eldiario.es

Menú

El lenguaje sexista inunda las redes ante la indiferencia de los adolescentes

Más del 90% de los jóvenes entre 15 y 19 años tiene un perfil en redes sociales.

Las chicas estan más expuestas al acoso en internet.

- PUBLICIDAD -

Las nuevas tecnologías no son nuevas para los adolescentes, son parte de su día a día. Así lo constata 'La desigualdad de género y el sexismo en las redes sociales', un estudio del Observatorio vasco de la Juventud que rebela que más del 90% de los jóvenes vascos entre 15 y 19 tienen un perfil en las redes sociales y que las utilizan a diario.

Una de las autoras del estudio es Ianire Estébanez, psicóloga y autora del blog ‘Mi novio me controla… lo normal’, ha podido constatar con esta encuesta que las actitudes sexistas e incluso la violencia machista están presentes en las relaciones virtuales. Un dato que preocupa más si se tiene en cuenta que los jóvenes no encuentran extraño ni preocupante este tipo de actitudes.

Para Ianire Estébanez todavía queda mucho por investigar para entender estas nuevas relaciones que están creciendo a través de la virtualidad, y los adultos tienen un papel importante que cumplir a la hora de establecer límites.

Pregunta: El 90% de los adolescentes hacen uso diario de las redes sociales. Pero ustedes han constatado que los chicos y las chicas los hacen de manera diferente ¿Qué diferencias han encontrado?

Respuesta: Hemos encontrado una diferencia bastante grande entre cómo las usan las chicas y como las usan los chicos. En realidad son las mismas diferencias de género  que muestran en la forma en la que están construyendo su identidad. Las chicas se pasan la vida hablando de los chicos, de las relaciones y de lo frustradas que están cuando el chico no les hace caso…  Eso lo trasladan a las redes sociales, es como si dijéramos que están escribiendo su diario personal e intímo, pero en vez de cerrarlo con un candado,  lo hacen en Twitter o en Facebook. Ellas lo hacen público, un ejemplo es que suben muchas más fotos.

Los chicos en cambio las utilizan más como un instrumento de ocio, de divertimento, y no tanto para hablar de sus relaciones afectivas o de sus emociones. Algo que también tiene mucho que ver con la vida real.

P: ¿De qué manera afecta esa exposición a las chicas?

R: Hemos visto que ellas se pueden estar exponiendo de una forma más grande a ciertos riesgos. Lo que más nos ha sorprendido es que la mayoría de las chicas han recibido alguna vez un contacto no deseado, un contacto además con un aspecto sexual:’ eres muy guapa, mándame tus fotos, pon la web cam…’

Además las adolescentes, que son las que más lo viven, lo cuentan como algo normal, no lo cuentan como ‘me siento agobiada o acosada’. Cuando les preguntamos ¿alguna vez ha intentado contactar contigo a través de las redes sociales un chico que no conocías? Y todas nos han contestado que sí han recibido alguna solicitud de ese tipo, y lo han contestado con normalidad, sin darle importancia.

P: ¿Y no son capaces de identificar los casos de acoso que puedan recibir?

R: Los adolescentes han crecido con las nuevas tecnologías y las redes sociales, lo viven desde mucho antes, entonces esa sensación no les genera miedo. Como les ha pasado a todas, tendemos a pensar que es algo completamente normal , ‘no le doy importancia, le doy a ignorar y ya está’. Creen que no les influye, pero a la larga sí , con el paso del tiempo eso va influyendo en cómo se van exponiendo al mundo.

P: ¿Hasta qué punto esta exposición virtual acarrea problemas de control de la intimidad?

R: Los adolescentes lo ven como algo más normalizado, lo están incluyendo en su cotidianeidad. Ven muy normal estar mandando ‘whatsapps’ todo el día, y tener que contestar enseguida, con lo que se pierden a veces los límites de la intimidad.

Por ejemplo, entre grupos de gente algo más mayor, de 25 a 29 años , ven la aplicación de ‘Whatsapp’ como un elemento que les incomoda algo más. En este grupo ha surgido esa sensación de control, que les lleva a conflictos, si está conectada y no has contestado al mensaje, eso significa que no me has querido responder…  eso deriva en una discusión. Lo identifican como una aplicación que se mete en su intromisión personal. Sobre todo los chicos  dicen que se sienten controlados  y que les está generando conflictos, celos…

P: ¿Qué pueden hacer los padres para controlar estas actuaciones de sus hijos?

R: Es cierto que madres y padres intentan controlar, pero desde el miedo ‘no uses, no te metas en las redes’. Pero hay que intentar educar en límites, intentar dar a entender que tienes que tener una vida propia, que no tienes que contar todo a tu pareja. Desmitificar la idea de que tienes que estar disponible todo el tiempo.

Pero  el problema es que hay una barrera muy importante entre los adultos y los adolescentes. Los adultos son ‘no, no ,no’. Así ponen una barrera entre ellos y sus hijos. Si no estás dentro de las redes sociales es difícil entenderlas y educar en los límites y en los buenos usos.  Y si no somos capaces de educar en usarlas bien, se nos pueden ir de las manos.

Todavía estamos muy pendientes con qué va a pasar con estas generaciones que están creciendo en este mundo virtual. Todavía queda mucho por investigar para entender estas nuevas relaciones que están creciendo a través de la virtualidad. Sobre todo es necesario que los adultos se vayan acercando un poco más a estas nuevas formas de relación, para poder poner los límites desde el conocimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha