Los datos de la nueva entidad: líder en hipotecas, planes de pensiones y fondos de inversión

Vista de una oficina de CaixaBank y otra de Bankia reflejada en el cristal en el centro de L'Hospitalet (Barcelona). EFE/Toni Albir/Archivo

Los consejos de administración de CaixaBank y Bankia han dado el visto bueno este jueves a la fusión entre las dos entidades que, cuando culmine, creará el mayor grupo financiero de España y uno de los más importantes en la zona euro. A falta de desinversiones o el proceso de reestructuración al que se verá obligado el banco resultante, estas son las cifras que muestran el tamaño del nuevo grupo.

La entidad nace con unos activos de unos 664.000 millones de euros. Esto supone crear, de lejos, la líder del sector bancario español por tamaño. Queda por encima de Banco Santander y BBVA. Del total, 445.000 millones corresponden a CaixaBank y el resto a Bankia, que llega a la operación suponiendo en torno a la mitad que su nuevo socio.

Uno de los puntos que muestran el gran tamaño del nuevo grupo es el de sucursales y empleados. Ambas entidades llegan a la operación tras haber hecho sendas reestructuraciones en los dos últimos años: Bankia en 2018, tras fusionarse con BMN, y CaixaBank en 2019. Según las cuentas de ambos grupos, la suma supone que el banco nace con 6.734 sucursales: 4.467 de la catalana y el resto de la madrileña. Madrid, el Levante y Andalucía son los territorios donde puede producirse un mayor solapamiento entre ambas redes. El Banco de España, en sus últimas estadísticas, apunta que hay en España unas 23.800 sucursales, lo que supone que el nuevo banco tendría algo más del 28% del total.

Idéntica cuota de mercado acumula el nuevo grupo en cuanto al parque de cajeros automáticos en España. Ambos suman 14.343 de los algo más de 50.000 cajeros que hay por todo el territorio, según los datos de las entidades y las estadísticas del Banco de España.

En lo que se refiere a la plantilla, la fusión de CaixaBank y Bankia nace con 51.620 trabajadores. Ambos sumaron unos 4.000 despidos en sus últimos ERE pero se prevé que la unión de ambas entidades se traduzca en nuevos recortes de plantilla. Así lo asumen los sindicatos que confían en que puedan realizarse en un periodo largo de tiempo y sin medidas traumáticas. Lo mismo ocurrirá con la red de oficinas, puesto que la nueva entidad buscará desprenderse de duplicidades y ahorrar costes en la búsqueda de la rentabilidad a la que le urge el Banco Central Europeo.

En las distintas categorías de negocio, el nuevo grupo echa a andar como líder con cuotas que van desde un cuarto a un tercio del total del mercado y con un conjunto de unos 20 millones de clientes. Uno de los principales negocios de las entidades en banca minorista es el hipotecario, en este sector, la unión de Bankia y CaixaBank nace con un 28% de cuota de mercado (15,6% el grupo catalán y 12,46% el madrileño, según los datos aportados por ambas). Es decir, casi uno de cada tres hipotecados en España tendrá un contrato con la nueva entidad.

En el conjunto de la actividad crediticia, la entidad acapara el 25% del sector, según han informado las propias entidades, el 23% en el campo de los créditos al consumo. La cuota de mercado cae algo en lo que se refiere a los depósitos. En concreto, el 24% de los depósitos de clientes en bancos estarán en la unión de Bankia y CaixaBank. En torno a un 15% corresponde al grupo que preside Jordi Gual y el resto al que dirige José Ignacio Goirigolzarri.

Donde nace con una mayor fuerza la nueva entidad es en el negocio de los fondos de pensiones. CaixaBank es el líder indiscutible de este apartado con casi el 26%, pero con esta operación se une al cuarto operador del mercado, según los datos de Inverco. Así, el grupo que surge de la fusión acumulará el 33% del patrimonio en fondos de pensiones del país: 37.000 millones de euros. Juntos, serán más grandes que la suma de sus dos competidores siguientes, Banco Santander y BBVA.

Dentro del negocio de seguros queda por ver en el acuerdo que pasa con los de vida. Es un mercado donde CaixaBank lidera con claridad gracias a VidaCaixa, que es la mayor entidad del país, al acumular el 28,49%, según los datos de la patronal Unespa. Bankia ha operado en este negocio con una alianza con la aseguradora Mapfre, con quien tiene sociedades compartidas. El nacimiento de la nueva entidad hace pensar que el banco rescatado tendrá que romper la colaboración con la aseguradora, que data de la época de Caja Madrid.

CaixaBank y Bankia también supondrán el mayor gestor de fondos de inversión en España. La entidad catalana es ya la primera gestora, pero se ha mantenido en una competencia muy cercana con Santander AM, la gestora del banco que preside Ana Botín. Gracias a unirse a Bankia, uno de cada cuatro euros en fondos de inversión gestionados por sociedades españolas estará bajo manos de esta nueva entidad. En concreto, suman 66.200 millones de euros, según los datos de Inverco. Donde tendrá menos fuerza será en la gestión de sicavs, un sector claramente liderado por el Santander. La unión de CaixaBank y Bankia tendrá bajo gestión 1.400 millones de euros en sicav, que supone ser el sexto grupo del país con algo más del 5% de cuota de mercado. Un nivel similar al de Banco Sabadell.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2020 - 21:03 h

Descubre nuestras apps

stats