"Tenemos que mirar desde dónde hablamos para valorar si nuestro lenguaje es racista"

Participantes de la asociación Goian en una actividad de Sareak Josten

"Reflexionar sobre cómo miramos el mundo nos hará ser más conscientes del tipo de lenguaje que utilizamos". Es la afirmación de una de las coordinadoras de la plataforma Sareak Josten, Ane Zelaia, de cara al miércoles, Día Internacional contra la Discriminación Racial. La red de asociaciones ha organizado un espacio en el museo BiBat, entre las 18 y las 20 horas, para reflexionar y profundizar en la crítica sobre el racismo de nuestro lenguaje.

Las ponencias de la miembro de la Asociación de Mujeres Musulmanas BIDAYA Hanane Boukhris, la doctora y profesora Amelia Barquín y la activista feminista y licenciada en Estudios Latinoamericanos Gladys Giraldo guiarán el espacio. En una reflexión sobre la islamofobia, la diversidad y el lenguaje y la importancia de lo que se nombra y de lo que no, las jornadas están orientadas a compartir, como las asociaciones unidas bajo Sareak Josten, la importancia de la diversidad y la interculturalidad como un elemento más del enriquecimiento social. Para Ane Zelaia, la idea de que la diversidad es una realidad de la que participa todo el mundo, es fundamental.

El lenguaje lo aprendemos, lo interiorizamos y lo usamos, muchas veces, sin pensar el trasfondo de muchas palabras, pudiendo cometer así discriminaciones con el uso de éste. El lenguaje sexista es un ejemplo muy claro. ¿Nuestro lenguaje es también racista?

La reflexión que hacemos desde Sareak Josten es que en general no es inclusivo, como en el ejemplo que has puesto: el lenguaje sexista. Hemos hecho un trabajo de analizar de qué forma miramos el mundo o miramos al resto; desde dónde miramos, y seguramente nos pase esto en nuestras diferentes formas de expresarnos. Una es el lenguaje, sin duda. La charla de mañana lo que trata es de hacernos reflexionar en torno a ello. Nosotras no somos quiénes para juzgar si cada una de nosotras tiene un lenguaje racista o inclusivo, pero queremos hacernos esa pregunta y creemos que haciéndonosla seguramente seamos más conscientes de qué tipo de lenguaje utilizamos.

Entonces, ¿es solo lenguaje o está directamente vinculado con el pensamiento de las personas?

Desde las diferentes asociaciones en las que trabajamos, la idea ha sido plantear esta charla porque es un debate que tenemos incluso a nivel interno. Qué es lo que nombramos, qué es lo que no nombramos… desde las asociaciones que trabajamos las diferentes diversidades. Desde dónde trabajamos y cuál es nuestro lugar, que en la mayoría de los casos es desde la hegemonía y lo normalizado. Desde ahí miramos el mundo y desde ahí lo nombramos. Creemos que ser consciente de esto da que pensar en cuanto a lo que se excluye en nuestra mirada y forma de hablar.

¿Cuál es esa forma de mirar y de hablar que les ha empujado a organizar estas jornadas?

Muchas veces hemos hablado sobre qué es la diversidad o cómo la nombramos, y la diversidad a veces nos parece que son los demás, las demás culturas que no son la nuestra. Las compañeras saharauis, las nigerianas... Pero diversas somos todas, la realidad es diversa. ¿Desde dónde miramos esa diversidad? Ese es el tema. Una de las conclusiones o temas que tenemos encima de la mesa es ese, hablamos desde Sareak Josten que es una plataforma en la que pensamos que la diversidad enriquece el territorio, pero la realidad es que la propia realidad es diversa. Que los diversos no son las demás, sino que lo somos todas. Es un hecho.

Las tres ponencias de mañana, a parte de esa representación de una realidad diversa, ¿qué pueden aportar a las jornadas?

Amelia el tema de género lo tiene muy trabajado y creo que es una persona muy referencial en educación y en convivencia dentro de Gasteiz. Desde estos tres ejes mantiene unas conversaciones muy enriquecedoras. Hanane es representante de BIDAYA y tratará el tema de la islamofobia. Por último, Gladys, la perspectiva de género desde un punto de vista decolonial. Lo que comentaba antes: cómo miramos el mundo. Creo que el feminismo en los últimos años está haciendo aportaciones muy interesantes a nivel discursivo y práctico en este sentido, y Gladys como activista feminista puede participar de ellas.

¿Ven que este tipo de iniciativas encajan bien en una ciudad como Vitoria-Gasteiz?

Creo que este tipo de iniciativas encajan seguro en cualquier ciudad, en cualquier pueblo y en cualquier barrio. En Gasteiz es un tema que en los últimos años, no tanto el lenguaje pero sí el tema de la necesidad de ser una ciudad inclusiva, se ha trabajado desde diversos colectivos. Se sigue trabajando en el día a día desde colectivos muy pequeñitos. Lo que intentamos tener a través de Sareak Josten son redes y encuentros entre todos ellos. Al final, entre todas tenemos las fuerzas de proponer este tipo convocatorias. Suelen tener muy buena acogida.

Sareak Josten es una red de esos "colectivos pequeñitos". Está conformada por GOIAN, RADIX2, ASVE, ADRA, CEAR Euskadi, Insola-AGLE, Saregune (Sartu-Alava), Adsis, Talur, Kuéntame, Escuela Formación Mujeres- Cáritas, CSCM Landázuri, CSCM Coronación, Mujeres en la Diversidad, ACCEM y ALDARTE. ¿Cuándo unieron fuerzas por la diversidad e interculturalidad?

Si echo bien las cuentas, lleva unos cuatro años en marcha. El año que más fuerza cogió fue con la iniciativa del Gora Gasteiz, un movimiento muy potente a nivel de ciudad. Sareak Josten en esa iniciativa tuvo su lugar y se visibilizó un montón el trabajo que están haciendo las diferentes asociaciones.

¿Tienen más iniciativas como esta a la vista?

Sí, y ahora además estamos en una fase de debate interno. Intentamos aclarar los objetivos que tenemos como red y muchas veces priorizamos el trabajo que tenemos en la calle y se nos olvida un poco. Teniendo en cuenta que estamos muchas asociaciones y que cada una trabaja en un ámbito diferente, es muy enriquecedor. Este curso queremos darnos un poco de espacio para esa reflexión interna. Aun así, todos los años tenemos las fiestas autogestionadas del Casco Viejo, y como bastantes asociaciones nos movemos en este entorno con sus vecinos y vecinas, siempre aprovechamos esa ocasión para hacer alguna dinámica.

¿Qué reflexión buscan promover en las personas que se acerquen a participar en las jornadas?

Yo diría que una de las reflexiones sería ese 'desde dónde nombramos el mundo' y 'desde dónde se nos nombra'. En la última parte, cada una de las ponentes hará una pregunta al público y la última que tenemos recogida es la de Gladys. Creo que para finalizar es una pregunta que puede sugerir mucho de cara a futuro: ¿Qué alianzas anti-racistas podemos tener a nivel de ciudad?

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats