eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Dos modelos de IU se enfrentarán en la próxima asamblea en Andalucía

Los críticos logran los avales para que su documento político entre como alternativa al presentado por la dirección encabezada por Antonio Maíllo para el cónclave de octubre

Reniegan del planteamiento de que "hay que superar IU" y arremeten con los "sofismas" y "simplificaciones" para defender esta idea

Por otro lado, este miércoles se sortea entre la militancia la posibilidad de que acudan al cónclave como delegados por primera vez

- PUBLICIDAD -
Maíllo pide levantar la suspensión cautelar de las 35 horas, con "consecuencias desastrosas" en sanidad y educación

Dos documentos políticos se someterán a debate y posterior votación en la vigésimo primera asamblea de IU en Andalucía que se celebrará los días 7 y 8 de octubre en Benacazón (Sevilla), después de que el titulado Una IU fuerte y autónoma para cambiar Andalucía [documento íntegro más abajo], presentado por los críticos, haya logrado los avales suficientes como alternativa a la ponencia marco de la dirección encabezada por Antonio Maíllo, La izquierda en movimiento: ganar Andalucía [se puede consultar también en su totalidad más abajo].

Una de las diferencias esenciales entre las dos propuestas está en el modelo organizativo y el planteamiento de las confluencias para los próximos procesos electorales. Los primeros reniegan del convencimiento de Antonio Maíllo y los suyos, empezando por Alberto Garzón, de que hay que "superar IU" en la búsqueda de un nuevo sujeto político para los próximos comicios y en consonancia también con lo que defienden tanto sus potenciales aliados -donde Podemos es la principal fuerza para trabajar en dicha confluencia- como el Partido Comunista de Andalucía (PCA), el más representativo en la organización. 

En este sentido, la ponencia marco del equipo de Antonio Maíllo recoge: "En la propia génesis de IU siempre estuvo la estrategia de la unidad popular, de superar los viejos esquemas de los partidos tradicionales y funcionar como un verdadero movimiento político y social. Una nueva forma de hacer política centrada en crear instrumentos, que no eran un fin en sí mismos, sino una herramienta útil para las capas populares. Para la clase social a la que pretendemos representar y defender".

Igualmente, alaba la experiencia de coalición para los pasados comicios entre IU y Podemos. "Unidos Podemos, con sus problemas y errores motivados por las prisas del calendario, ha servido sin embargo para alentar la movilización en la calle, para generar esperanzas", exponen. Igual que apuntan que los llamados municipios del cambio, "que se han unido a los gobernados por IU con o sin confluencias, han servido en Andalucía para desarrollar políticas distintas que se han convertido en referencias en la defensa de los servicios públicos, de los derechos y la democracia participativa". 

Por el contrario, los críticos ponen el acento en que desde la última asamblea federal se está asistiendo, para defender la necesidad de superar IU, "a la utilización en el debate de dos sofismas o falacias, es decir, de argumentos que parecen válidos, pero que no lo son, por mucho que se argumente que eso ya está debatido", y se refieren en concreto a las ideas del oficialismo de que la coalición de izquierdas "ha devenido con el transcurso de los años, en un partido convencional, perdiendo su carácter de movimiento político y social" y a que la formación "se ha institucionalizado dejando de estar en los conflictos". Son dos cuestiones que rechazan en su documento igual que critican que se hable de nuevo sujeto político con una "definición ideológica y organizativa poco concretas".

"Pérdida de visibilidad social"

Mientras, su balance de la experiencia Unidos Podemos es negativo. "Con independencia de algunos aspectos positivos, es indudable, pese a haber aumentado el número de diputados de nuestra formación, la pérdida de visibilidad social y política de IU en dicha marca", remarca el documento. Como ejemplo ponen que ya ni se pregunta por IU ni por su coordinador general en las encuestas. Igualmente, critican "la sistemática asignación de prácticamente todo el trabajo realizado ya no a Unidos Podemos sino a Podemos directamente, como reconoce Alberto Garzón en su informe presentado a la Asamblea Político Social el pasado 24 de junio". Es más, el cupo de iniciativas de los diputados de IU se reduce a un 7%, "cuando por voto obtenido en 2015 debería ser el 24%".

En definitiva, están convencidos de que "el fortalecimiento y la autonomía de IU no es nostalgia, es una necesidad política" porque la coalición de izquierdas "hace falta ahora y en el futuro", a la vez que critican "la subordinación a Podemos", formación contra la que se muestran muy reacios, especialmente -y en esto coinciden con la dirección regional- sacó su "inadmisible" propuesta para la confluencia exigiéndole a la coalición de izquierdas que rompiera sus pactos de gobierno con el PSOE en los municipios si querían negociar.

También relacionado con todo lo mencionado, surgen importantes diferencias entre los conceptos que unos y otros tienen de IU. Mientras en el documento del Consejo Andaluz de IU se aboga por "transitar de la afiliación a la militancia", sin entrar en detalles como la cuestión de las cuotas, en el alternativo subrayan que "en ningún caso" se debe llevar esta "contraposición interesada".

En este contexto, desde la dirección regional han recordado que su documento fue elaborado "de manera consensuada en jornadas de trabajo, en un proceso en el que han intervenido más de 150 personas, territorios, corrientes y partidos" que componen la coalición de izquierdas.

Mientras, el segundo documento ha sido presentado con 172 avales, y está firmado por José Luis Pérez Tapias, Ignacio Pelayo García, Juana Caballero, Antonio Roldán y Juan Félix Camacho, integrantes del sector crítico. Según recogen las normas de la asamblea, para presentar un documento para el debate y votación, éste debe tener el 15% de las firmas del Consejo Andaluz de IU o cien avales del conjunto de la militancia, de por lo menos tres provincias.

El calendario para el proceso

El caso es que los dos se debatirán en las asambleas de base hasta el 15 de septiembre. Entre los días 25 y 28 de septiembre se someterán a votación vía telemática y entre el 29 de septiembre al 4 de octubre se fijará un día para hacerlo de manera presencial. Eso sí, las reglas que se han fijado establecen que se podrán votar los documentos completos o por epígrafes y el ganador será el que llegue a la asamblea de los días 7 y 8 de octubre.

Por otro lado, este miércoles a las 12.00 en la sede de IU Andalucía tendrá lugar el sorteo entre la militancia para la distribución del 15% de delegados de la asamblea, una de las grandes novedades de este proceso, por el que 57 militantes formarán parte de la misma de forma automática. Este proceso, que ya se aplica en otros países europeos, pretende, según explicó el secretario de organización, Toni Valero, "superar filtros e incluir perfiles de afiliados que nunca han sido delegados".

Documento Xxi Asamblea Alternativo (2) (1) by Olga Granado on Scribd

Documento Xxi Asamblea Del Consejo Andaluz (2) (1) by Olga Granado on Scribd

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha