Los presupuestos del Parlamento Vasco mantienen el reparto de entradas para la ópera y otros eventos

La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, en el Zinemaldia de 2020

Fuera del foco, el Parlamento Vasco aprobó a finales de diciembre no solamente los presupuestos para 2022 del Gobierno de Iñigo Urkullu sino también las cuentas para su propia gestión y las del Ararteko, la Defensoría del Pueblo. Ascienden a 35,17 y 6 millones de euros, respectivamente. En el primer caso, se mantiene como viene ocurriendo desde más de una década la partida para adquirir entradas de ópera que se regalan a sus señorías, como también para tener pases para el Festival de Cine de San Sebastián y otros eventos. En el segundo caso, un año más el personal de confianza de los dos altos cargos (un equipo de 34 personas) es mucho más elevado que la plantilla de funcionarios (19) y, además, se prevé sumar otros dos asesores con una retribución estimada de 126.667,10 euros.

El Gobierno vasco urge a Vitoria a completar las obras en Abetxuko para evitar nuevas inundaciones

El Gobierno vasco urge a Vitoria a completar las obras en Abetxuko para evitar nuevas inundaciones

Parlamento Vasco, 35 millones

En la Cámara hay 75 electos y con ellos trabajan 111 funcionarios y 56 asesores, a los que se suman personal externo como la unidad de la Ertzaintza con presencia 24 horas -con cargo a los presupuestos ordinarios del Departamento de Seguridad- y otras subcontratas privadas. La presidenta, Bakartxo Tejeria, tiene una retribución de 104.184 euros anuales, los miembros de la Mesa y los líderes de los partidos perciben 88.665 euros y los parlamentarios rasos 75.327 euros. Los salarios del personal oscilan entre los 29.412 de los ujieres a los más de 100.000 del letrado mayor, que tiene un complemento específico. Un asesor raso tiene una nómina fijada de 51.973 euros aunque no es infrecuente que los partidos gestionen este dinero poniendo límites o aprovechando la suma total para crear más plazas. Un asesor de la presidenta puede llegar a 79.251. Desde hace años hay puestos asignados nominalmente a personas que nunca pisan la Cámara y trabajan en las sedes de los partidos. Así ocurre con una fotógrafa adscrita al gabinete de Tejeria mientras el Parlamento precisa de un contrato externo para ofrecer el servicio.

Por convenio, se destina el equivalente al 3,5% del salario del personal funcionario al fondo de pensiones Elkarkidetza. Existe una partida de 3,9 millones para financiar a los grupos políticos de la Cámara, que son cinco, PNV, EH Bildu, PSE-EE, Elkarrekin Podemos-IU y PP+Cs, a los que se añade Vox con un tercio de los recursos del Grupo Mixto. Es una subvención de 3.046 euros mensuales por escaño y 18.280 euros mensuales por grupo. Los parlamentarios tienen también dietas de locomoción concebidas para cubrir los gastos para el trabajo en la circunscripción de la que proceden. Son 370 euros mensuales para los electos alaveses, 543 para los vizcaínos y 596 para los guipuzcoanos. Anualmente, ello supone 452.680 euros, a los que suman 111.000 en dispositivos Vía-T de telepeaje. Estos complementos suscitaron polémica en su día ya que se abonan también en los meses inhábiles (enero, julio, agosto y parte de septiembre) -si bien sí hay un número importante de parlamentarios que siguen desplazándose a la Cámara en esos períodos- y durante años los amenazados por ETA que tenían seguridad que incluía coche también los cobraron.

Es en el área de “Prensa y Comunicación” en la que se destinan 15.000 euros a “programas culturales”, que se traducen en “entradas de los festivales de cada uno de los territorios históricos (ABAO [Ópera de Bilbao], Cine de Donostia, Teatro de Vitoria-Gasteiz y Quincena Musical [de Donostia]”. En el caso de la ABAO vizcaína hay otro convenio de patrocinio de 30.000 euros, así como otro de 5.500 con el Orfeón Donostiarra. En el caso de EH Bildu, por ejemplo, explican que “reparten” las entradas gratuitas que les corresponden a escuelas de música (en el caso de la ópera) o de cine (en el caso del Zinemaldia), así como a oenegés en el caso del teatro de Vitoria.

Los presupuestos parlamentarios prevén también algunas inversiones para continuar con el impulso al vehículo eléctrico o a la eficiencia energética. También se destinarán 140.000 euros a comprar nuevos terminales de telefonía móvil. Contemplan, asimismo, una nueva moqueta para el salón de plenos. En general, las cuentas de la Cámara destinan un 55% a gastos de personal -sumados parlamentarios, asesores y funcionarios-, un 23% a funcionamiento, un 17% a transferencias y subvenciones y un 5% a inversiones.

Ararteko, 6 millones

Los presupuestos de la institución dirigida por Manuel Lezertua se presentan como un dotación “equilibrada” para el desarrollo de las funciones del 'ombudsman', la tutela de los derechos de la ciudadanía ante las actuaciones de los poderes públicos. Se explica en la memoria de las cuentas que la institución ya hizo un esfuerzo de contención en 2009 con la crisis económica -se habla de un recorte de hasta un 11%- pero la Defensoría mantiene una estructura de personal como más personal de libre designación que de plantilla. Las nóminas se llevan el 74% del total disponible para todo el ejercicio.

El organigrama del Ararteko se configura en torno a dos altos cargos, Lezertua como 'ararteko' e Inés Ibáñez de Maeztu como adjunta. Su salario es de 95.183,90 y 86.143,68 euros anuales, respectivamente. Son 19 los funcionarios adscritos a esta institución, un documentalista, un ayudante de archivo, dos administrativos contables, dos técnicos informáticos, dos ujieres y once auxiliares administrativos bilingües. Tienen salarios de entre 29.412,04 y 52.705,94 euros. Los denominados “eventuales”, elegidos de manera discrecional, son 34, con nóminas de entre 36.311,10 euros y 87.340,40 euros. Hay un secretario general, Faustino López de Foronda, una responsable económica, una de comunicación y otra de relaciones sociales y estudios, un gestor del área de Infancia, doce “responsables de área”, siete “técnicos” de área y tres “responsables de atención ciudadana”. También son cargos de libre designación y no funcionarios la traductora, las secretarias del 'ararteko' y de su adjunta, otros tres secretarios y el chófer (48.206,62 euros es la retribución prevista, casi un 6% que el funcionario que hace ese trabajo en el Parlamento). En 2022, debido a la transferencia de Prisiones a las instituciones vascas, se ha previsto incorporar a dos especialistas en esa materia también de manera directa, como asesores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats