eldiario.es

Menú

Cuscús con bacalao al pil pil, un menú sin prejuicios

Familias extranjeras de diferentes orígenes compartirán mesa y mantel con ciudadanos autóctonos gracias a la iniciativa  Bizilagunak-La familia de al lado impulsada por segundo año consecutivo desde SOS Racismo.

El objetivo de las comidas, que se desarrollarán al unísono el 17 de noviembre en los domicilios de 150 familias de Euskadi, es propiciar espacios de encuentro para derribar prejuicios y estereotipos y fomentar así la cohesión social.

- PUBLICIDAD -
Dos de las familias participantes en la iniciativa de SOS Racismo durante la comida celebrada el pasado año.

Dos de las familias participantes en la iniciativa de SOS Racismo durante la comida celebrada el pasado año.

"Coexistimos pero no convivimos". Así resume Silvana Luciana, integrante de SOS Racismo, la relación entre la mayoría de los ciudadanos extranjeros y autóctonos que residen en Euskadi. "Nos cruzamos en la calle, en las escaleras del portal, compramos en la misma panadería y llevamos a nuestros hijos a la misma ikastola. Pero de ahí no se pasa", describe Luciana. Con el obtetivo de propiciar otros espacios de encuentro que faciliten acercar culturas y entablar relaciones menos anódinas Sos Racismo organiza por segundo año consecutivo la iniciativa Bizilagunak- La Familia de al lado.

Se trata de unir familias extranjeras de diferentes orígenes con ciudadanos autóctonos y para ello los participantes compartirán mesa y mantel el próximo 17 de noviembre. El lugar elegido, los propios domicilios. "Buscabamos un marco más íntimo, que predisponga a la charla y el acercamiento sincero. Eso es más fácil en tu propia casa y menos probable si se hace en un restaurante". Los organizadores han concertado las citas con familias de aquí y de allá. Después de estudiar los casos a través de entrevistas personalizadasy encontrar afinidades, gustos o situaciones familiares similares que sirvan de nexo de unión, las han emparejado.

Una buena comida, que ha de ser preparada por los anfitriones y compuesta por platos propios de la gastronomía típica de su país de origen, dará pie a una mejor sobremesa. Así sucedió en la primera edición y confían que el éxito de la iniciciativa se repita este año. "Las presentaciones las hace un intermediario, una persona voluntaria que luego puede quedarse o no a compartir charla y plato, según desee", explican desde SOS Racismo. 

Si el año pasado fueron 120 familias en Gipuzkoa, ahora serán 150 familias de toda Euskadi las que participarán en esta segunda edición de la iniciativa europea que impulsa SOS Racismo en el País Vasco. Bilbao, Gasteiz, Getxo, Ermua, Basauri, Arrasate, Donostia, Hernani, Tolosa, Zarautz, Eibar… serán algunas de las localidades donde se realizarán las comidas. "Sabemos que han surgido amistades y que la gente continúa viéndose en muchos casos. Todos los participantes han salido muy satisfechos de la experiencia". Algunos tanto que repiten como es el caso de Meritxell Plensa. El pasado año acudió a casa de Ayaz, un pakistaní afincado en la barrio de Alza, en Donostia y desde entonces entrablaron amistad. "Para nosotros ha sido muy beneficioso el encuentro. Congeniamos enseguida. Volvimos a organizar comidas y nos seguimos viendo también con el mediador, Said. Conocerles ha cambiado mi visión sobre el colectivo pakistaní". Su anfitrión también se confiesa encantado con la iniciativa. 

Jon Maia o Kristian Pielhoff entre los comensales

Este año la diversidad de las citas conlleva un añadido. En esta segunda edición, además de ampliar el ámbito geográfico, Bizilagunak reedita el formato más flexible, amplio e inclusivo de familia. El concepto tradicional de familia se sustituye por el de unidades convivenciales. Por lo tanto  madres solteras, parejas de mujeres, de hombres, de hombres y de mujeres, con o sin niños, abuelas con nietos están llamados a participar. "Queremos reflejar la diversidad de toda índole que enriquece a la sociedad vasca", manifiestan desde la ONG.

De nuevo, serán Bizilagunak este año personas de relevancia social y representantes institucionales que muestran así su apoyo a la iniciativa que busca impulsar la cohesión social. Entre ellas confirman ya participación el bailarín Jon Maia, la magistrada Garbiñe Biurrun, J.K. Izagirre el alcalde de Donostia, el de Errenteria Julen Mendoza, la juntera socialista Rafaela Romero, el presentador y guía Kristian Pielhoff o Jabier Muguruza, el cantautor, entre otros comensales que se van sumando a la iniciativa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha