Euskadi admite que tiene “dificultades serias” para encontrar personal para los ambulatorios y no sólo en la pandemia

Entrada del hospital de Txagorritxu este fin de semana de noche

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, y la subdirectora para la Atención Primaria del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), Susana Martín, han admitido este lunes en el Parlamento Vasco que la más reciente oleada de contagios de coronavirus ha llegado a duplicar la carga de trabajo en algunas áreas de los ambulatorios. Ambas han asegurado que existe un “cambio de tendencia” ya en la pandemia y que hay al menos una “estabilización” en su repercusión asistencial, pero han asumido que los ambulatorios vascos tienen problemas y que los seguirán teniendo más allá de la COVID-19. “Tenemos dificultades serias para encontrar personal”, ha explicado Martín en la Cámara.

Osakidetza cierra las urgencias del hospital de Santiago y centraliza la atención en Vitoria en Txagorritxu

Osakidetza cierra las urgencias del hospital de Santiago y centraliza la atención en Vitoria en Txagorritxu

24 horas después de que miles de sanitarios y no sanitarios salieran a la calle en Vitoria, Bilbao o Donostia para denunciar la situación de la Sanidad pública y las condiciones del personal, el Departamento de Salud se ha escudado en que la falta de manos “no es achacable a esta Administración”. “La planificación de convocatorias no contempló en su día este relevo generacional con la jubilación de muchos profesionales. Esta situación se va a prolongar un tiempo”, ha explicado Martín, que ha detallado que hay 198 vacantes que no se pueden cubrir, 156 de ellas entre médicos de familia y el resto en Pediatría. “No las podemos cubrir porque no hay personal disponible. Y ello contrasta con el esfuerzo de Osakidetza, que nunca ha tenido tanta gente contratada. No estamos de brazos cruzados”, ha insistido la responsable de Primaria en la Sanidad vasca.

Es ya conocido que 140 profesionales jubilados han regresado a sus puestos en las últimas semanas para realizar algunas labores de apoyo, aunque también que en Navidad se tuvo que reducir el horario de atención en unos 60 centros de salud. Sagardui ha apostillado que hay “45.731 personas contratadas”, en general. “Nunca ha habido tal número de personas contratadas. En todos los grupos profesionales, lo que se necesita se contrata. Nunca ha habido un mayor número”, ha señado la titular de Salud.

La consejera y su colaboradora han remarcado que, más allá de los problemas para encontrar refuerzos de personal, sí se han puesto en marcha todas las medidas de refuerzo alternativas. “Seguimos tomando medidas más allá de la situación coyuntural”, ha enfatizado Martín, que ha hablado de “automatización de procesos” y descarga de labores burocráticas, implementar “avances tecnológicos” para acelerar las consultas e invertir 21 millones anuales en equipamientos, edificaciones o herramientas. Los ambulatorios -han recalcado- son el “eslabón principal” para que toda la cadena que es la Sanidad pública ofrezca un servicio de calidad.

En cuanto a la pandemia, la llegada de la variante ómicron del Sars-Cov-2 ha supuesto que las llamadas a los ambulatorio se disparen de 30.000 a 70.000. Se ha admitido que menos del 40% eran atendidas antes de Navidad, aunque ahora “un 60% son atendidas a la primera” gracias la implantación de formularios 'online' para comunicar positivos o bajas laborales (110.000 en 25 días, por ejemplo). “Es un porcentaje que todavía tiene mejora pero estamos logrando que la accesibilidad aumente. Atendemos antes a quien nos llama”, han señalado desde Salud. “La Primaria ha respondido y sigue haciéndolo”, ha enfatizado Sagardui, que ha trufado su comparecencia con una agradecimiento a la labor de los sanitarios que ha repetido en al menos media docena de ocasiones. Eso sí, ha asumido que “se ha puesto a prueba la paciencia de la ciudadanía con tanto cambio” tras la “conquista de ómicron”.

Entretanto, el portavoz del PNV en la comisión de Salud en la que han comparecido Sagardui y Martín, Luis Javier Tellería, ha indicado que le preocupan por igual las manifestaciones de los sanitarios y de los negacionistas y antivacunas, que tuvieron lugar este sábado. Ha indicado que muestran ambas la “subjetividad” con la que se reciben las decisiones del Gobierno vasco. En la segunda se comparó con la Alemania nazi la gestión de las instituciones democráticos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats