Medio céntimo de multa por cada metro cuadrado de suelo protegido arrasado en Hondarribia

Carteles contra el macrocentro comercial en los terrenos de Zaldunborda

El alcalde del municipio guipuzcoano de Hondarribia, Txomin Sagarzazu (PNV), ha impuesto una multa mínima de 500 euros a la empresa Higertoki, promotora del macrocomplejo comercial de Zaldunborda Gaina, por la tala de árboles y relleno de tierras sin disponer de la preceptiva licencia municipal. En total, denuncia el partido Abotsanitz, la empresa arrasó en junio del año pasado una superficie de 10 hectáreas. Se da la circunstancia de que los terrenos están protegidos, puesto que pertenecen a la Red Natura 2000 y al corredor ecológico Jaizkibel-Aiako Harria.

Zaldunborda será un área comercial integrada por un centenar de tiendas, locales de hostelería, 2.000 aparcamientos y una estación de servicio. Los partidos de la oposición —Abotsanitz, PSE-EE y EH Bildu— firmaron en septiembre del pasado año un manifiesto conjunto en el que expresaban su rechazo al proyecto, al que tildaban de "monstruo comercial". Pese a ello, el alcalde tramitó la construcción del macrocentro, apenas 24 horas antes de que el Parlamento Vasco aprobara de manera unánime —también con los votos nacionalistas— una ley que impedía la apertura de ese tipo de espacios.

Los hechos que han motivado la multa impuesta por el Consistorio se remontan a junio de 2019. Fue entonces cuando la empresa promotora del macrocentro comercial, Higertoki, arrasó, sin permiso municipal para ello, una superficie de 100.000 metros cuadrados e hizo un relleno de tierras. Abotsanitz denunció los hechos a la Ertzaintza en julio y recuerda que ya en octubre el alcalde admitió que las obras eran "clandestinas" y que por ello habían de ser sancionadas.

No obstante, Abotsanitz considera que la multa que se ha impuesto a la empresa, de 500 euros, es "irrisoria". "Es la mínima dentro de lo mínimo posible, indicativa del modo de actuar del equipo de gobierno", denuncia Igor Enparan, su portavoz. De hecho, es considerada una infracción leve, que la Ley Vasca del Suelo y Urbanismo sanciona con multas de entre 500 y 5.000 euros. Enparan, sin embargo, considera que debería calificarse, al menos, de grave, lo que acarrearía una multa de entre 5.000 y 50.000 euros. "Se saltan todas las leyes de los estamentos superiores, porque detrás del proyecto hay un interés económico brutal", denuncia.

"Es catastrófico para el pequeño comercio"

La noticia de la multa la ha recibido con indignación el pequeño comercio de Hondarribia. "Estamos indignados, porque sale muy barato destrozar el medioambiente si se es amigo de quien se tiene que ser", señala María Carrera, del colectivo Zaldunborda Gelditu, contrario a la construcción del macrocentro. "El Ayuntamiento facilita la legalización de todo lo que la empresa hace mal", añade.

"El proyecto es catastrófico para un pequeño comercio ya en peligro de extinción", lamenta Carrera, que recuerda una reunión con el teniente de alcalde en la que este les aseguró que las decisiones venían "ya tomadas desde arriba". "Nos hablaron de hasta 400 puestos de trabajo, pero no nos pudieron garantizar que fuesen dignos ni para la gente de aquí", apunta.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2020 - 20:21 h

Descubre nuestras apps

stats