eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuando una serie sabe cómo odiar a sus personajes: 'The Affair'

- PUBLICIDAD -
Los protagonistas de 'The Affair'

Los protagonistas de 'The Affair'

'The Affair' se quedó fuera, por los pelos,  del top 15 de 2015 defendido en este blog. La serie de Showtime (en España en Movistar+) ha sido una de las últimas en irse de vacaciones y la confirmación de la gran y sorprendente segunda temporada que se ha marcado, dependía, no al 100%, pero sí en un porcentaje bastante alto de cómo se cerrara la historia, con un punto y seguido, hasta la tercera temporada que ya tenía confirmada desde hace unas semanas.

En su  primera temporada 'The Affair' consiguió sus quince minutos de fama en la cada vez más competitiva selva seriéfila, y de paso un par de Globos de Oro, con una la historia de infidelidad que suplía su falta de originalidad con una estructura narrativa que lo cambiaba todo. Cuando el narrador es el personaje menos fiable de la historia, el enganche a la historia está asegurado por la curiosidad por saber qué ha pasado: quién miente, quién dice la verdad… ¿nos están engañando todos?

Esto hizo de la primera temporada uno de los estrenos más llamativos de 2014, aunque como reconocieron sus guionistas el experimento se les fue un poco de las manos. Pero lejos de volverse más conservadores, más convencionales en la narración, en la segunda lanzaron el órdago de introducir dos nuevas perspectivas y 'The Affair' ha salido ganando y mucho.

La historia de lo que pasó aquel verano en Montauk y sus consecuencias se ha articulado en torno al juicio a Noah, sospechoso de asesinato y enemigo número 1 para unos que se han visto reflejados en su novela Descent, el pelotazo editorial que estaba buscando pero también una obra que ha dejado al descubierto su complicada vida personal y familiar. Los requiebros, las pistas faltas y los recursos de guión se han multiplicado pero nunca han llegado a ser tan importantes como el retrato de los personajes, algo que ha hecho que 'The Affair' también haya derribado los temores y dudas que siempre acompañan a la segunda temporada de una serie.

El asesinato de Scott Lockhart, la investigación policial y el juicio han seguido siendo un gran McGuffin frente a la deconstrucción que 'The Affair' ha hecho de sus personajes principales. Los guionistas han incorporado las perspectivas de Cole y Helen, necesarias y muy bien defendidas por sus actores, pero solo para volver a demostrar que unos personajes fascinantes no tiene por qué ser esos por los que puedes sentir algún tipo de empatía.

'Breaking Bad' lo consiguió hasta la última temporada con Walter White, haciendo que la audiencia lo amara para poder odiarlo mejor después. La historia no pretende en ningún momento que sientas que sus protagonistas se merecen un final feliz, las conversaciones en la playa del capítulo final, la sesión de Noah con su terapeuta sumando todavía más puntos para ser nombrado personaje más odioso del año y ese momento en el que Alison acaba siendo consciente de la imagen que proyecta en los demás, incluida la audiencia… son motivos para confiar en que 'The Affair' seguirá teniendo muy poca piedad con sus personajes y que eso la ha convertido en una mejor serie.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha