas verdes, y que no preveía el soterramiento de las vías de Serreria.

Posteriormente, tras un reunión entre todos los socios del tripartito, se acordó garantizar un ancho mínimo de 135 metros en el viejo cauce para destinarlo a zonas verdes, pero entonces fue  València en Comú la formación que se desmarcó al considerar irrenunciable el soterramiento de las vías de Serreria, hasta el punto de proponer que sea el propio Ayuntamiento el que sufrague las obras.

Precisamente, este es uno de los aspectos más llamativos del proyecto que ha presentado Sarrià, el cual prevé un terraplén provisional de hasta seis metros de altura en la zona de la prolongación de la Alameda para salvar las vías, las cuales serían recubiertas con planchas de hormigón revestidas con pavimento y zonas verdes, sirviendo la superficie como conexión peatonal entre ambos lados del cauce (Alameda y Moreras).

El concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Valencia, Vicent Sarrià, muestra algunas imágenes del proyecto del PAI del Grau

El concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Valencia, Vicent Sarrià, muestra algunas imágenes del proyecto del PAI del Grau

En la zona de la avenida de Francia se construiría una rotonda para dar continuidad a la avenida con la nueva zona residencia.

Sarrià ha dejado claro que se trataría de una solución urbanística provisional para avanzar en la urbanización hasta que se ejecute el soterramiento de las vías por parte de Adif y el Ministerio de Fomento, una actuación valorada por entre 78 millones la opción más económica y 125 millones de euros la más cara, pero la preferida por el Consistorio, al quedar bajo tierra toda la playa de vías hasta la autovía del Saler.

En cuanto al acuerdo alcanzado con los socios de Gobierno para garantizar los 135 metros de anchura del cauce, que se destinará a zonas verdes y a un canal con una lámina de agua en el que se podría practicar piragüismo, el edil socialista ha explicado que para cumplir estas medidas se reducirá un 8% un tramo del circuito de F1 que se destinará a vial, en su parte más cercana al viejo cauce.

Plano de planta viaria del tramo del circuito urbano más cercano al cauce del río

Plano de planta viaria del tramo del circuito urbano más cercano al cauce del río

Esto implicará que en lugar de los dos carriles de circulación por sentido, más otro de aparcamiento en batería que iba a quedar el mencionado vial, quedará un solo carril de circulación en sentido al centro (ver plano). Los viales incluyen también un carril bici segregado por sentido.

Además, supondrá que el Ayuntamiento podría tener que asumir un 8% de las cargas urbanísticas que deben aportar valoradas en alrededor de 40 millones de euros, si bien desde Urbanismo han explicado que es un coste que se podría negociar con los promotores a cambio del aprovechamiento del subsuelo de los viales.

El plan urbanístico prevé dos parcelas de uso educativo, otras de uso dotacional, la rehabilitación de la antigua estación del Grau, un puente para el tráfico rodado y cinco pasarelas peatonales, incluido el terraplen provisional.

Además, prevé 284.000 metros de edificabilidad con los que se podrán construir un máximo de 2.500 viviendas en 18 edificios de hasta 20 alturas más otro de 45, de las que hasta un 30% serán protegidas. El Ayuntamiento se reserva un 10% del aprovehcamiento y un 6% de esa edificabilidad.

Sobre la posibilidad de que se convierta en un barrio falto de actividad y de vida, Sarrià ha defendido que un 25% de la edificabilidad se dedica a terciario y zonas comerciales en los bajos de los edificios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha