eldiario.es

Menú

Los abogados piden “más compromiso” en el ámbito educativo contra la violencia de género

El decano del colegio profesional en Guadalajara, Emilio Vega Ruiz, explica que es una de las conclusiones de unas jornadas sobre esta lacra social

Cree que la formación continua para el profesional  es “imprescindible” porque el abogado ejerce también de “psicólogo, de bombero y hasta de cura”

“En las denuncias por violencia de género un 5% nos la cuela a los abogados”, según se puso de manifiesto durante unas jornadas sobre violencia de género en esta provincia

- PUBLICIDAD -
Educación contra la violencia de género a los más jóvenes

Europa Press

Hace falta más “compromiso y seriedad” en el ámbito educativo con la violencia de género. Es una de las conclusiones de las jornadas sobre violencia de género que se han celebrado esta semana en Guadalajara.

El Colegio de Abogados de esta provincia las organiza en el marco del convenio que mantiene la entidad con el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha. En ellas han participado juristas, psicólogos, responsables de centros y unidades contra la violencia de género, jueces y fiscales. Unos 100 profesionales han asistido a las jornadas que se han prolongado durante tres días.

“Llama la atención que en la actualidad haya violencia de género entre la gente joven cuando en teoría deben ser más modernos, adaptados a los nuevos tiempos”, según Emilio Vega Ruiz, decano del colegio profesional. Las jornadas abordan la “lacra social” que supone la violencia de género desde  puntos de vista que van desde las estrategias de atención a las víctimas,  la realidad de los menores implicados en los casos u otros aspectos penales.

 Vega Ruiz cree que estas jornadas son “imprescindibles” para conocer los protocolos de actuación de las instituciones que, no obstante, califica de “mejorables”. Muchos de los abogados de esta provincia forman parte del turno de oficio que asiste a víctimas de violencia de género. “Es un tema candente, que tiene tantas reformas en la normativa que obliga a los abogados a recibir formación  específica de manera constante”. Por eso el curso volverá a repetirse el próximo año. De hecho, esta formación es obligatoria para quienes forman parte del turno de oficio.

“La mayor problemática a la que se enfrentan los abogados es analizar cuestiones no sólo jurídicas sino también psicológicas y sociales de las propias víctimas. Hay que manejar parámetros en los que se ejerce de abogado, de trabajador social, de bombero apagando fuegos y hasta de cura”. Apunta Vega Ruiz que estos casos requieren “una delicadeza especial” aunque destaca orgulloso que los magistrados mencionasen durante las jornadas “el alto grado de colaboración” de los profesionales de Guadalajara ante casos de violencia de género.

Durante las jornadas se pusieron sobre la mesa las luces y las sombras de la actual regulación normativa. “Se habló por parte de los jueces de los casos de denuncias no fundadas que aprovechan el marco legal para otros fines ajenos a la violencia de género. Hay un porcentaje del 5% de gente que nos la cuela. En las jornadas oímos cosas como que hay gente que se denuncia mutuamente de forma pactada para poder cobrar ayudas”. En su opinión resulta “alucinante que alguien ponga en marcha la maquinaria judicial solo para cobrar dinero”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha