eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Carta abierta a los progresistas de toda Europa: ¡unamos fuerzas!

Las elecciones del próximo año en el Parlamento Europeo nos ofrecen la oportunidad de apoderarnos de las instituciones europeas y presionarlas para el servicio de todos.

La fragmentación de los progresistas antisistema es el peor enemigo de los pueblos de Europa. Nosotros tenemos el deber de prevenirlo

Varoufakis y De Magistris

Europa está en el filo de la navaja. Rendida al establishment, continuará volviéndose contra sus pueblos. Este es el momento de aprovechar el momento.

Las elecciones del próximo año en el Parlamento Europeo nos ofrecen la oportunidad de apoderarnos de las instituciones europeas y presionarlas para el servicio de todos. Ahora bien, para tener éxito, debemos superar una gran amenaza: la desunión entre las fuerzas políticas progresistas de Europa.

Por eso, con esta carta abierta, apelamos a todos los movimientos y partidos políticos europeos progresistas que comparten la determinación de poner fin a la austeridad tóxica del establishment y sus políticas antisociales: unamos nuestras fuerzas. Presentemos una agenda única y coherente para cada electorado europeo en todo el continente: una alternativa creíble al “business as usual” del establishment.

El problema con esta UE

El descarrilamiento de Europa tiene su origen en un engaño: un proceso de toma de decisiones altamente clasista, vertical y opaco – en Bruselas, en Frankfurt y en todas las capitales nacionales – fue presentado como un proceso "técnico", " neutral," y basado en la "gestión". A pesar de ser substancialmente político, fue etiquetado como "apolítico". Las elites europeas y nacionales han pasado por alto los procesos democráticos para imponer políticas impopulares en nombre de las oligarquías y a expensas de nuestro medio ambiente y nuestros pueblos, ¡mientras le echan la culpa a "Europa"!

Cuando las políticas fallidas del establishment causaron una crisis europea sistémica, crearon nuevas burocracias, “troikas” y reglas arbitrarias para imponer las mismas contraproducentes políticas de austeridad, desregulación, privatización, y destrucción de sindicatos. Mientras tanto, se hacía la vista gorda a la caída de los salarios, la inseguridad, los paraísos fiscales, la crisis de la vivienda y la sobrecarga de los servicios públicos. Ahora, después de haber empujado Europa al límite con las fuerzas xenófobas que ellos mismos han alimentado, ¡se están presentando como los defensores de Europa!

Ni "más” de esta Europa ni desintegración europea

Las opciones resultantes, "Más de esta Europa" o la desintegración de la UE, son ambas terribles. Entre Macron/Merkel y Farage/Le Pen debe existir una alternativa. ¡Afortunadamente la hay!

Al igual que el cambio climático o la evasión fiscal, necesitamos una estrategia combinada municipal, nacional y paneuropea para hacer frente a nuestras crisis comunes: la deuda pública y privada; los bajos niveles de inversión que contribuyen a la precariedad, el desempleo y la pobreza; protección del medio ambiente; solidaridad con los refugiados, etc.

Ninguna de estas soluciones puede surgir de la tecnocracia actual de Europa. Tampoco pueden provenir de la renacionalización de la política. Los europeos deben luchar por el control democrático tanto de sus gobiernos nacionales y locales como de la Unión Europea. Para ello, necesitamos un plan paneuropeo y realista, pero radical, que implique no dar más poder a Bruselas ni esperar a una nueva reforma de los tratados de la UE.

Una alianza paneuropea y europeísta

Hace un mes, en Nápoles, diversas fuerzas políticas nos reunimos para acordar competir en las elecciones europeas de mayo de 2019: con la fuerza de un Manifiesto que trace un camino claro hacia una Europa democrática, ecológica, igualitaria y ambiciosa.

Nuestro programa se basa en dos pilares: un marco de política económica, ecológica y social articulado en un New Deal Verde paneuropeo. Y un compromiso para lanzar un proceso de asamblea popular, comenzando por los pueblos y ciudades de toda Europa para culminar en una Asamblea Constituyente que redactará la futura Constitución Democrática Europea en 2025.

Una invitación abierta a todos los progresistas

La fragmentación de los progresistas antisistema es el peor enemigo de los pueblos de Europa. Nosotros tenemos el deber de prevenirlo. El éxito de las "confluencias" en los principales municipios españoles ha demostrado lo que se puede lograr cuando ponemos nuestras diversidades al servicio de un programa común y una agenda común para el cambio. En 2019, los españoles votarán simultáneamente en las elecciones europeas y municipales: este no es el momento para divisiones.

Con este fin, invitamos a todos los progresistas que compartan nuestra visión de construir un movimiento común en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019, con una lista común y un candidato único a la presidencia de la Comisión Europea, elegido por todos nuestros miembros en un único voto paneuropeo 

Esta es la oportunidad histórica de nuestra generación de forjar una alianza que combine coherencia, credibilidad y unidad. Nuestros abuelos fallaron cuando se enfrentaron al mismo desafío en la década de 1930. Nosotros podemos triunfar. ¿Lo haremos?

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha