La portada de mañana
Acceder
Los sanitarios advierten de la grave situación en la Comunidad de Madrid
Villarejo confesó una operación para que Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP
Opinión - Es el sistema, amigos, por Neus Tomàs

Vuelta al cole telemática y a contrarreloj en Jumilla: "Las indicaciones que nos han dado son esperpénticas"

Un profesor da una clase de forma telemática en su centro

La Región de Murcia reestructura el retorno lectivo in extremis en varios puntos del territorio. Hace seis días mandaba a la "fase 1" a Jumilla y obligaba a introducir la vuelta al cole telemática tanto a esta localidad como a la pedanía de Caravaca de la Cruz, Archivel, por su alta incidencia de casos. Finalmente, y a solo 48 horas del comienzo de curso, el Gobierno murciano decidió que los municipios de Lorca, Lorquí y Totana comiencen las clases vía online y con las aulas completamente vacías.

"Afrontamos esto con mucha incertidumbre", relata Valerie Duran, presidenta del AMPA del colegio jumillano Mariano Suárez y madre de tres hijos. "Con toda la ilusión que tenían los niños de volver al colegio el próximo lunes. Sabíamos que iba a ser distinto, pero ahora va a ser más anormal todavía. La información nos llega poco a poco y no para de cambiar, por lo que no sabemos cómo será el inicio del curso".

"Es de obligado cumplimiento que todo el profesorado acuda al centro educativo, donde no tenemos los medios suficientes para poder trabajar" protesta Fuensanta Olivares, jefa de estudios del colegio Mariano Suárez. "Durante el confinamiento nos autoabastecimos con los equipos de nuestras casas". Desde el Ayuntamiento de Jumilla coinciden con la jefa de estudios, donde aseguran que "los centros no están preparados para asumir las clases telemáticas" .

"La Consejería vive otra realidad completamente distinta a la realidad de las aulas. E imagino que no solamente en Jumilla. Están legislando quienes no conocen la realidad de los centros educativos. Las indicaciones que nos han dado son esperpénticas", lamenta Olivares. La además docente ahonda en el problema: “Nosotros en el centro tenemos tres monitores con cámara web y ninguno está en las aulas. El resto son ordenadores con más de seis años. Imagínate lo obsoletos que están".

Las dudas sobre cómo se gestionará la vuelta al cole a distancia crecen para José Luis Ortiz, tutor de una clase de cuarto de primaria y profesor de educación física: "Yo lo tenía todo preparado para empezar de manera presencial. Tenía todo el patio adaptado para que tengan su distancia. Había preparado actividades para que no interactuasen y los niños tuvieran una separación entre ellos. Íbamos a tener material de uso personal y reciclable, algunos incluso elaborados por ellos. Eso ya no me sirve".

"Sería mejor que nos dejasen trabajar en casa"

Con "resignación", el docente ha preparado nuevo material, aunque muestra sus inquietudes: "Yo mandaré actividades para que se muevan en casa, pero siempre con mucha prudencia porque no todas las viviendas están igual acondicionadas. Si tienen poco espacio se pueden resbalar y caerse y darse con una mesa". La jefa de estudios del centro Mariano Suárez denuncia que ante situaciones como esta la Consejería no les ha facilitado directrices para adaptar el currículo: "La responsabilidad de los cambios curriculares dicen que es del Ministerio de Educación. Realmente es Madrid quien regula los currículum generales pero es competencia de las CCAA adaptarlos".

"Una cuestión curiosa: legislan el pin parental y sacan la orden, pero no asumen la responsabilidad de facilitar el trabajo a través de la flexibilización. Esa responsabilidad la trasladan al Gobierno central, señala Olivares. A la jefa de estudios le inquieta especialmente que ocurrirá con los niños que están en periodo de adaptación: los menores que comienzan el primer curso de infantil o de primaria y que de acuerdo con la LOE/LOMCE deben incorporarse gradualmente a la vida en las aulas. "El alumno de tres años nunca ha estado en el centro. Y me dicen que eso no es lo importante ahora –son unos 200 en todo el municipio-".

"La sensación de impotencia va aumentando", confiesa Olivares. "Encima a mí me obligan a venir al centro educativo y mis tres hijos se van a quedar en casa. Yo no me puedo quedar con ellos, porque no puedo teletrabajar". La alternativa que ofrecen para que los docentes puedan conciliar es solicitarlo a Recursos Humanos, que valorará individualmente la situación de cada docente. "La mitad del claustro del colegio ha solicitado el teletrabajo, 10 profesores de 19, ya que tenemos hijos menores de 13 años", asegura Olivares, que critica que la conciliación no llegará a tiempo para el primer día del curso, en el que la totalidad del personal docente deberá asistir al centro escolar.

"Sería mejor que nos dejasen trabajar en casa" , subraya Ortiz. "Pondremos nuestros medios, que son mejores que los que nos facilitan en nuestros centro. Mi mujer también es maestra de este centro y ni siquiera el ordenador de su aula funciona".

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2020 - 20:32 h

Descubre nuestras apps

stats