eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

"Todavía hay miedo a no tener el perfecto control de lo que ocurre en el aula"

El Colegio Verdemar finaliza este curso escolar con éxito gracias al Proyecto Verdemar 3.0, un plan con el que se están integrando las TIC en la metodología y filosofía del centro

Para los próximos cursos se pretende continuar con esta propuesta y conseguir nuevos retos acordes con la educación del futuro

- PUBLICIDAD -
La filosofía del Verdemar se centra en el trabajo cooperativo.

La filosofía del Verdemar se centra en el trabajo cooperativo.

El curso escolar acaba de finalizar. Los centros apuran los últimos coletazos y hacen balance de todo lo acaecido este año, mientras los alumnos y sus familias organizan lo que serán el último período vacacional tradicional a la espera de los nuevos cambios propuestos por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria en relación con este punto.

El Colegio Verdemar valora con éxito lo que ha sido un curso frenético movido por el afán de superación de unos profesionales que llevan casi medio siglo luchando por una pedagogía activa e innovadora. Con la idea de tomar las riendas e ir en consonancia con el cambio social, el Colegio Verdemar ha puesto en marcha este curso escolar el Proyecto Verdemar 3.0, un plan en el que el principal protagonista son las nuevas tecnologías, y que pretende potenciar las estrategias de aprendizaje, es decir, centrarse en el alumnado para que sea el referente de la acción educativa. También, implicar a toda la comunidad gracias al carácter abierto y participativo de estas herramientas.

Para ello, además de haber dotado al centro de la tecnología necesaria, una labor realizada en años anteriores, este curso han repartido a cada alumno de 1º y 3º de la ESO dispositivos Chromebook, un ordenador personal que trabaja con el sistema operativo Google Chrome OS y cuyo almacenamiento se desarrolla, principalmente, en la nube. También han proporcionado cuentas de Google Apps para educación, también conocidas como GAFE (Google Apps for Education), en sus siglas en inglés, a todos los alumnos y docentes del colegio para que puedan trabajar completamente en el entorno digital. Y para culminar este proceso, han incorporado entre sus filas a un dinamizador TIC, una especie de tutor encargado de mediar entre toda la comunidad escolar y las nuevas tecnologías en aspectos no sólo técnicos, sino también pedagógicos.

Adaptación del profesorado

Evidentemente, este plan ha supuesto una transformación en la forma de impartir clase. Bernardo Santamaría, más conocido como "Katxi", quien ostenta la dirección pedagógica en Educación Secundaria del Colegio Verdemar, comenta que están apostando por un cambio en el rol docente: "Nos interesa que el profesor en su disciplina sea bueno, pero lo que más nos importa es que sea un provocador, un facilitador, un guía para los intereses de aprendizaje del alumnado", destaca.

Porque para que se produzca un verdadero cambio al respecto es necesario que el docente se baje del estrado y de la seguridad que otorga la mesa del profesor y aproveche las oportunidades que ofrecen las TIC, "un vehículo magnífico que acelera muchísimos procesos y facilita esa transformación", asegura Balbino Fernández, dinamizador TIC del centro. Este profesional afirma que todavía "hay miedo a no tener el perfecto control de lo que ocurre en el aula", cuando por el contrario, opina que son una "oportunidad para establecer nuevas formas de interactuar con el alumnado".

Cada alumno de 1º y 3º de ESO cuenta con un ordenador personal con el que trabaja en el aula.

Cada alumno de 1º y 3º de ESO cuenta con un ordenador personal.

Prueba de ello es la versión que dan los propios docentes del colegio. Ana Carral, profesora de Lengua Castellana y Literatura, reconoce que no es una "experta digital", pero que estas herramientas le han "posibilitado que el alumnado siga su propio ritmo", con la ventaja de que se convierten en "hacedores más que en receptores pasivos". Añade que le han permitido promover la investigación entre sus estudiantes, "que no sea yo la que vaya allí y les suelte el rollo, sino que sean ellos los que busquen esa información". Por su parte, Gonzalo Castanedo, profesor de Matemáticas, considera que solo le han supuesto ventajas: "Ha favorecido mi comunicación con los alumnos, desde en clase hasta en mi casa, incluyendo los momentos no lectivos", afirma.

Las ventajas del uso de las TIC como herramienta pedagógica también influyen en ámbitos como la inclusión y la atención a la diversidad. Gonzalo Silió, especialista en Pedagogía Terapeútica, lo lleva comprobando desde que comenzó su andadura como educador. De hecho, ha creado un blog entre sus alumnos con el que pretende que se involucren en la actividad del colegio, que estos alumnos que considera "desheredados por la escuela", encuentren su sitio y exploten todo su potencial. Con este objetivo, los convierte en reporteros que cuentan al resto del colegio, y de la comunidad educativa en su conjunto, todo lo que sucede entre las paredes del Verdemar. De esta forma, ponen en práctica distintas competencias, pero sobre todo, "lo más importante es que están aprendiendo a escribir, a transmitir ideas", sostiene este profesional. Aunque es consciente de que se podría hacer en formato papel, explica que no tiene la misma repercusión, puesto que lo más importante de las TIC en este sentido es su "valor social", y que permiten "flexibilizar los ritmos y abrir otros espacios para que cada estudiante encuentre su hueco en las clases".

Cambio metodológico

Las nuevas tecnologías son todavía una asignatura pendiente en nuestro sistema educativo, muy debatidas en el aspecto metodológico. No todos los profesionales están convencidos de que sea la "panacea", sino más bien de que constituyen una herramienta más.

En este sentido, desde el Colegio Verdemar tienen claro que "es una herramienta muy importante si la sabes utilizar para el cambio metodológico", como asegura Katxi, responsable de los aspectos pedagógicos del colegio en el nivel de Secundaria. "La filosofía del Verdemar se centra en el trabajo cooperativo, y con esa idea hemos pivotado este Plan TIC; ver de qué manera esta herramienta nos va a ayudar a potenciar, acelerar y plasmar ese cambio metodológico que estamos buscando", determina.

Los docentes afirman también que las TIC suponen una transformación pedagógica. Ana Carral opina que para conseguirlo hay que utilizarlas "correctamente", "que con unas guías de aprender, con la motivación y con unas herramientas que permiten que los alumnos lleven a cabo sus proyectos, es posible". Gonzalo Castanedo, por su parte, cree que "el hecho de que sean colaborativas hace que se puedan compartir cosas con el alumnado y que nos alejemos de la clase magistral; que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea realmente eso, un toma y daca", concluye.

Las TIC aceleran los procesos de aprendizaje, facilitan la comunicación y convierten a los alumnos en hacedores.

Las TIC aceleran el proceso de aprendizaje, facilita la comunicación y convierte a los alumnos en hacedores.

Respecto al uso que se suele dar a las TIC, Gonzalo Silió, el especialista en Pedagogía Terapeútica del Colegio Verdemar, se muestra tajante: "Si no hay cambio metodológico, no tiene por qué haber TIC en las aulas". Añade que no hay que centrarse en la herramienta en sí, "sino en los cambios que genera".

Balbino Fernández, el dinamizador TIC, cree que para que suceda es necesario que "el 100% del personal docente acabe transformándose", pero para que el cambio se acelere "son las familias las que tienen que tomar perfecta conciencia de la importancia de que el alumnado acuda a un centro escolar con unas prácticas diferentes a las actuales". Por tanto, cree que se materializará "cuando en las familias acabe por desvanecerse la idea de escuela tradicional y se piense en los centros educativos como lugares a los que el alumnado tiene que ir a aprender divirtiéndose, a desarrollar proyectos, a acumular experiencias, a fomentar su creatividad y a desarrollar esas habilidades que intuimos que seguirán siendo necesarias dentro de quince años". De este modo, el profesorado tendrá que atender a las demandas de la sociedad, de las familias, y dejarán de ver esta transformación como "los cuatro locos que utilizan las nueva tecnologías", para terminar "reciclándose". El complemento necesario es "la formación docente", concluye.

De momento, y auspiciados por el éxito cosechado en este curso, en los siguientes quieren seguir avanzando y mejorando, implantando el uso generalizado del Chrombook o "seguir el camino hacia abajo, y ver si vamos contaminando a otros cursos de la etapa de Primaria", asegura Katxi. Ganas de luchar por el valor que vertebra todo el colegio, como es una educación integral y responsable, no les faltan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha