El paro se sitúa en Euskadi en el nivel más bajo desde hace casi 14 años y se marca récord de afiliación

Idoia Mendia durante su intervención en el Parlamento.

Belén Ferreras


0

El mes de noviembre suele ser irregular para el empleo, según las series estadísticas de datos de paro, pero el de este año ha marcado récord de generación de puestos de trabajo, con 3.565 afiliados más a la Seguridad Social, que ronda ya el millón de cotizantes en Euskadi. Un buen dato de afiliación que se acompaña de un importante descenso del desempleo en 1.035 personas respecto al mes anterior, lo que sitúa en 110.710 el número gobal de trabajadores que están en paro. La cifra es todavía elevada, pero es “la más baja desde enero de 2009”, según ha señalado la vicelehendakari segunda y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia. “Hoy hay más gente que nunca trabajando con derechos en Euskadi”, ha dicho en su valoración de los datos en el Parlamento Vasco.

Urkullu anuncia en persona una investigación a dos colegios concertados de Bilbao por cobrar cuotas ilegales

Urkullu anuncia en persona una investigación a dos colegios concertados de Bilbao por cobrar cuotas ilegales

El mercado de trabajo vasco sigue mostrando en estos datos síntomas de fortaleza pese a la incierta situación económica motivada por la crisis que se arrastra de la pandemia, agravada después por la guerra de Ucrania. La vicelehedakari Mendia ha destacado que no quiere exibir los datos como un “trofeo”, pero ha hecho hincapié en la importancia de la subida de la afiliación a la Seguridad Social, es decir de cotizantes, en un contexto demográfico complejo para Euskadi: “Superamos por primera vez en Euskadi las 993.000 personas trabajando y con derechos. Esto no es la exhibición de un trofeo, sino que abre una reflexión política. La población vasca apenas ha aumentado desde hace 14 años, y en este tiempo se han jubilado 83.000 personas. Sin embargo, hay 10.000 personas más con trabajo y con derechos que hace 14 años, 55.000 más que desde que comenzó la legislatura”, ha incidido, poniendo en valor el trabajo desarrollado por el Gobierno vasco en estos cuatro años, entre ellos, mecanismos de protección al empleo de los trabajadores como los ERTE pactados con los agentes sociales: “Cito los ERTE en primer lugar porque es un dato del que hemos estado pendientes durante todo este año en el que se han vuelto a asomar de nuevo grandes amenazas. Y hoy solo hay una décima parte de las empresas que lo tienen solicitado con respecto a las que había antes de la guerra. Y el número de personas trabajadoras que están a día de hoy en esta situación es la cuarta parte que a inicios de este año. Por lo tanto, es más una herramienta de flexibilidad que otra cosa”, ha señalado.

También ha resaltado la contratación indefinida a las puertas de la Navidad. “Las Navidades son típicas para la contratación eventual justificada, que es la única posible hoy en España gracias a la reforma laboral. Por eso nos fijamos en el diferencial con respecto a la misma época del año pasado, y el incremento interanual de nuevos contratos indefinidos es del 52%”.

En concreto, los datos conocidos este viernes rompen con el estancamiento en la reducción del paro que se dejó notar en el mes de octubre. Aunque lo más significativo es la generación de empleo, es decir, el aumento de cotizantes a la Seguridad Social. Euskadi sumó durante el pasado mes un total de 3.565 afiliados, un 0,36% más que el mes anterior, y situó el número total hasta los 993.255, con lo que se acerca a la cifra récord del millón de cotizantes.

En lo que se refiere al paro, el número de desempleaados descendió respecto al mes de octubre en 1.035 personas, un 0,93% menos, con lo que el número total de desempleados se situó en 110.710. En comparación con noviembre de 2021, el número de parados bajó en el País Vasco en 7.069 personas (-6%). Por Territorios Históricos, del total de parados, 62.617 se sitúan en Bizkaia, 19.007 en Álava y 29.086 en Gipuzkoa. En el territorio vizcaíno el paro ha descendido en 602 personas respecto al mes anterior (-0,95%), mientras que en Gipuzkoa ha bajado en 114 (-0,39%) y en Álava en 319 (-1,65). También noviembre ha sido un buen mes en el conjunto del Estado, con un descenso del número de parados de 33.512 desempleados respecto al mes anterior (-1,1%).

Pese a lo “positivo” de los datos, Mendia ha reconocido “las amenazas que tienen hoy las empresas, ni a las demandas laborales para que los cambios y las dudas no se salden con una devaluación salarial”. No obstante, ha insisitido en que “con los datos de este mes, con los del conjunto del año y de la legislatura, creemos que hay razones añadidas para seguir explorando acuerdos que garanticen la viabilidad de las empresas y las condiciones de trabajo digno”.

De hecho, los datos del paro permiten al Gobierno mantener el optimismo de cara al futuro pese a esas incertidumbres que reconocen. Este mismo viernes el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha asegurado en el Parlamento que “las amenazas” cogen a Euskadi “en buena forma, con empresas fuertes, creación de empleo, poco paro, y unas instituciones públicas preparadas para atender las necesidades de los colectivos más necesitados”. Ha reiterado además, que la economía vasca está manteniendo el tiempo“ y ”casi con toda seguridad“ crecerá un 2,1% el próximo año. 

Criticas sindicales a la precariedad y demanda de empleo de calidad

Frente a al optimismo del Ejecutivo, los sindicatos han ofrecido la otra cara de la moneda en la valoración de los datos de desempleo. ELA ha señalado que los datos de la contratación indican que el 75% de los contratos firmados han sido de carácter temporal, es decir, “tres de cada cuatro contratos firmados en noviembre han sido temporales”, aunque en incluye en su valoración a Navarra. También señala que, según Lanbide, “menos de la mitad (49%) de los contratos indefinidos firmados en noviembre han sido a jornada completa en la CAPV, lo que supone que solo el 12% de los contratos firmados han sido indefinidos a jornada completa”.

LAB ha señalado que “una de cada dos trabajadores vive en situación de precariedad pese al descenso del paro”. Además, han denunciado que detrás de los contratos fijos discontinuos “hay una alta tasa de inestabilidad. Gracias a la reforma laboral, la patronal está aprovechando este nuevo tipo de contrato utilizando la inestabilidad laboral en favor de sus intereses”, afirman.

CCOO- Euskadi ha valorado que estos datos confirman que, a pesar de la “ralentización” de la economía ya experimentada en el tercer trimestre, el mercado laboral se sigue “mostrando activo”. “Las empresas y demás empleadores siguen teniendo necesidad de profesionales para atender los servicios que prestan y la reforma laboral sigue mejorando la estabilidad del empleo”, ha destacado, y ha insistido la necesidad de se mejoren las “condiciones laborales” de los trabajadores para que recuperen el poder adquisitivo de los salarios “vinculándolos, sin excusas empresariales, al IPC”.

Desde UGT- Euskadi, Arantxa Niño, secretaria de Formación y Empleo, ha considerado vital la reivindicación de un empleo de calidad, “que pasa no solo por las contrataciones estables, si no que deben ir acompañadas de salarios adecuados para tener condiciones de vida dignas”. En este sentido, ha recordado que se está perdiendo el poder adquisitivo por la elevada inflación anual.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats