Los líderes de la UE marcan el paso a May: dejar la UE el 22 de mayo si gana el voto en los Comunes o decidir un plan B antes del 12 de abril

La primera ministra británica, Theresa May (c-d), conversa con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte (i), y con su homólogo bélgica, Charles Michel.

Theresa May pedía una prórroga hasta el 30 de junio. Pero los líderes le han dado otra respuesta, con un doble escenario. La propuesta que cobró fuerza con el paso de las horas y terminó siendo consensuada es la siguiente: si la primera ministra británica gana la semana próxima la votación en la Cámara de los Comunes del acuerdo de "retirada mejorado" conseguido el 11 de marzo en Estrasburgo y ratificado ahora en Bruselas, la fecha límite para que Reino Unido deje la Unión Europea pasa del 29 de marzo al 22 de mayo.

Error 404: Brexit not found

Error 404: Brexit not found

"El Consejo Europeo acuerda una prórroga hasta el 22 de mayo de 2019, siempre que el acuerdo de retirada sea aprobado por la Cámara de los Comunes la próxima semana. Si el acuerdo de retiro no es aprobado, el Consejo Europeo acuerda una prórroga hasta el 12 de abril de 2019 y espera que el Reino Unido indique un camino a seguir antes de esta fecha para su consideración por el Consejo Europeo".

Pero si May pierde, el Reino Unido tendrá que decidir antes del 12 de abril, fecha límite para la convocatoria de las elecciones europeas, qué quiere hacer: retirar la petición del Brexit, salir de la UE sin acuerdo o pedir una extensión más larga que conllevaría concurrir a las elecciones europeas. Pero no sólo eso, para pedir una extensión más larga debe dar razones y motivos, que pueden ser desde una convocatoria de elecciones generales hasta un segundo referéndum.

"Ya hemos hecho todo lo que podemos hacer", ha dicho el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, "el ambiento ha sido positivo, pero no se puede seguir jugando con nosotros hasta que se nos agote la paciencia".

Además, los 27 reiteran su rechazo a renegociar el acuerdo de retirada pactado con May a finales de noviembre:

"El Consejo Europeo reitera que no puede haber una apertura del acuerdo de retirada pactado entre la Unión Europea y el Reino Unido en noviembre de 2018. Cualquier compromiso unilateral, declaración u otro acto debe ser compatible con la letra y el espíritu del acuerdo de retirada".

Y dan su visto bueno al "acuerdo mejorado" sellado entre Theresa May y Jean-Claude Juncker el 11 de marzo en Estrasburgo:

"El Consejo Europeo aprueba el Instrumento relativo al acuerdo de retirada y la Declaración Conjunta que complementa la Declaración Política acordada entre la Comisión Europea y el gobierno del Reino Unido en Estrasburgo 11 de marzo de 2019".

Las "intensas discusiones", según fuentes diplomáticas, han dilatado hasta las 23.00 una reunión que tendría que haber acabado antes de las 19.00, hora a la que estaba prevista una conferencia de prensa de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, y Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.

El problema no era sólo que hubiera opiniones distintas, es que son 27 y han tomad todos la palabra... Y que sólo se puede conceder la prórroga a May por unanimidad. Es decir, todos han de estar de acuerdo con la decisión que se tome para poder tomarse una decisión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado satisfecho a la salida de la reunión: "Ha sido una reunión larga, intensa, pero hemos llegado a un acuerdo: salvaguardar la institucionalidad y la seguridad jurídica, en cuanto a la participación o no de Reino Unido en las elecciones y a su salida de la UE, además de atender a la petición de la prórroga de Theresa May. Se ha llegado a un acuerdo satisfactorio que plantea dos escenarios distintos. Para España es un buen acuerdo".

"La UE ha hecho un esfuerzo adicional con los acuerdos de Estrasburgo", ha afirmado Sánchez, "es una muestra más de que no queremos el caos, ahora debe decidir el Parlamento británico".

En todo caso, los 27 también han insistido en los preparativos para la hipótesis de un Brexit sin acuerdo:

"El Consejo Europeo pide que se continúe el trabajo para preparación y contingencia en todos niveles de las consecuencias de la retirada del Reino Unido, teniendo en cuenta todos los posibles resultados".

La propuesta inicial de Tusk de dar la prórroga al 22 de mayo, en su borrador de conclusiones distribuido antes de la reunión y adelantado por Politico, despejaba dudas procedimentales: la Comisión entendía que si Reino Unido estaba en la UE para el 23 de mayo, debía concurrir a las elecciones; mientras que el Consejo Europeo entendía que había margen hasta el 2 de julio, fecha de constitución del Parlamento Europeo.

La propuesta de Tusk, presidente del Consejo, se alineaba con el guardián de los tratados, Jean-Claude Juncker, con la fecha del 22 de mayo, después asumida por los 27 y que iba en sintonía con un informe del equipo de Juncker, publicado por El Mundo, que arremetía contra una prórroga del Brexit hasta junio.

Etiquetas
Publicado el
21 de marzo de 2019 - 18:19 h

Descubre nuestras apps

stats