Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Del ‘caso Koldo’ al Grupo Mixto: la última semana de Ábalos en el PSOE
Un año de la Ley Trans: "Somos personas normales haciendo cosas normales"
Opinión - Aviso a navegantes: los mensajes entre líneas de Ábalos. Por Ignacio Escolar

La Policía confirma que el detenido por el asesinato de una mujer en Lugo la conoció la noche del crimen

Dos agentes de Policía Nacional en la puerta de la vivienda donde fue localizado el cadáver de Cristina Cabo

Gonzalo Cortizo

1

El presunto asesino de Cristina Cabo conoció a su víctima la misma noche en la que acabó con su vida. Ambos coincidieron en un local de ocio de la ciudad de Lugo y posteriormente se desplazaron hasta el domicilio de la mujer en donde se produjo la brutal agresión. La Policía Nacional ha confirmado que el detenido es un varón de 32 años, establecido en la ciudad desde el pasado mes de septiembre. Los investigadores destacan la extrema violencia con la que el hombre actuó contra la mujer, a la que golpeó por todo el cuerpo mientras le asestó alrededor de veinte puñaladas.

El cadáver de Cristina Cabo, de 42 años, fue hallado por su hermana el pasado domingo en su domicilio del centro de Lugo. Llevaba sin tener noticias de ella desde el día anterior y alertada ante la falta de respuesta a sus llamadas decidió presentarse en su domicilio. Una vez allí, se encontró con la tragedia. La llamada a la policía se realizó a las diez de la noche y desde entonces los agentes iniciaron una investigación contra reloj que ha dado como resultado la detención de la persona a la que los investigadores consideran como único responsable.

En solo 24 horas la Policía pudo reconstruir las últimas horas de vida de Cristina Cabo y localizar a la persona que conoció la noche de su asesinato. Los agentes conocían al presunto asesino, a quien con anterioridad habían identificado por una denuncia del robo de un bolso y presuntas amenazas a su propietaria. La detención se produjo en su domicilio, ubicado en la otra punta de la ciudad de Lugo, y en ella participaron una docena de agentes que tuvieron que lidiar con la resistencia del presunto asesino que no colaboró en ningún momento con su detención.

El detenido ejerció “una gran resistencia”, según asegura la Policía, pero fue reducido y trasladado a dependencias policiales, donde se le trasladó a calabozos para ser oído en declaración antes de su pase a disposición judicial. En la tarde de este martes se procedió a realizar el registro de su domicilio y allí los agentes encontraron diferentes efectos, entre ellos el ordenador portátil de la víctima.

Etiquetas
stats