La portada de mañana
Acceder
España acusa nuevas dificultades en el rastreo en pleno ascenso de contagios
¿Puigdemont, de vuelta? La respuesta de Llarena, clave en sus movimientos
OPINIÓN | Batet, alto y claro, por Esther Palomera

Somos españoles hasta para hacernos 'selfies': peculiaridades del autorretrato hispánico

Chica haciéndose una shelfie (Foto: Hoja de Router)

El flamenco, los toros y las sevillanas. Son tradiciones que no gustan a todos los españoles, pero que, de algún modo, han quedado grabadas como algo intrínseco de nuestra forma de ser en el cerebro de muchos turistas.

Sin embargo, no podemos culpar tampoco a los visitantes por pensar eso. Aunque nos pese, algunos de los famosos tópicos que rodean a los españoles resultan ser verdad. Ya lo dijo una marca de embutidos: nuestra alegría, las fiestas que nos pegamos y lo generosos que solemos ser (véanse, por ejemplo, los trasplantes de órganos).

Spain is different’, ya lo sabemos. Y en relación con los 'selfies', también. El pasado miércoles, el fabricante de consumibles de electrónica Sandisk organizó, en cinco países, una gigantesca cita para intentar batir un record mundial: tomar 1.000 'selfies' al mismo tiempo. El escenario elegido en nuestro país fue la Universidad Complutense de Madrid, y consiguió reunir a cerca de 200 estudiantes.

HojaDeRouter.com estuvo en el evento con la intención de interrogar a los participantes acerca del 'selfie' y sus normas no escritas. Las respuestas que obtuvimos demuestran que las peculiaridades españolas también están presentes en la autofoto.

El 'selfie', sin pasarnos

Sorprende, pero resulta que es cierto: a pesar de estar de moda, muchos estudiantes no son demasiado amigos del autorretrato. “Hombre, alguna sí tengo, pero no es algo que me haga habitualmente ni las subo a las redes sociales”, nos cuenta Alba. “Yo, al día, no siempre; pero a lo mejor al mes, cinco”, confiesa Alejandra. “Un par de veces al mes”, señala, por su parte, Javier.

Hay excepciones. “Yo me hago como 20 o 30 al día”, indica Victoria. Ella, al parecer, responde al patrón que siguen estos sujetos excepcionales. “La creída del grupo”, explica su amiga Marta. “Ella se hace muchas porque es una diva”, afirma, por su parte, Lucía, señalando a Soila, en otro grupo de amigos. La coqueta, la mejor amiga del 'selfie' en la piel de toro (¿como en todas partes?).

El 'selfie', sin retocar

Natural como la vida misma. Así les gustan a las autofotos a los estudiantes de la Complutense. “A mi me da igual salir feo”, nos confirma Iván, y en ello también está de acuerdo su amigo Pelayo: “Hay que salir natural, es lo gracioso”.

“Alguna vez he subido una foto sin retocar, no soy la típica que las va retocando para verse guapa”, explica Virginia. “¡Prohibido!”, exclama Eva, que forma parte de otro grupo de chicas. “Además, siempre las intento hacer, si no con el móvil, con la réflex”.

Si no te gusta como sales, mejor no las subas. Carlos las tiene guardadas en su móvil, y Javier intenta evitar publicar autorretratos extraños. Eso sí, 'selfies' recién levantados no. “Me la haría, otra cosa es subirla”, señala Cinthya. “Sé que está de moda, pero no, paso”, indica Soila. “Qué horror”, exclama Carlos.

Hacer el tonto, fundamental

Los españoles se saltan a la torera el error más común en un 'selfie': los morritos. Esa posición labial tan imitada rompe con la naturalidad y la honestidad que deben tener las buenas autofotos. A lo estudiantes les da igual. “Con cualquier cara salimos guapas”, explica Marta. “Muchas veces hemos salido haciendo el tonto, y borracha también”, señala, por su parte, Virginia.

“Yo suelo poner caras raras”, indica Carlos. “[Hay que expresar] ausencia de normalidad, porque si todas las fotos te las haces iguales, ¿para qué las quieres?”. “Tienen que ser graciosos”, comenta Pelayo. “Si las fotos son para impresionar un poquito, pues te pones más guapo. Pero, si son para tus colegas, sales haciendo el tonto”.

El 'selfie', mejor con amigos

Y como la mayor parte de los 'selfies' las hacemos en mitad de una fiesta, mejor salir acompañado de nuestros amigos. “No suelo hacerme fotos sola, sino acompañada”, señala María.

“Como ya nadie lleva cámara, pues al final, cuando sales de fiesta, haces las fotos con el móvil”, indica, por su parte, Alejandra. “Yo no tengo cámara frontal y se me da muy mal hacer [la foto] desde atrás”, comenta Lucía. “Por eso me las hago con amigos”.

Hombres versus mujeres

A la pregunta de si existen diferencias entre el 'selfie' masculino y el 'selfie' femenino, casi todos tienen la respuesta clara. “Las chicas no se hacen la foto para salir graciosas, sino para salir guapas”, asegura Iván. “Los chicos se hacen 'selfies' sin más y las envían por Whatsapp; las chicas no la mandan a cualquiera, la retocan. Tienes que salir bien en las fotos”, explica Alba.

Aunque no todos están de acuerdo. “Depende del tío y de la tía, y de la situación”, opina María. Y Paula cree que es por ‘postureo’. “Yo no he visto muchos 'selfies' de tíos. A lo mejor, en plan: estamos aburridos, vamos a hacernos una foto”. “Es más normal el 'selfie' femenino”, afirma Alicia. “En los chicos lo vería un poco raro, a no ser que sea un 'pose' de la vida. Un chico de 'Hombres, mujeres y viceversa'”.

Aquí no se presume

Para que un autorretrato se convierta en un 'selfie', subirlo a una red social resulta obligatorio. La gente nos tiene que ver para que una lluvia de ‘me gustas’ caiga sobre nosotros. Las normas sociales de los 'selfies' dictan que no has de recurrir a la falsa modestia. Los comentarios señalando lo horroroso que sale uno mismo en la imagen deben evitarse. De lo contrario, tarde o temprano, la gente nos empezará a odiar.

¿Y a nosotros? ¿Nos odian ya? “Hombre, eso nunca se sabe. Siempre hay algún 'me gusta' indeseado”, cree Alejandra. “Yo recibo 'jajajaja' y muchos 'me gusta'. Y si puedes, contestas con otro haciendo el tonto”, señala, por su parte, Pelayo. Si lo hacen, puede que no lo sepamos nunca. “A mí lo que me pasa es que cuando veo a alguien que sale muy bien en un 'selfie', lo que hago es no darle 'like', por envidia”, afirma Lucía.

Podemos concluir que los jóvenes españoles se han subido al carro yanqui de los 'selfies', pero tienen sus propias reglas. Además, pasan bastante de las modas pasajeras. Muchos de los estudiantes consultados desconocen qué es un 'selfie' extremo o un 'sellotape selfie' (ponerse celo en la cara). Lo que quieren es echarse unas risas. Risas que se vieron en el evento y que constituyen la esencia del 'selfie' español. Lo de siempre: nos gusta la fiesta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats