El Primero de Mayo se convierte en un clamor contra la extrema derecha: "No os engañen, quieren recortar derechos"

La cabecera de la manifestación del Primero de Mayo de 2021.

El Primero de Mayo regresa a la calle. Tras los actos virtuales de 2020 debido a la pandemia, el Día Internacional del Trabajo vuelve este año a contar con las tradicionales manifestaciones del movimiento obrero, una jornada de celebración y reivindicación de derechos laborales. Este 2021 la fecha en Madrid ha quedado atravesada por las elecciones del 4M y, en especial, por la llamada de los sindicatos mayoritarios a combatir los discursos de enfrentamiento y "de odio" de la extrema derecha. Por primera vez, además, la marcha ha contado con la presencia de numerosos ministros del gobierno, entre los que han destacado dos vicepresidentas, Carmen Calvo y Yolanda Díaz, la primera ministra de Trabajo que marchaba en esta manifestación desde la Segunda República.

Los secretarios generales de CCOO y UGT a nivel estatal (Unai Sordo y Pepe Álvarez) y en Madrid (Jaime Cedrón y Luis Miguel López Reillo) han advertido del "peligro" del auge de la extrema derecha en España y en el mundo, con el riesgo que supone en "pérdida de libertades y de igualdad" para los ciudadanos, han señalado.

Los sindicalistas han reivindicado las políticas de izquierdas y la conquista de derechos laborales y sociales en la historia del sindicalismo. Además, de cara a la actual crisis económica debido a la pandemia, han subrayado la necesidad de una salida hacia la recuperación sin recortes y combatiendo la desigualdad, al contrario de lo que sucedió en la pasada recesión financiera.

"La mejor vacuna contra la extrema derecha es la mejora del contrato social", ha subrayado Unai Sordo. "No existiría la clase media sin el movimiento obrero", ha destacado Pepe Álvarez.

Llamada a "llenar las urnas" de los barrios populares

Los líderes sindicales han pedido el voto de los trabajadores y trabajadoras a las fuerzas de izquierdas en los comicios del 4 de mayo en Madrid. "Compañeros y compañeras, ni un voto trabajador a la extrema derecha. Ni un voto trabajador a quien nos odia, a quien no quiere a la clase trabajadora. Hay que tener memoria histórica", ha clamado Unai Sordo en el discurso final de la manifestación. La misma reivindicación del dirigente de UGT, que ha pedido "llenar las urnas de los barrios populares, para que la derecha no nos dé duros por cuatro pesetas".

"Que los trabajadores y trabajadoras no se dejen engañar con lo que dicen, que miren lo que han hecho", ha destacado Jaime Cedrún (CCOO). El líder de UGT en la región ha subrayado en este sentido el deterioro del estado del bienestar, de los servicios públicos, evidenciado en esta crisis en las residencias de ancianos y los centros de salud, por ejemplo. "No puede entrar la ultraderecha en la Comunidad. Su primer objetivo serían las mujeres, el colectivo LGTBI, los mayores.... No pueden entrar", ha apuntado Juan Miguel López Reillo.

Los sindicatos más representativos, CCOO y UGT, ya entraron en la campaña electoral madrileña hace días para pedir a los trabajadores que acudan masivamente a las urnas. Las centrales sindicales llaman a apoyar a las fuerzas políticas de izquierda para tratar de dar la vuelta a las encuestas. Urgen a la movilización para que lo que se anticipa como un posible gobierno de derechas (o de extrema derecha) en la Comunidad de Madrid torne el 4M en un gobierno progresista.

"Toca recuperar derechos"

La pandemia también marca este Día del Trabajo, como ocurre con tantas cosas desde que el coronavirus irrumpió en nuestras vidas. El Primero de Mayo ha salido a la calle con limitaciones, distancias de seguridad y aforos restringidos en las marchas. Pero después de la jornada de 2020, solo virtual y con la ciudadanía encerradas en casa por el virus, la marcha sabe a celebración.

Los llamados trabajadores "esenciales" durante los momentos más crudos de la pandemia han vuelto este sábado a primera línea. Aquellos que se ganaron los aplausos masivos de las ocho de la tarde cuando la población estaba encerrada en sus hogares y que en muchos casos enfrentan precariedad y malas condiciones laborales. Como los bajos salarios de las trabajadoras de las residencias, la mayoría mujeres y que cobran el salario mínimo. O la frecuente temporalidad del personal sanitario, condenado en muchas ocasiones a encadenar contratos temporales.

"Soy limpiadora. Señora de la limpieza. La que limpia. En la pandemia se dieron cuenta de que teníamos nombres, de que existíamos", ha afirmado Lola Parra, limpiadora de UGT, que ha reivindicado dignificar las condiciones laborales de estas trabajadoras.

El lema de la movilización de los sindicatos mayoritarios este año es 'Ahora toca cumplir. Un país en deuda con sus trabajadores y trabajadoras'. CCOO y UGT llaman al Gobierno de coalición a cumplir con sus compromisos laborales, como la derogación de la reforma laboral y la de pensiones del PP. También exigen al Ejecutivo que suba el salario mínimo interprofesional (SMI), que dejó congelado este 2021.

Seis ministros del Gobierno en la manifestación

Este Primero de Mayo ha sido muy político. La marcha de Madrid cuenta este año con una presencia poco habitual: la de la ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz. Se trata de la primera responsable de la cartera de Trabajo desde la Segunda República que acude y marcha con los sindicatos mayoritarios en esta fiesta del movimiento obrero.

Pero, además, se ha dado otra imagen inédita. No solo ha acudido la responsable de Trabajo, como ya anunció ayer, sino que la manifestación ha contado con la participación de la vicepresidenta Carmen Calvo y de otros cuatro ministros, José Luis Ábalos, Irene Montero, Ione Belarra y José Manuel Rodríguez Uribes.

Al inicio de la marcha, la vicepresidenta Carmen Calvo ha acudido acompañando a sindicalistas de UGT, mientras que Yolanda Díaz se ha rodeado de representantes de CCOO y, finalmente, han confluido todos juntos en la cabecera de la marcha.

Pero casi el mismo protagonismo han tenido, sobre todo por parte de los asistentes a la manifestación, los candidatos de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid a los comicios del 4M, Ángel Gabilondo, Pablo Iglesias y Mónica García. Los tres han avanzado juntos en la manifestación tras los líderes de los sindicatos mayoritarios y una columna de representación de trabajadoras y trabajadores esenciales.

Los ciudadanos que aguardaban en las aceras al paso de la manifestación aplaudían al paso de los candidatos de las fuerzas progresistas al grito de "sí se puede", "vamos todos juntos", "sanidad pública" y "que viva la lucha de la clase obrera". A la rueda de prensa de presentación de la movilización de CCOO y UGT también ha acudido el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal.

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2021 - 12:20 h

Descubre nuestras apps

stats