La portada de mañana
Acceder
La ampliación de aeropuertos choca con el compromiso climático del Gobierno
Sánchez enfría el regreso del rey Juan Carlos I
Análisis - Si no es Convergència, se le parece mucho, por Neus Tomàs

Un vecino de Bilbao, en riesgo de desahucio después de que el Obispado vendiera su bloque de viviendas al Gobierno vasco

Fachada del edificio propiedad del Obispado en Bilbao

El sindicato de Inquilinas- Maizterrak ha denunciado que Carlos, vecino de Bilbao, se encuentra en riesgo de desahucio por una demanda presentada por el Obispado. Este vecino, que cuenta con una discapacidad reconocida del 45% por tener esclerosis múltiple, lleva más de 60 años viviendo en un piso de 50m2, en el número 6 de la calle Virgen de Begoña. El piso fue alquilado por sus padres y como herencia, el alquiler pasó a ser suyo. Sin embargo, la propietaria decidió donarlo al Obispado del Bilbao, quien optó por vender 14 de los 15 pisos -todos menos el de Carlos, el único que se encontraba habitado- del edificio al Gobierno vasco por 1,7 millones. Ahora, el Gobierno vasco ha decidido destinarlos a alquiler social y Carlos deberá abandonar su casa.

"La intención es solucionar de la mejor manera posible esta cuestión. Se le han ofrecido alternativas y se sigue dialogando con él para intentar llegar a un acuerdo. La Fundación Eguzkilore está en contacto con esta persona y le ha ofrecido personalmente una propuesta para resolver su situación antes de que se lleve a cabo el desahucio. En breve le llegará la oferta formal, por escrito", explican desde el Obispado de Bilbao a elDiario.es/Euskadi.

Desde el sindicato aseguran a este periódico que la propuesta que se le realizó "no fue en firme" y que desde la Fundación Eguzkilore, promovida por Cáritas, le han indicado a Carlos, que ellos "le pueden ofrecer alternativas, pero no tienen la última palabra". "Las alternativas que le dan son el alquilar una vivienda a precio de mercado o compartir piso con otra persona. Hemos acudido con él a trabajo social de base, pero no cuenta con el porcentaje suficiente de discapacidad como para que le otorguen un piso", señalan desde el sindicato.

Preguntado por qué el Gobierno vasco no compró la vivienda en la que vive Carlos, al igual que las otras 14 del edificio, desde el Obispado han señalado que la este vecino "no formaba parte del conjunto de inmuebles del antiguo 'Hogar Sacerdotal' que fue el que se ofreció al Gobierno vasco para alquiler social, aunque esta vivienda está situada en el mismo edificio que el citado Hogar Sacerdotal. En todo caso, la venta realizada al Gobierno vasco, no tiene nada que ver con este piso", aseguran.

La vista sobre el desahucio está prevista para el 15 de julio, mientras tanto desde el sindicato "están trabajando" en movilizaciones para hacer visible la situación del vecino de Bilbao, que ha declinado realizar declaraciones por el momento a este periódico dada la delicada situación anímica en la que se encuentra.

El área de Vivienda del Gobierno vasco, liderada por el consejero socialista Iñaki Arriola, anunciaba en enero de este año la compra por algo más de 1,7 millones de euros de 14 pisos y una lonja que eran propiedad del Obispado de Bilbao. Según señalaron el objetivo de dicha compra es reformarlos e incluirlos en el catálogo de viviendas protegidas destinadas al alquiler de la agencia autonómica Alokabide. Se trata de viviendas de la década de 1950 del antiguo 'Hogar Sacerdotal'.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2021 - 21:14 h

Descubre nuestras apps