Multinacionales como Starbucks y Airbnb desafían el veto migratorio de Trump

El consejero delegado de Starbucks, Howard Schultz

Varias multinacionales estadounidenses, especialmente empresas tecnológicas y de entretenimiento como Apple y Netflix, han decidido plantarle cara a Donald Trump.

Trump justifica su veto a ciudadanos de países musulmanes por el "horrible lío" que hay en Europa

Trump justifica su veto a ciudadanos de países musulmanes por el "horrible lío" que hay en Europa

Mientras se multiplican las protestas ciudadanas contra la decisión de vetar la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de varios países, Uber, Twitter, Google y Facebook, además de las anteriormente citadas, han hecho pronunciamientos públicos en contra de la polémica orden. También lamentan las medidas proteccionistas contra México y la decisión de levantar un muro.

No es sólo una cuestión de solidaridad. Muchas de estas empresas, en especial las que tienen sede en Silicon Valley, dependen en parte del trabajo de expertos e ingenieros provenientes de Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen o Irán, que son los países afectados por el veto. Por su parte, los mexicanos han iniciado campañas en redes sociales contra empresas de su vecino del norte, y los norteamericanos lo han hecho con empresas que consideraban alineadas con las tesis de Trump.

Medidas concretas

Algunas multinacionales, como Airbnb y Starbucks, han anunciado por su parte medidas concretas. La empresa de gestión de alquileres ha ofrecido alojamiento gratuito a quienes se vean afectados por las restricciones de viajar por la orden de Trump. Por su parte, la cadena de cafeterías ha anunciado que contratará a 10.000 refugiados durante los próximos cinco años en los países donde tiene presencia.

Su consejero delegado, Howard Schultz ha instado a "construir puentes y no muros" con México, donde la compañía dispone de 600 establecimientos y más de 7.000 empleados, y ha asegurado que Starbucks mantendrá su nivel de inversiones en el país. La semana pasada fue tendencia en Twitter la etiqueta #AdiosStarbucks en el país centroamericano.

También Uber tuvo que hacer frente a la campaña #DeleteUber cuando se interpretó que estaban reventando una huelga de taxistas, que solidarizaban con los inmigrantes detenidos en el Aeropuerto JFK. Posteriormente, Uber negó este intento y aseguró que la empresa estaba trabajando para identificar a conductores de los siete países afectados por el decreto presidencial para poder compensarles.

La prohibición de entrar a Estados Unidos afecta a personas nacidas en siete países de mayoría musulmana, creando un caos jurídico y diplomático cuyas consecuencias están transcendiendo según se aclara la normativa.

Etiquetas
Publicado el
30 de enero de 2017 - 18:15 h

Descubre nuestras apps