“Bobos, que os den”: un concejal del PP insulta a los vecinos de su ciudad por rechazar seis mil hectáreas de macrogranjas

Cerdos en una explotación ganadera en España

Elisa M. Almagro


1

Un concejal del municipio murciano de Yecla, gobernado por el Partido Popular, ha arremetido en redes sociales contra vecinos de la localidad por no querer más macrogranjas en el municipio. El Ayuntamiento yeclano presentó la Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Yecla, que contemplaría la apertura de seis mil hectáreas de macroexplotaciones porcinas.

Una propuesta que ha puesto en pie de guerra a los habitantes de la ciudad, a través de la plataforma Salvemos el Arabí, que denuncia que estas explotaciones podrían amenazar la salud de los vecinos: “La atmósfera sería irrespirable durante casi todo el año en un radio de varios kilómetros en torno a las granjas, las balsas de decantación y las parcelas sujetas a abonado de purines”, resume.

En las publicaciones, que ya ha retirado, el concejal de Transparencia y Participación Ciudadana llamaba “bobos que siguen la dictadura progre” a los que “dicen no a las granjas de prácticamente todo tipo, pero luego les encanta ponerse hasta el gallete de bocatas de jamón”.

Desde la plataforma ecologista local Salvemos el Arabí y Comarca, consideran estas declaraciones una “gravísima falta de respeto a la mayor parte de Yecla que se ha posicionado en contra de la ganadería industrial”: “Es inadmisible que un concejal, pagado con dinero público, trate de esa manera a los vecinos que tiene que defender y servir. Debería pedir disculpas al pueblo de Yecla y dimitir”, remarcaba Alejandro Ortuño, portavoz de la Plataforma.

Propuesta con “lagunas técnicas”

De acuerdo con Salvemos el Arabí, las modificaciones del nuevo plan de ordenación contemplan los vientos dominantes -aquellos que soplan mayoritariamente en una dirección en un tiempo y espacio concretos- como único criterio para la disposición del terreno para superficies ganaderas. “La propuesta es vaga y tiene muchas lagunas técnicas, hay que concretarla mucho más”, subraya Ortuño.

La asociación ecologista asegura que el proyecto no contempla la carga ganadera ni el volumen de residuos. Tampoco existe una simulación de dispersión de contaminantes para saber si estos llegarían al casco urbano o a zonas rurales protegidas.

Otro municipio de la Región que ha regulado las macrogranjas ha sido Lorca. Hasta el asalto al pleno por parte de una treintena de ganaderos, el consistorio contaba con el apoyo de todos los sectores sociales. Desde Salvemos el Arabí denuncian que el consistorio no ha escuchado sus inquietudes sobre la modificación general, mientras que el ayuntamiento se escuda en que “no pueden prohibir una actividad que por ley es legal”. La asociación ecologista matiza que solo piden limitaciones frente a este tipo de explotaciones.

Finalmente la moción lorquina se aprobó con los votos de los partidos gobernantes -PSOE y Ciudadanos, e Izquierda Unida-Verdes y la negativa de PP y Vox.

Entre las medidas se encontraba la limitación de construir nuevas granjas porcinas a menos de 1.500 metros del suelo urbano del núcleo de pedanías, colegios, centros de salud y consultorios médicos, ni de la propia ciudad; tampoco a menos de 500 metros de manantiales o fuentes naturales catalogadas, ni a menos de 100 metros de ramblas o cauces recogidas en el Inventario de Cauces de la Región de Murcia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats