eldiario.es

9

El 'no' de la diputada de Podemos impide el gobierno socialista en La Rioja en segunda votación

La última oferta del PSOE pasa por que Podemos tenga dos viceconsejerías, Igualdad y Reto Demográfico, además de la dirección de Vivienda

La única diputada de Podemos, que reclamó tres consejerías, pide tener peso en el Gobierno como condición para votar a favor de la socialista Concha Andreu

Andreu ha contado en la votación de este jueves con los apoyos de su grupo –15 diputados– e IU, muy dura en su intervención desde la tribuna contra su compañera de coalición electoral

ENCUESTA | ¿Ha hecho bien la diputada regional de Podemos en La Rioja al no apoyar la investidura de la candidata del PSOE?

110 Comentarios

Podemos pide a "las dos partes" ceder en La Rioja tras 24 años del PP

Raquel Moreno, diputada de Podemos, este miércoles en el parlamento autonómico EFE

Podemos, por segunda vez en 48 horas, ha bloqueado la investidura de la socialista Concepción Andreu como nueva presidenta de La Rioja. Hasta el último segundo, la única diputada del partido morado, Raquel Romero, ha reclamado entrar a un Gobierno de coalición y, ante el 'no' del PSOE, ha votado como los representantes de PP y Ciudadanos, mientras que Andreu sólo ha sumado el apoyo de IU, muy crítica con sus antiguos socios y con sus exigencias. La convulsión que vive la región es tal que los círculos de Podemos de Logroño, Haro y Bajo Iregua han enviado un comunicado pidiendo "perdón" por el "bochornoso espectáculo ofrecido". Romero ha recibido abucheos en el hemiciclo, hasta el punto que el presidente de la Cámara, Jesús María García, ha tenido que llamar al orden a los presentes. Andreu, por el contrario, ha sido largamente ovacionada por los suyos y ha estado arropada por cuadros socialistas como el lehendakari Patxi López.

La sesión plenaria en el Parlamento autonómico, abierta a las 13.00 horas tras una mañana de negociaciones y "nervios", según lo ha definido la propia Andreu, no ha servido para cambiar la posición de Podemos, que cerró sin alcanzar sus objetivos las dos reuniones celebradas en las últimas 24 horas, la de la tarde del miércoles y que se alargó hasta la noche y la de apenas 15 minutos de la mañana de este jueves. El PSOE no acepta una coalición de Gobierno -arguye que no tendría mayoría absoluta un Gobierno con Podemos al no estar en él IU- y se ha ceñido a ofrecer a los morados dos viceconsejerías, Igualdad y Reto Demográfico, y una dirección general, la de Vivienda. 

De nada ha servido el llamamiento de última hora, desde la tribuna del hemiciclo, de la propia Andreu, buscando un cambio de postura en Podemos. "A tiempo está de votar a favor y de iniciar un camino diferente. A tiempo estamos. Otorgue su voto afirmativo, pongamos de nuevo el reloj a cero y evacuemos con calma a la derecha del poder. La Rioja nos está esperando", ha solemnizado. En un claro reparto de papeles, el portavoz del PSOE ha sido más duro y ha puesto voz a la desazón que cunde en las filas de los socialistas riojanos. "¿Qué pasa? ¿Qué no pueden dirigir esas políticas bajando la ventanilla de un coche oficial?", ha espetado Raúl Díaz sobre las exigencias moradas.

Tanta una como el otro han lamentado que Podemos haya priorizado hablar de reparto de cargos y de no programa y medidas. Asimismo, han criticado que los negociadores de Podemos hayan venido a La Rioja desde Castilla-La Mancha, la primera comunidad donde socialistas y morados firmaron una coalición. "¿Qué hacen unos señores de Guadalajara, Ciudad Real y Cuenca en los pasillos de este Parlamento?", ha ironizado Díaz. Andreu, por su parte, ha asegurado que sus interlocutores manchegos "no sienten" ni La Rioja ni la necesidad de acabar con 24 años de mandato del PP.

Según ha comentado Andreu a los periodistas, "estos señores han consumado una felonía". Mirando a la próxima investidura de Pedro Sánchez en el Congreso, la candidata socialista ha indicado que "viendo cómo son las personas" de Podemos "puede ocurrir de todo". Asimismo, preguntada expresamente por si activará un 'plan B' con Ciudadanos, no ha querido ser clara y simplemente ha dicho que está abierta al diálogo con "todos" para evitar las nuevas autonómicas en otoño. 

Los dardos de IU a Podemos

Sorprendentemente, el discurso más duro contra Podemos ha llegado de sus antiguos socios de IU en Unidas Podemos. La diputada Henar Moreno, que sí apoya al PSOE, ha llegado a asegurar que la mayoría democrática ha quedado "pervertida" en La Rioja un 18 de julio de 2019, como ocurrió en España un 18 de julio de 1936. Ha apelado al 15M y ha manifestado que el partido político surgido al calor de aquellas movilizaciones "ha decidido traicionarles en pro de conseguir una serie de consejerías. Y ha añadido: "Una entrada en un Gobierno no sabemos para quién y -lo que es más importante- no sabemos para qué". Moreno también ha aludido a los "señores castellanomanchegos" y a que su única preocupación era obtener asientos en el Gobierno y no cambiar las políticas. "Ha decidido usted tirar a la basura toda la ilusión que se generó el 26 de mayo", ha zanjado una Moreno ovacionada por la bancada socialista mientras su excompañera de Unidas Podemos la miraba con cara de circunstancias.

Romero, sola en la bancada central del hemiciclo, ha pasado el pleno jugueteando con una botella de agua. En su discurso, que ha sido recibido con abucheos, ha asegurado que el PSOE ha "avergonzado" a La Rioja y a la comunidad frente al resto de España por no querer cerrar un acuerdo. "Quieren nuestro voto pero no quieren nuestra presencia", ha indicado Romero, que ha insistido en que los próximos dos meses son suficientes para "negociar". "Tómese unos días y póngase a trabajar. Eviten unas elecciones", ha lanzado Romero a Andreu.

Según Podemos, en La Rioja "ha pasado Madrid". Ferraz "no deja" a Andreu formar un Gobierno de coalición como los de Valencia o Baleares porque está en juego la investidura de Pedro Sánchez y las negociaciones con Pablo Iglesias. "El PSOE de La Rioja es una sucursal de Ferraz", ha dicho Romero. Alrededor del Parlamento han aparecido numerosos carteles con su cara asociándola con PP y Ciudadanos. Algunos viandantes han increpado en la calle a los negociadores de Podemos. Ella ha culpado de ello a las bases socialistas.

Así ha sido la mañana

Dos delegaciones de PSOE y Podemos encabezadas por Andreu y Romero se han reunido este jueves a partir de las 10.00 horas en el Parlamento riojano, concretamente en una sala de comisiones con retratos del Rey y de los expresidentes de la Cámara –todos hombres menos una mujer–. Ha llegado antes el equipo morado –con un negociador de Castilla-La Mancha que logró una coalición con Emiliano García Page la pasada legislatura– y después el socialista. 

Anoche se levantaron de la mesa de negociación sin acuerdo y las posturas no se han movido tras el descanso acordado. La última oferta del PSOE pasa por que Podemos tenga dos viceconsejerías, Igualdad y Reto Demográfico, además de la dirección de Vivienda. Según Andreu, una coalición sería ineficaz porque no garantizaría la estabilidad parlamentaria al haberse roto Unidas Podemos y garantizar sólo 16 de los 33 escaños. Ha añadido, además, que ha mirado a la cara a sus interlocutores para que le expliquen por qué no consideran suficiente dirigir áreas clave como Igualdad en una comunidad que no tiene leyes propias en la materia.

15 minutos de reunión

La reunión, de hecho, apenas ha durado 15 minutos. "A los 5 minutos ya estaba claro que no venían con ánimo de negociar", ha manifestado Romero en conversación con este periódico, en la que ha lamentado que el PSOE haya utilizado "todos los sinónimos de la palabra 'nunca' habidos y por haber" para rechazar que el partido de Pablo Iglesias entre a un Ejecutivo de coalición. Podemos llegó a reclamar tres consejerías, sin descartar que una de ellas fuera una vicepresidencia. Ahora su reclamación pasa por tener "peso" –sin aclarar lo que esto significa– en el Gobierno. Según Andreu, la petición de asientos en el Consejo de Gobierno seguía siendo "plural", es decir, más de un consejero, aunque no ha habido concreciones.

Minutos antes de la votación Romero todavía declaraba su "disposición a negociar" pero "no a ser subalternos del PSOE", es decir, que mantenía la exigencia de una coalición de Gobierno. "Queremos participar en el Consejo de Gobierno. No entendemos el veto radical a Unidas Podemos. Sólo lo podemos entender si hay un odio visceral", ha indicado Romero. Dentro de la coalición electoral, que se rompió poco después del inicio de la legislatura, la diputada de IU sí tiene un acuerdo con los socialistas que ya se hizo visible en la primera votación de investidura.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha