eldiario.es

Menú

Aguirre expresa su confianza en sus exconsejeros imputados en la trama Púnica

Aguirre ha dicho desconocer muchos de los hechos que se investigan y ha apuntado a que algunos se produjeron cuando ella estaba apartada de la política

Ha asegurado que no conocía las labores para mejorar su reputación en la red y les ha quitado importancia porque su nombre genera "9 millones y medio" de resultados en Google

- PUBLICIDAD -
Aguirre defiende que los casos de corrupción "no deben quedar impunes" y dice a Podemos que ellos también los tienen

Aguirre, antes de entrar en la comisión sobre corrupción EFE

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha expresado hoy su confianza en sus exconsejeros Salvador Victoria y Lucía Figar, imputados en la trama Púnica, aunque ha añadido que no pone la mano en el fuego por ellos. La presidenta del PP madrileño se ha desvinculado de esa trama de corrupción y ha afirmado que no tenía "conocimiento exacto" de todos los gastos que se producían bajo su mandato.

Aguirre se ha expresado así en la comisión de la Asamblea de Madrid que investiga los contratos firmados por la Agencia de Informática y Comunicaciones (ICM), investigada en el caso Púnica por sus contratos para mejorar la reputación de altos cargos políticos pagados con dinero público. En ella ha dicho que se siente "muy orgullosa" de sus años al frente de la Comunidad de Madrid, aunque admite que ha cometido "muchos errores".

Sobre las actividades de ICM, la presidenta del PP madrileño ha asegurado no conocer las webs que se utilizaban para mejorar su reputación online, ni las que la tenían a ella como protagonista en el dominio web: "Máteme, pero no soy una experta en estas cosas". En cualquier caso, ha señalado, la labor de posicionamiento, en su caso, era difícil de alterar. Aguirre ha contado que esta misma mañana ha probado a buscarse en Google para comprobar el número de entradas que salían, y aparecían "9 millones y medio".

Aguirre ha asegurado que cuando se produjeron algunos hechos que se investigan, como el pago de 10.000 euros de Indra al “conseguidor” de la trama Púnica con la mediación del exconsejero de presidencia, Salvador Victoria -del que ha dicho que tiene “toda su confianza, de momento”-, ella estaba apartada de la política se enteró por la prensa.

Aguirre también ha insistido en que siempre ha cesado a los cargos sobre los que existía “cualquier indicio” de estar involucrados en casos de corrupción, antes incluso, ha dicho, de que el juez los imputase. Sobre su jefa de prensa, Isabel Gallego, imputada en la operación Púnica, ha señalado que cree que quedará demostrado que no cometió “ningún ilícito penal”, y que “hay imputaciones e imputaciones”. Tiene "plena confianza" en ella y en la exconsejera de Educación, Lucía Figar, también imputada.

En su comparecencia, Aguirre ha defendido los contratos firmados para mejorar la reputación de cargos políticos, todos pagados de manera legal por su partido. Eso sí, se ha encargado de señalar que no conocía al detalle todos los gastos y contratos que se producían durante su mandado, y en especial los relacionados con la agencia de informática: "ICM no era un área de la que yo me ocupara".

La presidenta del PP madrileño ha mantenido rifirrafes con los portavoces de la oposición, especialmente con César Zafra (Ciudadanos) y Ramón Espinar (Podemos), que le ha reprochado que insista en el discurso de que no sabe nada de lo que ocurría a su alrededor cuando era presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP madrileño.

El diálogo ha sido más cordial con el portavoz del PP, Alfonso Serrano, que mediante sus preguntas ha intentado descargar de responsabilidad a la expresidenta madrileña y cargarla en las distintas consejerías, señalando que eran ellas quienes hacían los encargos a ICM.

Se siente respaldada por la dirección del PP

Aguirre ha comparecido un día después de que agentes de la Guardia Civil registrasen ayer la primera planta de Génova 13, donde tiene su sede el PP madrileño. Miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) registraron la sede en una actuación relacionada con Beltrán Gutiérrez, antiguo gerente del PP de Madrid, en el marco de la investigación de un posible delito de financiación irregular.

Antes de comparecer, ha contestado en declaraciones a los periodistas a las palabras de ayer de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien aseguró que la presidenta del PP madrileño había vuelto a contratar a Beltrán Gutiérrez después de que la dirección nacional le despidiese. Aguirre ha dicho que Gutiérrez, tras ser cesado, volvió a "ocupar su plaza como empleado del PP", y ha añadido que se siente respaldada por la dirección del PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha