Dimite el presidente del INE, cuyo relevo ultimaba el Gobierno

Juan Manuel Rodríguez Poo

Economía


12

El presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), Juan Rodríguez Poo, ha presentado este lunes la dimisión, según ha adelantado ABC y ha confirmado elDiario.es. Desde hace unas semanas se había rumoreado que el Gobierno iba a destituir a Rodríguez Poo como presidente del organismo público. Según algunas fuentes, varios miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez habían mostrado su disconformidad en cómo el INE estaba contabilizando tanto la inflación como el crecimiento económico. Otras fuentes relacionan su salida con una reestructuración del organismo estadístico en el que se quería modificar los estatutos y ampliar los medios y el personal.

Rodríguez Poo ha mandado un correo electrónico a sus colaboradores más cercanos en los que asegura que cesa en el cargo por motivos personales. Desde hace meses hay una polémica interna por la forma en la que contabiliza el instituto estadístico tanto el PIB como el IPC. “El INE está acostumbrado a calcular pequeñas variaciones en el PIB y no caídas y subidas tan pronunciadas y repentinas como las que hemos tenido con la pandemia”, explicaron hace unos meses desde el Gobierno. 

En el Consejo de Ministros simplemente no se creían el dato del PIB que ha dado el INE, que algunos achacan a fallos en su metodología que no han querido corregir. Por ejemplo, se mide el precio de la luz solo teniendo en cuenta a los clientes de la tarifa regulada y se deja fuera a los ciudadanos con tarifa del mercado regulado, la mitad, con lo que se está dando una visión parcial de los precios de la electricidad, que ahora tienen un impacto directo en la evolución del IPC.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, de donde depende el INE, ha mandado una nota de prensa en la que señala que “Juan Rodríguez Poo, que ha sido el principal impulsor de este proceso de transformación desde su nombramiento en octubre de 2018, ha anunciado que deja el cargo por motivos personales. Se abre un proceso de sustitución para este puesto que se espera cerrar en las próximas semanas”. 

La semana pasada El Confidencial publicó que el próximo presidente del INE sería Israel Arroyo, el que fuera secretario de Estado de Seguridad Social, que abandonó su puesto prácticamente al mismo tiempo que Jesús Perea, secretario de Estado de Migraciones, en lo que parecía una remodelación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que dirige José Luis Escrivá. Fuentes de este Ministerio aseguraron entonces que Arroyo volvía a su puesto en la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

El Ministerio que dirige Nadia Calviño engloba la salida de Rodríguez Poo en una transformación más amplia del organismo público. “Próximamente se aprobará un nuevo estatuto, que adapta la estructura del INE a las nuevas necesidades y modelos de trabajo, dotándolo de perfiles especializados y ampliando la colaboración con el mundo académico y profesional”, según explica el Ministerio. En todo momento desde el Ministerio de Asuntos Económicos se negó que el candidato a la presidencia del INE fuera Israel Arroyo.

“Estas reformas facilitarán la utilización de nuevas fuentes de información basadas en registros administrativos y Big Data, mejorando la calidad de las estadísticas y reduciendo la carga de respuesta para las empresas y ciudadanos informantes. Están plenamente alineadas con el Código de Buenas Prácticas de las estadísticas europeas y las iniciativas de adaptación de los sistemas estadísticos europeos a la mayor disponibilidad de datos que permite la economía digital y a las nuevas exigencias de calidad de los ciudadanos”, apuntan desde el Ministerio.

Con la aprobación de un nuevo estatuto de estructura y funcionamiento del INE, el actual data de 2001, el organismo aglutina todos los productos estadísticos en dos direcciones generales: la dirección general de Estadísticas Económicas y la dirección general de Estadísticas de la Población. Las diferentes fases del proceso de elaboración de las estadísticas se concentrarán en la dirección general de Planificación Estadística y Procesos. Se crea la subdirección general de Formación e Impulso a la Investigación con el fin de reforzar la colaboración con el mundo de la investigación.

Además se creará la Unidad de Grandes Empresas, aprobada por Orden Ministerial el pasado 27 de abril, como respuesta a un requerimiento de Eurostat a los estados miembros. La creación de esta unidad permitirá obtener datos coherentes procedentes de los grupos multinacionales para la elaboración de estadísticas, mejorará la calidad de las mismas y permitirá profundizar la información sobre las actividades de Inversión Directa Extranjera.

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats