Google despide a cuatro empleados involucrados en protestas de trabajadores en la compañía

Google, tras su hito cuántico: en 10 años habrá una 2ª revolución industrial

Google despidió este lunes a cuatro empleados entre los que se encuentran varios protagonistas de protestas internas de trabajadores de la multinacional, según adelantó Bloomblerg. Dos de los afectados por los despidos son Rebecca Rivers y Laurence Berland, informa The New York Times, trabajadores que habían destacado por su movilización en la multinacional contra la colaboración de Google con el servicio de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense, debido a la política de inmigración de Trump separando a menores de sus familias, entre otras causas.

Soy la fuente anónima que ha destapado el acceso de Google a datos médicos de millones de personas

Soy la fuente anónima que ha destapado el acceso de Google a datos médicos de millones de personas

Google ha reconocido a varios medios estadounidenses la existencia de cuatro despidos, que justifica debido a "violaciones claras y repetidas de nuestras políticas de seguridad de datos", supuestamente por acceder a información sobre el trabajo de otros compañeros y distribuir datos para los que no estaban autorizados.

La propia Rebecca Rivers confirmó este lunes en su cuenta de Twitter que había sido despedida y The New York Times asegura que otro de los cuatro trabajadores expulsados es Laurence Berland, citando fuentes conocedoras de los despidos. Los otros dos trabajadores aún no han sido identificados públicamente.

Por su parte Berland ha tuiteado el famoso lema del Código de Conducta de Google Don't be evil (No seas malvado), que la multinacional eliminó el año pasado. La frase continúa: "Y si ves algo que creas que no está bien, ¡habla!".

Tanto Rivers como Berland protagonizaron justo este viernes una protesta en las oficinas de Google en San Francisco a la que acudieron más de cien trabajadores. La movilización tenía como objetivo denunciar la suspensión temporal a la que la multinacional ya había sometido a estos dos empleados, también por acceder supuestamente a información para la que no estaban autorizados.

En la movilización del viernes, los congregados denunciaron la medida como una represalia de Google contra Rivers y Berland. Ambos empleados afirmaron que fueron interrogados por la compañía por la petición de 1.500 empleados del pasado agosto para que la multinacional no firmara un contrato con el servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU, lo que suponía en su opinión ser cómplices con las "violaciones de derechos humanos".

Otro de los movimientos de Google que han generado malestar entre los empleados recientemente es la contratación de una consultora famosa por su estrategia antisindical, IRI Consultants, como informó The New York Times. Además, la multinacional ha suprimido unas reuniones en las que los empleados podían plantear preguntas a los directivos de la multinacional.

Etiquetas
Publicado el
26 de noviembre de 2019 - 13:14 h

Descubre nuestras apps

stats