La exresponsable de Organización de EA y EH Bildu, Maider Carrere, imputada también tras la denuncia de los críticos

Maider Carrere, con Otegi y Mujika en un acto político de EH Bildu

Los críticos de EA han dado a conocer este sábado que la denuncia penal que presentaron hace un año por estas fechas contra la dirección de la formación integrada en EH Bildu ha motivado la citación en calidad de imputados de dos nuevos cargos del partido, Hugo Uruñuela, director de la Fundación Alkartasuna, y Maider Carrere, responsable de Organización y Finanzas del partido desde 2011 hasta 2017 -antes fue secretaria general de las juventudes, llamadas GA- y directora de Organización de la coalición desde entonces hasta la primavera de este año, en la que ha pasado a ser gestora de Archivos de EH Bildu. Con anterioridad estaban ya investigados el portavoz, Iker Ruiz de Egino, y el responsable actual de Organización Mariano Álava, que son también cargos públicos.

Los críticos de EA denuncian la llegada de expedientes de expulsión a su líder, Maiorga Ramírez, y cuatro dirigentes

Los críticos de EA denuncian la llegada de expedientes de expulsión a su líder, Maiorga Ramírez, y cuatro dirigentes

A juicio de este sector, capitaneado por Maiorga Ramírez, impulsado por los líderes territoriales de Álava, Gipuzkoa y Navarra y apoyado por el fundador y lehendakari, Carlos Garaikoetxea, es "muy grave" que Eva Blanco, como secretaria general, tenga a dos de sus más estrechos colaboradores imputados en una causa dirigida por la titular del juzgado de Instrucción 3 de Vitoria, María Elena Rodríguez Molpereces. Se trata de la misma sala que analiza la denuncia falsa de una joven que fue candidata de Vox y que aseguró haber sido agredido por un grupo de menores magrebíes o el caso de la exportavoz en Vitoria de EH Bildu, Miren Larrion, que sustrajo la documentación de una colega de la formación y aperturó una cuenta corriente.

Recalca el sector de Ramírez que los imputados lo están "por la presunta comisión de delitos por su gestión y actividades internas en el partido". La causa se originó en las polémicas primarias de 2019, tras las cuales Blanco fue proclamada secretaria general en sustitución del dimitido Pello Urizar, que ganó a los críticos en el congreso de 2017, ya marcado por la división. Otra sentencia ha ordenado ya esas primarias han de ser repetidas porque la candidatura de Ramírez fue anulada sin que fuera proporcionada su exclusión a pesar de no haber alcanzado el mínimo de avales en la pequeña organización de Iparralde. Además, el congreso del partido que medirá las fuerzas de ambos bloques está ya convocado para 2022.

¿En qué se basa la denuncia? Los críticos entienden que ellos no pudieron acceder al censo de afiliación y que, por el contrario, sí lo hizo el sector oficial, incluida Carrere, entonces ya fuera de EA y en EH Bildu. Sobre Ruiz de Egino, además, indican que pudo alterar un acta de la Ejecutiva del partido, la de una sesión que anuló la candidatura de Ramírez. Ahora van un paso más allá y demandan una "auditoría externa" que analice ese censo de militantes ante la duda de que puede estar "nutrido de personas fallecidas".

Aunque la batalla ha pasado de política a personal -los críticos acusan a Blanco de represión por unos expedientes de expulsión a sus principales portavoces-, existe una diferencia clara en la concepción que de EA tienen ambas facciones. El sector oficial defiende el actual modelo de EH Bildu, que ha pasado de ser una coalición o suma de partidos al uso a apostar más por las estructuras unificadas e incluso por la figura de los 'bilkides', que son los militantes propios y que ni siquiera tienen por qué serlo de los partidos promotores. Por el contrario, el entorno de Garaikoetxea reclama más personalidad propia dentro de EH Bildu para no quedar supeditado a la estrategia del socio principal, Sortu.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats