La auditoría del Tribunal de Cuentas de las elecciones vascas da luz verde a los números de los partidos pero pide más claridad con las facturas

Andoni Ortuzar, acompañado por Leixuri Arrizabalaga e Iñigo Urkullu, en un mitin enDurango

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) ha aprobado ya su auditoría sobre los gastos de las seis formaciones políticas que obtuvieron representación tras las elecciones autonómicas de julio de 2020, PNV, EH Bildu, PSE-EE, Elkarrekin Podemos-IU, PP+Cs y Vox. El órgano, presidido por José Luis Bilbao, exdiputado general de Bizkaia, ha detectado algunas anomalías pero estima que todos los partidos y coaliciones “han cumplido razonablemente con la legislación vigente en materia de gastos y financiación electoral”.

En el capítulo de "recomendaciones" y sin entrar en detalles, el órgano fiscalizador afirma que los partidos suelen contratar por sistema a “un único proveedor” y entiende que “dado el importe de gastos” sería “conveniente” que se articularan procedimientos de “selección de la oferta económicamente más ventajosa”, dado que esos gastos luego se cubren con subvenciones públicas. Asimismo, el Tribunal de Cuentas insiste en que “las facturas aportadas deben incluir claramente la fecha en que se ha realizado el gasto y el concepto”.

El PNV, el partido ganador de las elecciones gastó 1,45 millones de euros en las elecciones, de ellos alrededor de 0,46 en publicidad tanto exterior como en medios de comunicación. El órgano dirigido por Bilbao no aprecia ninguna anomalía en sus cuentas, como tampoco en las del PSE-EE, que desembolsó 1,10 millones. En el caso de EH Bildu, los gastos ascendieron a 1,03 millones. La formación abertzale pudo rescatar un saldo de 267.000 euros no utilizado por la suspendida convocatoria del 5 de abril, en medio del confinamiento general del primer estado de alarma.

Elkarrekin Podemos-IU gastó 475.000 euros y mucho menos en publicidad, apenas 80.000 euros en total. El Tribunal de Cuentas no ha considerado subvencionables algunos viajes por valor de 7.399,81 euros o partidas no electorales por valor de 2.770,90 euros. En cuanto a PP+Cs, contrasta su elevada inversión en publicidad (201.154,73 euros) en relación con su representación final, seis escaños de 75. La auditoría no da concreciones pero afirma que “uno de los partidos de la coalición” ofreció un préstamo de 400.000 euros concedido meses después de los comicios, en septiembre. Finalmente, Vox no atendió la petición de la Junta Electoral de abrir una nueva cuenta en julio y cerrar la de las elecciones canceladas. La formación de ultraderecha solamente declara 725 euros en publicidad exterior y nada en medios de comunicación. 

Etiquetas
Publicado el
28 de marzo de 2021 - 21:33 h

Descubre nuestras apps

stats