Gobierno, patronal y sindicatos acuerdan profundizar en los ERTE y evitar los despidos en la crisis del coronavirus

Imagen de archivo de los líderes de los sindicatos y la patronal en la Monclo con el presidente Pedro Sánchez y varios ministros para la firma del SMI.

En un momento en el que las llamadas a los consensos y la unidad resuenan mucho en el Congreso de los Diputados, con difícil aplicación entre los partidos políticos, los sindicatos y los empresarios vuelven a dar ejemplo práctico de ello. El Gobierno de coalición ha cerrado un nuevo acuerdo con las patronales y sindicatos mayoritarios para "la reactivación económica y el empleo". Las tres partes se comprometen a profundizar en la fórmula de los ERTE de cara al futuro y a evitar los despidos como "principal mecanismo de ajuste" ante los problemas que existan en la crisis derivada de la pandemia del coronavirus, según el texto del pacto al que ha tenido acceso eldiario.es.

El acuerdo, al que se comprometió el Ministerio de Trabajo en la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre, será suscrito este viernes por la mañana en la Moncloa por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los líderes empresariales de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo.

Poco después, el Consejo de Ministros dará luz verde a un nuevo paquete de medidas económicas, con una nueva línea de préstamos ICO de 50.000 millones de euros para pequeñas y medianas empresas y la creación de un fondo con 10.000 millones para rescatar empresas viables, que canalizará la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), entre otras medidas según explican fuentes del Ejecutivo.

El objetivo del fondo sigue la estela de países como Francia o Alemania en sus estrategias para proteger la gran industria. En España se pretende que el Estado fortalezca, a petición de las empresas, a compañías viables pero que estén atravesando problemas con motivo de esta crisis, como pueden ser las aerolíneas o compañías hoteleras.

El Consejo de Ministros también aprobará medidas dirigidas a los trabajadores fijos discontinuos y acuerdos ya alcanzados para impulsar el consumo, como el plan renove del sector de la automoción, entre otras medidas.

Apuesta por "acuerdos amplios de país"

El presidente del Gobierno vuelve a repetir una foto de unidad con los agentes sociales, tras los acuerdos laborales para subir el salario mínimo este 2020 y para prorrogar los ERTE hasta el 30 de junio. El nuevo pacto recoge compromisos amplios, bastante genéricos, para la reconstrucción económica en un momento clave para la reactivación económica dentro y fuera del país.

De cara a la interna, el acuerdo sostiene que las circunstancias excepcionales que se viven en la actualidad "exigen llegar a acuerdos amplios de país" que proporcionen "la necesaria estabilidad" y permitan un crecimiento económico "más sostenible e inclusivo". El Ejecutivo tiene además la mirada puesta en Bruselas y las negociaciones para el reparto de los fondos europeos de reconstrucción, a las que llegará con un mensaje de respaldo de los representantes empresariales y de los trabajadores.

El documento que suscribirán este viernes las partes se detiene en varias ocasiones en los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo), que celebran como un éxito del diálogo social que ha evitado una gran destrucción de puestos de trabajo y de empresas en estos meses. Los agentes sociales reconocen el gran esfuerzo de "fondos públicos" destinados al mecanismo, una "expresión de la fuerte solidaridad y el compromiso con las empresas y los trabajadores del conjunto del país".

El acuerdo apuesta por fomentar esta fórmula de cara al futuro, como un mecanismo de flexibilidad interna en las empresas que evite la salida definitiva de trabajadores. Empresarios, sindicatos y Gobierno coinciden en la necesidad de situar la creación de empleo de calidad en el centro de la recuperación, "evitando que el despido sea el principal mecanismo de ajuste" ante los problemas que puedan surgir en las empresas.

En cuanto a la recuperación del empleo en estos momentos, las empresas se comprometen a "la recontratación de los trabajadores con contrato temporal cuya relación laboral finalizó durante la crisis COVID" cuando sea posible, y a potenciar la contratación indefinida.

También se abordan otras cuestiones laborales más controvertidas, como la renovación de la legislación laboral (que enfrenta el debate continuo sobre la reforma del PP de 2012) y el teletrabajo, cuya regulación que prepara el Ministerio de Trabajo criticó el líder de la CEOE la semana pasada.

El documento apuesta de manera genérica por "modernizar" el marco laboral "a fin de minimizar el impacto sobre el empleo de crisis futuras" y la creación de "un marco adecuado para el trabajo a distancia y la adaptabilidad de la jornada laboral", con el objetivo de aumentar la productividad de las empresas y mejorar la situación de los trabajadores y la conciliación familiar.

Una economía más "verde" y digital

Otras premisas constantes en el acuerdo del Gobierno con los agentes sociales consisten en la necesidad de impulsar la economía "verde", de encontrar oportunidades económicas en la transición ecológica, así como de fomentar la digitalización de la economía, su reindustrialización y el desarrollo de sectores estratégicos.

Además, el Ejecutivo y los agentes sociales añaden compromisos relacionados con otras materias relevantes, como "el reforzamiento de nuestros Servicios Públicos en los distintos niveles de la Administración", especialmente la sanidad y dependencia, la necesidad de abordar las "adaptaciones para el refuerzo y la garantía de sostenibilidad y suficiencia a largo plazo del sistema público de pensiones", de manera que se proteja el poder adquisitivo, y el impulso de medidas para aflorar la economía sumergida, mediante la lucha contra "el fraude, la precariedad y la evasión fiscal".

Etiquetas
Publicado el
2 de julio de 2020 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats