eldiario.es

9

El vodevil de Podemos en La Rioja en diez actos

El origen de la guerra civil que vive el partido morado a pesar de haber logrado cargos en el Gobierno de Concha Andreu parte de una organización debilitada y carcomida por las crisis internas

El equipo técnico de Podemos en la región ha enviado una carta a las bases muy crítica con Raquel Romero, diputada y nueva consejera, a la que da por expulsada

105 Comentarios

Concha Andreu, en el centro, con Raquel Romero y Nazareth Martín

Concha Andreu, en el centro, con Raquel Romero y Nazareth Martín

Alguien que decía hablar en nombre de Podemos, el pasado mes de julio, quiso convertir la política riojana en 'Borgen', serie danesa que retrataba las negociaciones en Dinamarca. Pero el vodevil en que degeneró aquello, como ha escrito el cronista local Daniel Ortiz, ha acabado por hacer de ella una pasaje de 'La vida de Brian', con varios 'frentes judaicos' enfrentados entre sí y hablando en nombre del partido de Pablo Iglesias, quien guarda silencio sobre la situación allí. La comunidad autónoma menos habitada no tendrá que repetir elecciones y la mayoría progresista excepcionalísima salida de las urnas de mayo (17 escaños a 16) ha permitido a la socialista Concha Andreu acabar con 24 años seguidos de poder para la derecha. Pero, al mismo tiempo, Podemos vive una auténtica guerra civil interna con el Parlamento y el Gobierno de rehenes. Así ha sido el culebrón en diez actos.

1 - Una organización debilitada

Para comprender la situación actual de Podemos en La Rioja hay que remontarse unos meses atrás en el tiempo. El partido encaró las elecciones autonómicas -y el resto de procesos electorales de 2019- en una situación muy debilitada. Germán Cantabrana, exportavoz en el Parlamento, salió de la política refiriéndose a las "cloacas" de su propia formación. Denunció a la organización dirigida por Kiko Garrido por despedirle del grupo parlamentario y también por excluirle de las primarias. Ganó ambos procesos y el partido pasó a estar controlado por una gestora con el propio secretario general al frente. Así lo resumió Cantabrana en una rueda de prensa: "El secretario general, Kiko Garrido, ha propuesto una gestora, con Kiko Garrido en la gestora, que ha designado a unos candidatos, entre los que está Kiko Garrido, y Kiko Garrido como gestor y candidato ha ido a Madrid y ha dicho, por favor, firmadme este documento".

2 - Una candidata llegada desde Berlín

Desde Madrid, Podemos suspendió las primarias en La Rioja y señaló como candidata a Raquel Romero, que iba de 'número cuatro' en la lista de Garrido en ese fallido proceso interno. Romero, riojana pero residente en Berlín en los últimos años y desconectada de la política local, había trabajado para la organización exterior de Podemos e incluso había sido ocasionalmente su portavoz. Una vez cerrados los acuerdos con IU y Equo, Romero continuó como cabeza de lista de la coalición con Henar Moreno de IU como 'número dos' y el propio Garrido como tercero. Pero los resultados electorales fueron malos, malísimos. En un contexto de crecimiento de la izquierda, se dejó 8.000 votos y dos escaños. Así las cosas, Romero -licenciada en Periodismo por la Universidad del País Vasco de 37 años- fue la única electa morada el 26 de mayo.

3 - Los hombres de Castilla-La Mancha

Podemos arañó a Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha un primer Gobierno de coalición. Los artífices de aquel acuerdo adquirieron cierto predicamento interno en la organización y ofrecieron sus servicios aquí y allá, Valencia, Aragón, Navarra, Euskadi... y La Rioja, comunidades donde los socialistas necesitaban apoyos para superar a la derecha. Algunas fuentes los vinculan al sector de Ramón Espinar y hablan de un intento de lograr apoyos territoriales orgánicos para 'asaltar' la dirección de Pablo Iglesias. Allá donde los secretarios territoriales han tenido una estructura sólida y propia, el papel de este grupo ha sido menor. Pero con un partido famélico, en La Rioja han entrado hasta la cocina. Avalados por Garrido, el suyo ha sido un servicio integral, desde la estrategia política a la comunicación. Asesores como Mario Herrera -edil en Ciudad Real que no llega a la treintena-, Axier Amo o Francis Gil, entre otros, se han convertido en la sombra de Romero en estos meses. Pocas fotografías existen de la actual consejera en las que no esté Herrera a su lado. En La Rioja han recibido todo tipo de apelativos, desde "hombres de negro" hasta "conspiradores". Pero lo cierto es que su objetivo inicial cuando aterrizaron en Logroño está conseguido: que Podemos esté en el Gobierno de la presidenta socialista, Concha Andreu.

4 - La ruptura con IU

La agresividad negociadora de los manchegos -tolerada por la gestora que los autorizó- llevó a que a la coalición Unidas Podemos se le quedara muy grande el adjetivo. IU, con un escaño en el Parlamento, pronto interpretó que lo prioritario era cerrar un acuerdo programático con el PSOE centrado en cuestiones sociales como la Educación. Renunció desde el principio a estar en el Gobierno, aunque logró un asiento en la Mesa del Parlamento para la propia Moreno. "Podemos decide no apostar por lo programático y, en definitiva, mira única y exclusivamente a los puestos", se quejó la portavoz de IU en este periódico. Moreno y Andreu cerraron un acuerdo y la investidura estaba avanzada pero no cerrada, faltaba el voto número 17, el de Romero. "No es tanto los votos que tengas, sino lo necesarios que sean", razonaron los manchegos, que quisieron exprimir esa capacidad de influencia.

5 - El fracaso de la primera investidura: "La zorra y el cabrón"

Así las cosas, en la negociación con el PSOE los negociadores morados pidieron no sólo entrar al Gobierno sino "Consejerías", remarcando la 's' final para que constara que eran más de una. Incluso se habló de una vicepresidencia. Ante la avalancha de críticas, en el argumentario se aludió a un acuerdo en los noventa con el Partido Riojano en el que los socialistas habían sido generosos en el reparto de cargos. Andreu y el secretario general socialista, Francisco Ocón, se negaron y su oferta final fue que Podemos dirigiera Vivienda, Igualdad y Reto Demográfico -"en la Laponia española", ironizó Andreu- pero sin rango de Consejería. Romero, sin contemplaciones, dijo 'no' y no le tembló el pulso al votar lo mismo que PP y Ciudadanos en las dos primeras votaciones de investidura de julio. Ni siquiera la petición de Pablo Echenique le hizo cambiar de opinión. En la tribuna, para sorpresa de todos, se permitió leer a los socialistas una fábula, la de 'La zorra y el cabrón', algo que muchos entendieron como una referencia velada a Andreu y Ocón. "Deben salir los negociadores manchegos de Podemos", sentenció la ahora presidenta y entonces candidata en este periódico.

 La diputada de Podemos, Raquel Romero, acompañada por uno de los asesores llegados de Castilla-La Mancha

Mario Herrera se lleva de la mano a Raquel Romero en el Parlamento de La Rioja ABEL ALONSO / EFE

6 - Martín, propuesta como consejera

Tras el lío monumental de julio -unos días antes de que el PSOE y Unidas Podemos no pudieran pactar tampoco en España-, las aguas se calmaron y hasta mediados de agosto no se retomaron los contactos. Los manchegos regresaron y los socialistas ofrecieron esta vez áreas menos potentes (Derechos Humanos, Participación, Cooperación o Migración) pero con el rango de Consejería. Hubo acuerdo. Antes de la firma, el "equipo técnico" de la gestora propuso al PSOE como consejera de Podemos -tenía que ser una mujer para tener un equipo paritario- a Nazareth Martín, asesora en el Ayuntamiento de Logroño, asistente a las negociaciones con Andreu y pareja de Garrido. Las voces de "nepotismo" pronto empezaron a surgir y también una paulatina escisión entre Romero y sus asesores, por un lado, y el tándem Garrido-Martín, por el otro. Varios testigos han visto estos días discusiones fortísimas en público entre Romero, que nunca ha ocultado su ambición de ser consejera, y Garrido. 

7 - Romero se postula y empieza el fuego amigo

El sábado pasado, los canales oficiales de Podemos adelantaron que Martín sería la consejera de Andreu en el Gobierno de coalición. La dirigente morada inició ya el trabajo de confección de su estructura e internamente dejó caer que no contaría con los colaboradores de Romero. Ahí la ruptura fue total y, como adelantó este periódico, se abrió una pugna por los nueve puestos en el Ejecutivo. El entorno de Romero empezó a denunciar que la diputada, como miembro del "equipo técnico", nunca había dado luz verde al nombramiento de Martín y que la operación la había teledirigido Garrido, que además iba a ser el 'número dos' de la Consejería con rango de director general. Los hechos se aceleraron el martes, en los momentos previos a la decisiva votación de investidura. Romero no tenía otra que votar que sí, ya que las bases así lo habían mandatado por amplia mayoría. Y ella misma había firmado el acuerdo con el PSOE y con IU. La diputada acabó la sesión llorando. Se acercó a la presidenta electa y le pidió directamente que la nombrara para el cargo. Entretanto, la presión contra Martín creció exponencialmente con informaciones sobre su pasado -algunas pocas ciertas y otras medias verdades-. Era sobre todo fuego amigo, de los enemigos internos actuales y de rivales de Garrido en el pasado. La propia Andreu valoró con preocupación esas informaciones y comprobó algunas de ellas. Finalmente, oficialmente por motivos personales, Martín renunció y la organización propuso como consejera a una mujer de su confianza, Amalia Revuelta. Pero era ya tarde.

8 - Romero consejera...

Tras muchos quebraderos de cabeza -a Andreu le desespera depender de una organización como Podemos aunque, a la vez, ha encontrado en IU un socio leal-, el PSOE decidió arriesgarse y apostar por Romero como consejera. ¿Por qué? Fuera o dentro de la disciplina del partido, ella tiene el voto decisivo en el Parlamento y, mal que bien, tiene también la llave de la "estabilidad". Horas antes del nombramiento, su entorno utilizó el logo oficial del partido en La Rioja para denunciar en un comunicado que la propuesta de Revuelta era "ilegítima" y que la única candidata posible era Romero. La gestora replicó que sólo son válidos los comunicados enviados desde las direcciones oficiales de correo electrónico. Andreu, entretanto, comunicó a las 19.30 horas los nombres de su gabinete, incluido el de Romero. El partido replicó anunciando que daba por roto el pacto con el PSOE y con IU por la "traición" y avisó también de consecuencias en ayuntamientos donde mantiene acuerdos con los socialistas como Logroño y Haro. Pero la otra facción del partido niega valor y eficacia política a esos mensajes. En este escenario, un edil en Logroño de Equo -socio menor de Unidas Podemos- ya ha dicho que él mantiene los pactos y que no atiende esa petición. Antiguos miembros de Podemos han acompañado a Romero en su toma de posesión como consejera ofreciendo la sensación de que el poder de la gestora es cada vez más reducido.

9 - ...y Romero diputada

Entretanto, la consejera de Podemos ha asegurado que seguirá siendo también la diputada de Podemos en el Parlamento. Es algo expresamente vetado en los estatutos del partido morado, pero legal. A nivel operativo, eso sí, es prácticamente inviable compaginar ambos cargos. Un grupo con una sola diputada requiere de su presencia en todos y cada uno de los debates. Y cuando lleguen las sesiones de control al Gobierno, si Podemos quiere preguntar a su consejera, ¿preguntará Romero y se contestará a sí misma? La clave es que si Romero deja su escaño para centrarse en el Ejecutivo su sustituto sería Garrido. Voces del entorno de éste ya plantean la expulsión de Romero, pero es desconocida la fuerza de la gestora para hacerlo y, desde luego, no sería el primer caso de un cargo expulsado que retiene su acta. El plan es que Romero aguante en el Gobierno unos meses hasta que se encuentre un perfil adecuado para el cargo y su sector haya tomado las riendas de la organización en La Rioja tras salir reforzados por las estructuras de poder institucional logrados. En los próximos días se conocerá si, como se prevé, algunos de los asesores manchegos acceden a cargos en La Rioja, bien en el grupo parlamentario o bien en la Consejería. 

10 - Un negro futuro

El futuro para Podemos en La Rioja es negro. De hecho, sólo coinciden todas las partes en que unas elecciones acabarían con la exigua mayoría de izquierdas. También entra en juego el factor de las posibles generales en noviembre. ¿Qué pasará con Unidas Podemos en La Rioja cuando en la región Podemos e IU están enfrentadas abiertamente? ¿Quién será el candidato de consenso en una organización partida y deshecha a nivel personal? De momento, el "equipo técnico" ha enviado una carta a las bases muy crítica con Romero, a la que da por expulsada: "Nuestro asiento en el Parlamento hoy se queda vacío". Y añade sobre el papel de los colaboradores manchegos: "Hemos recibido chantajes, amenazas y mentiras con forma de dossier, cuyo contenido está lleno de propósitos hostiles y de calumnias sin contrastar. Ha existido en este tiempo mucha cloaca, mucha fontanería y muy poca responsabilidad". La gestora advierte a Andreu que con estas personas en su Ejecutivo puede ocurrir cualquier cosa y cierran la larga misiva presentando su dimisión y poniendo el partido en La Rioja en manos de Madrid.

Luis Cacho: el consejero de Educación al que el PSOE señalaba por "irregularidades"

En la presentación del nuevo Gobierno de Concha Andreu todo el protagonismo se lo ha llevado Raquel Romero. Pero hay más nombres en el gabinete, que es paritario. El nuevo titular de Educación es Luis Cacho, conocido empresario riojano. Se da la circunstancia de que, en 2011, el PSOE criticó que sus empresas hubieran sido contratadas por el Gobierno del PP para ofrecer servicios especiales en las escuelas públicas, lo que interpretaba como una privatización de un servicio básico. "¿Qué tiene el Gobierno con la Fundación Promete para protegerla de esa manera?", preguntaba la socialista Inmaculada Ortega sobre una de las entidades de Cacho. Los socialistas hablaban entonces de "irregularidades". Luis Cacho, nacido en Logroño en 1965, es licenciado en Geografía e Historia y se ha especializado en Musicología por la Universidad de Salamanca. Desde 2009 ha sido presidente de la Fundación Promete. Antes, desde 1996 a 2008, fue presidente y cofundador de Arsys.es. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha