La portada de mañana
Acceder
La Audiencia investiga al Banco de Chile por blanqueo de capitales de los Pinochet
Mapa - Nueve provincias superan el 10% de hospitalizados por COVID-19
Opinión - La ausencia de Pere Aragonès, por Javier Pérez Royo

Cientos de personas se movilizan en las capitales vascas para defender que "nadie es ilegal"

Manifestación por el Día del Refugiado en Bilbao este domingo

Cientos de personas se han movilizado este domingo en las tres capitales vascas para denunciar que "nadie es ilegal" y reclamar "vías seguras y legales" que eviten que el mar Mediterráneo sea una "fosa común". Asimismo, han reclamado que la pandemia mundial no se convierta en "un motivo más para justificar la militarización de las fronteras".

Bajo el lema 'Seamos refugio: vías seguras y legales ya', diferentes organizaciones sociales han desarrollado movilizaciones con motivo del Día mundial de las Personas Refugiadas que se celebra este domingo, según informa Europa Press.

En el caso de San Sebastián, la marcha ha arrancado al mediodía desde el Aquarium, mientras que en Vitoria lo ha hecho desde la Plaza de la Virgen Blanca. En lo que respecta a Bilbao, más de medio centenar de personas se han congregado en un ambiente festivo en la Plaza del Teatro Arriaga con pancartas en las que se podía leer 'Seamos refugio, vías seguras', y banderas de Ongi Etorri Errefuxiatuak.

Con la movilización, los organizadores han querido denunciar las políticas migratorias que convierten el mar Mediterráneo en una "fosa común" y han denunciado además que la pandemia de la covid-19 ha provocado no solo un aumento de la pobreza, el racismo y la xenofobia, sino el "recrudecimiento de las políticas de cierre y militarización de las fronteras".

En este sentido, han advertido de que "para que no se repitan las situaciones vividas en Canarias, hacen falta políticas migratorias con otra mirada, planificadas y coordinadas". Según han denunciado, "la peligrosidad de los tránsitos irregulares hace el viaje para muchas de ellas aún más peligroso, exponiéndolas a las redes de tráfico y de trata con fines de explotación sexual".

"A falta de vías legales y seguras, las mujeres asumen mucha violencia sobre sus cuerpos, que se convierten en peaje para poder avanzar", han indicado, para añadir que el Mediterráneo sigue siendo una de las fronteras "más mortíferas del mundo".

Tal y como han señalado, debido al control que la UE ejerce en las fronteras del norte de África, se ha reactivado "la ruta más peligrosa", de tal forma que el pasado año uno de cada cuatro personas que llegó por vía marítima a Europa lo hizo a través de Canarias.

"El recuento de personas fallecidas ya alcanza las 850. Muchas de quienes sí consiguieron llegar al Archipiélago han permanecido en condiciones de extrema precariedad durante meses. Sólo en semanas recientes se han empezado a agilizar los traslados a la península", han añadido.

Además, han denunciado que el pasado año, 80.000 personas solicitaron protección internacional en el Estado español, de las que casi la mitad, el 47% fueron mujeres, mientras que 3.085 personas solicitaron protección internacional en Euskadi, un 36% menos que en 2019.

"La mayoría de las respuestas volvieron a ser negativas, con tasas de reconocimiento muy por debajo de la media europea: el 95% de las personas refugiadas vieron denegada su solicitud de asilo", han criticado.

Por último, han incidido en que debido a la política sistemática de denegación del asilo y a la situación social y laboral, la frontera de Euskadi con Francia, se ha convertido en "una opción para migrantes y solicitantes de asilo, que deciden seguir su ruta hacia el norte para cumplir su proyecto migratorio en otros países de Europa".

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2021 - 19:24 h

Descubre nuestras apps