La portada de mañana
Acceder
Las tres derechas vuelven a Colón con Vox al frente, el PP dividido y Cs a rastras
Así es la "cultura de la temporalidad" en España
Opinión – Vayamos aún más allá, por Elisa Beni

El nuevo Kia Stonic estrena versiones microhíbridas y mejoras en seguridad y conectividad

Kia Stonic.

Desde su lanzamiento en 2017, el Stonic acumula cerca de 33.000 unidades vendidas en España y se ha convertido en el tercer modelo más demandado de Kia, con casi uno de cada cinco vehículos entregados por la marca. En la hora de su facelift, insiste en el diseño juvenil y desenfadado como divisa principal, pero asume mejoras en el terreno de la conectividad, la seguridad y, especialmente, la oferta de motores, con la incorporación de dos propulsores de hibridación ligera (MHEV) y etiqueta Eco.

También es novedad en la gama la terminación deportiva GT Line, que luce un aspecto más atractivo y dinámico al tiempo que supone el nivel de acabado más alto de los tres ahora disponibles.

El SUV del segmento B está a la venta desde ahora mismo a un precio de 12.250 euros con el descuento vigente este mes de mayo. La oferta se aplica a la versión básica (Concept) asociada a un motor 1.2 DPi de gasolina, atmosférico de 84 caballos, y un cambio manual de cinco velocidades.

El catálogo mecánico se completa con el nuevo motor microhíbrido 1.0 T-GDi, que se ofrece en dos niveles de potencia, 100 y 120 CV, y se combina con un cambio manual inteligente (iMT) de seis marchas o, en el caso de la versión más potente, uno automático de doble embrague del mismo número de velocidades.

Estas variantes de hibridación ligera tienen precios comprendidos entre los 15.844 euros del 1.0 T-GDi de 100 CV en acabado Concept y los 21.694 euros del modelo de 120 CV en acabado GT Line. Este último puede incorporar por 1.000 euros más el Pack Premium, que incluye sistema de detección de ángulo muerto y de reconocimiento límites de velocidad, faros de led y control de crucero adaptativo (solo si lleva también cambio automático, en cuyo caso el paquete se encarece 200 euros).

El Stonic mantiene las cotas de la primera generación, con 4,16 metros de largo y 2,58 m de distancia entre ejes. El diseño exterior muestra un alojamiento diferente para las luces antiniebla y llantas de 16 pulgadas de nuevo diseño para las versiones Concept y Drive. El GT Line estrena paragolpes delantero y trasero más prominentes, entradas de aire frontales en el color elegido para el techo, difusor trasero, doble salida de escape y llantas de 17 pulgadas, entre otros detalles.

La carrocería está disponible en siete colores, dos de ellos nuevos, o bien en ocho combinaciones de dos colores, tres de ellas también nuevas. El maletero se mantiene en los 352 litros, que pasan a 1.155 al abatir los respaldos de los asientos traseros.

En el interior debutan, según versiones, una pantalla central de 8 pulgadas, el panel de instrumentos de 4,2”, el asiento del pasajero regulable en altura y el Bluetooth para dos dispositivos distintos. Los modelos GT Line disponen de volante en forma de D y con logo específico, asientos exclusivos igualmente con el logo bordado y acabados en imitación de carbono.

También es novedad la inclusión de tres modos de conducción -Eco, Normal y Sport- que modifican la respuesta de la dirección, el motor y la transmisión del coche. Haciendo uso de todos ellos en función de la zona por la que circulábamos durante la presentación, desde ciudad a autovía y carreteras secundarias, hemos obtenido de la versión MHEV de 120 caballos un consumo medio de solo 5,2 litros/100 km.

El papel del sistema eléctrico de 48V

En ambas variantes microhíbridas, el sistema de 48 voltios se encarga de poner en movimiento el vehículo, asistir al motor de combustión interna en las aceleraciones y recuperar energía para la pequeña batería en las frenadas y deceleraciones, y cuenta además con un modo vela que apaga el motor para ahorrar combustible y emisiones, siempre que se disponga de energía suficiente almacenada.

El Stonic da un salto cualitativo en dotación de seguridad al poder contar con dispositivos como el asistente de mantenimiento de carril, alerta de colisiones en el ángulo muerto, cambio automático a luces de carretera, alerta de fatiga del conductor, frenada de emergencia, reconocimiento de señales de velocidad, control de crucero adaptativo o asistente para evitar colisiones perpendiculares en la parte posterior, entre otros.

El modelo puede ofrecer además los servicios conectados de Kia, entre los que se cuentan la información del tráfico en tiempo real, así como de estaciones de servicio, aparcamientos y lugares de interés, la alerta de controles de velocidad y la previsión meteorológica.

A las funciones habituales del sistema telemático UVO Connect, como la localización del coche y el resumen de nuestros desplazamientos, se agregan ahora la navegación -a pie- de última milla, información y transferencia del perfil de usuario y la alerta de vehículo arrancado, que envía una notificación al conductor cuando deja el vehículo arrancado y la puerta abierta, con lo que se reducen las emisiones de CO2 y se evita un posible accidente debido a asfixia por acumulación de gases.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2021 - 17:45 h

Descubre nuestras apps

stats