El 36% de los positivos en Euskadi los origina la variante británica y se ha detectado ya un primer caso sospechoso de la sudafricana

Gotzone Sagardui, este martes en rueda de prensa

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha manifestado este martes que el 36,75% de los nuevos positivos en COVID-19 de Euskadi están originados ya por la variante del Sars-Cov-2 detectada en origen en el Reino Unido. Además, por vez primera se está investigando un caso sospechoso de haber estado provocado por la variante sudafricana. A falta de los resultados definitivos de los análisis de la muestra -el proceso tarda 48 horas-, se trataría de un contacto de una persona no residente en Euskadi que sí tendría confirmado el contagio con ese origen y cuya "cada de transmisión está perfectamente identificada". En zonas tan cercanas como Navarra ya se había determinado la llegada de esta nueva versión del coronavirus.

Las últimas altas en Birjinetxe: la vacuna devuelve la normalidad a un centro que ha acogido centenares de mayores de residencias con COVID-19

Las últimas altas en Birjinetxe: la vacuna devuelve la normalidad a un centro que ha acogido centenares de mayores de residencias con COVID-19

Sagardui ha indicado que no consta que estas nuevas variedades hayan generado más brotes al margen del ya conocido en un gimnasio de Barakaldo (62 positivos hasta el viernes). Además, ha confiado en que ambas variantes no suponen una mayor transmisibilidad ni una mayor resistencia a la protección que generan las tres vacunas que se están administrando, de las casas Pfizer, Moderna y AstraZeneca. No obstante, ha asumido que su peso en el conjunto de los positivos es cada vez más alto.

En este contexto de incertidumbre, Sagardui ha indicado que hay signos de "ralentización" en la caída de la incidencia. La tasa general en Euskadi se halla en 322 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, alerta naranja, aunque Álava y Gipuzkoa sí que están un escalón por debajo, en alerta amarilla. "Seguimos bajando, pero ahora lo hacemos más lento", ha enfatizado la responsable de Salud, que ha puesto como ejemplo el signo "ascendente" del R0, que mide los casos que origina cada infectado. Sigue en parámetros de seguridad, por debajo de 1, pero cada vez se acerca más a ese umbral. Marca este martes 0,89 y llega al 0,95 en Álava, cuando hace una semana era de 0,79 y 0,72, respectivamente. No ha querido mojarse en si la reapertura precipitada de toda la hostelería por decisión judicial podría estar detrás y, de hecho, ha remarcado que estaría igualmente abierta en la mayoría de lugares por el sistema automático que se aplicaba solamente en las localidades en alerta roja.

Los casos activos caen a 4.452 y la UCI está al 76,75%

Los casos activos de COVID-19 en Euskadi son 4.452. Eran 8.447 hace dos semanas y 6.837 hace siete días. Este martes se han notificado 428 nuevos contagiados, el 4,7% del total de pruebas realizadas. Se reparten en 265 en Bizkaia, 106 en Gipuzkoa y 57 en Álava y el 33,1% eran sintomáticos en el momento de la toma de muestras. En el plano más local, Elgoibar ha salido de la denominada zona de alerta roja al bajar su tasa en 14 días por 100.000 habitantes de 500 y tres pueblos más entran a un nivel verde, que es la tasa que se considera "óptima", menos de 60. Son Mutriku, Ordizia y Urnieta.

En cuanto a la situación hospitalaria, Sagardui ha destacado que "se observan reducciones en el número de ingresos en UCI y en planta" porque "la media de los últimos días es de 51 frente a 80 entre el 27 de enero y el 9 de febrero". Sin embargo, un 37,53% de todas las camas de UCI habilitadas siguen ocupadas con pacientes con cuadros críticos de COVID-19 (todo lo que sea más del 35% se entiende como una situación tensionada) y sumados con los internos con otras patologías la ocupación sube al 76,75%. "Como les digo siempre, prudencia", ha zanjado la consejera.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 13:57 h

Descubre nuestras apps

stats