eldiario.es

Menú

La familia Pujol Ferrusola descubre Miami

Gustavo Buesa, imputado por el juez Pablo Ruz, figura como socio fundador de un lujoso restaurante de Miami que se inaugurará en diciembre

Jordi Pujol Ferrusola tiene en esta ciudad una hija, un yerno, una nieta, un hermano y también socios de sus aventuras económicas americanas

 

- PUBLICIDAD -
El asesor fiscal de los Pujol no sabía nada de la herencia ni de las cuentas en el extranjero

Jordi Pujol Ferrusola a la salida de la Audiencia Nacional.

Cinco siglos después de que Juan Ponce de León descubriese la península de Florida, la familia de Jordi Pujol Ferrusola y algunos de sus socios se han lanzado a la conquista de su gran megalópolis, Miami, donde han establecido casa y negocios.

En la declaración que hizo el 15 de septiembre ante el juez Pablo Ruz, Mercè Gironès, ex esposa de Jordi Pujol junior, reconoció que tenía una cuenta en una entidad bancaria de Miami, una ciudad que visitan con frecuencia porque allí reside su hija mayor, Mercè Pujol Gironès.

Los grupos parlamentarios del PSC y de Ciutadans pidieron la comparecencia de Mercè Pujol en la comisión que investiga el fraude fiscal, pero, finalmente, la nieta del ex presidente de la Generalitat ha quedado fuera de la lista y no tendrá que subirse al avión desde Miami para venir a declarar en el Parlament

Un consuegro poderoso

Mercè Pujol Gironès, de 27 años, se casó en 2012 con el mexicano Ignacio García de Quevedo, hijo del multimillonario Javier García de Quevedo, presidente de Grupo México, un poderoso conglomerado de empresas mineras, de la construcción y del transporte, sobre todo ferroviario. La pareja, que ya son padres de una niña, tienen casa en México DF, pero residen habitualmente en Miami, donde ambos se dedican al sector financiero: Mercè Pujol sigue vinculada a Credit Suisse Private Banking y su marido, a Bulltick Capital Markets, una banca de inversión y de gestión de patrimonios especializada en los mercados latinoamericanos.

Jordi Pujol Ferrusola utiliza Miami sólo para dar el salto a México, que es el principal destino de las inversiones que ha efectuado en el extranjero: allí no sólo ha efectuado supuestas intermediaciones empresariales, muy rentables para sus bolsillos, aunque la Policía Nacional sospecha que algunas serían ficticias, sólo para encubrir el cobro de comisiones; sino que también ha hecho inversiones en el sector inmobiliario y hotelero. Tener un consuegro como Javier García de Quevedo puede ser de gran utilidad.

Inauguración del restaurante Klima

Curiosamente, algunos de los socios de Jordi Pujol junior en las aventuras mexicanas han acabado residiendo o invirtiendo en Miami. Este es el caso de Gustavo Buesa, empresario del sector de la recogida y tratamiento de residuos de Lloret de Mar (Girona), imputado por el juez Pablo Ruz en el mismo caso que el primogénito de los hermanos Pujol. Este último fue socio de Buesa a la sociedad mercantil Gestió i Recuperació de Terrenys, pero por poco tiempo, de 2002 a 2004: entró después de que la Generalitat pujolista otorgara la licencia ambiental para que pudieran gestionar el vertedero de Tivissa (Tarragona) y se marchó sólo diez días antes de que se vendieran la empresa a Fomento de Construcciones y Contratas por 15,9 millones de euros. Aunque Jordi Pujol junior ya no era socio en el momento de la venta, se llevó la parte que le correspondía, lo que hace sospechar a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que su participación ya estaba pactada antes de que el gobierno que presidía su padre les concediera la autorización para gestionar el vertedero, una licencia que los investigadores policiales consideran que incrementó el valor de la empresa en 7 millones de euros. En 2010, Buesa pagó a Jordi Pujol junior más de 243.000 euros por un asesoramiento para instalar una base de tratamiento de residuos en la ciudad mexicana de Ecatepec y para buscar otras localizaciones en ese país.

Además del negocio de la basura, Buesa también se dedica a otras actividades más glamurosas: posee una productora musical, Bucono Music, y está a punto de abrir un lujoso restaurante en Miami en compañía de dos socios catalanes que se llamará Klima.

Según consta en bases de datos empresariales estadounidenses, en julio del año pasado se constituyó la empresa Klima Inc., con sede en Miami, en la que figuran como socios fundadores Gustavo Buesa, Pablo Fernández Valdés y Yago Giner. Estos dos últimos son directivos del sector de la restauración que, hasta hace dos años, trabajaban en el grupo Tragaluz de Barcelona como director general y director de operaciones, respectivamente. Desde hace meses residen en Florida.

El Klima se ha instalado en una exclusiva zona de Miami Beach, en la confluencia de la calle 23 y la Collins Avenue. No se trata de un restaurante de menús económicos, sino de alto nivel. El establiement tendrá dos plantas: a pie de calle estará el bar y el comedor, especializado en cocina mediterránea, y la superior será un club social. Los promotores cuentan con el asesoramiento de Albert Ventura, chef y propietario del restaurante Coure, de Barcelona.

En declaraciones a este digital, Ventura explica que habían previsto inaugurar el restaurante este noviembre, pero que se retrasaron las obras y no abrirá las puertas al público hasta finales de diciembre o principios de enero. Ventura precisa que él sólo les da una mano en la confección de la carta y que les presta uno de sus cocineros, David Rustarazo.

Una aventura ruinosa

En Miami, Jordi Pujol junior tiene muchos amigos, pero también algún enemigo como el constructor mexicano Rafael Aragonés, con el que se asoció en compañía del también empresario mexicano Sergio Kam para levantar El Encanto, un lujoso hotel de Acapulco. A su inauguración en 2010 acudió el expresidente Jordi Pujol, su esposa Marta Ferrusola, así como algunos de sus hijos y nietos.

Dos años después de la inauguración, los tres socios se enzarzaron en un conflicto porque el hotel era una ruina y lo vendieron a precio de saldo por 3,7 millones de euros. En declaraciones a la prensa mexicana, el arquitecto, Miguel Ángel Aragonés -hermano de uno de los socios- explicó que la construcción había costado 23 millones de euros. Por cierto, Miguel Ángel Aragonés, que era del grupo de amigos americanos de Jordi Pujol junior y que terminó comprándole su parte en el hotel, es el arquitecto que ha diseñado la residencia en la que vive el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y su esposa que ha sido motivo de polémica en los últimos días porque aún figura como propiedad de un grupo empresarial que colabora con las campañas del PRI y que ha obtenido contratos gubernamentales millonarias. La esposa de Peña Nieto –suya es la decisión de abandonar el palacio oficial de Los Pinos por esta moderna mansión privada- y el primogénito de los Pujol comparten predilección por el mismo arquitecto.

Josep Pujol también cruza el charco

En Miami también se ha instalado Josep Pujol Ferrusola, el tercer hijo del ex presidente de la Generalitat, que trabaja como directivo para la multinacional española Indra, tal como adelantó economiadigital.es. Curiosamente, cuando estalló el escándalo de su familia, Josep Pujol hizo las maletas hacia Miami, una ciudad que ya conocía a la perfección de hacía años pro sus frecuentes viajes.

Definitivamente, en Miami, los Pujol Ferrusola se sienten como en casa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha