eldiario.es

Menú

Euskadi exigirá la huella digital a los perceptores de las ayudas sociales para evitar fraudes

El Gobierno vasco creará un grupo antifraude para combatir las irregularidades en el cobro de ayudas sociales, que no llegan al 1% del total

- PUBLICIDAD -
Lanbide es la institución que gestiona la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

Lanbide es la institución que gestiona la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

Evitar el fraude en el cobro de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Ese es el objetivo del Gobierno vasco y para ello ha decidido elevar los sistemas de control. El más llamativo es la exigencia a partir de junio de la huella digital a todos los trabajadores y usuarios del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide (que es el organismo que gestiona la RGI). La huella digital es un sistema que identifica a las personas a través del reconocimiento de sus huellas dactilares mediante un escáner. Entre los usuarios de Lanbide, los más numerosos son los perceptores de las ayudas sociales. Todo con la idea de acabar con unas irregularidades que afectan a menos del 1% de los 135.000 expedientes de RGI y Prestación Complementaria de Vivienda (PCV) que se revisaron en 2016.

El sistema de control dactilar ya se utiliza en otras administraciones y en algunas empresas privadas. En algunos casos ha provocadoa denuncias por la presunta vulneración de la Ley de Protección de Datos. En 2015, el PP vasco ya planteó que se aplicara este sistema de identificación en Lanbide. No obstante, la propuesta del Partido Popular presentaba importantes diferencias con la del Gobierno vasco, ya que a diferencia de esta última, los 'populares' reclamaban la huella digital sólo para determinados perceptores de las ayudas de Lanbide, con el fin de acabar con los "abusos" de quienes utilizaban "pasaportes falsos".

Además de los perceptores de las ayudas sociales, este sistema afectará a los desempleados que recurren a Lanbide en busca de asesoramiento, así  como a cualquier ciudadano que realice trámites legales en Lanbide. Según la consejera, se trata de simplificar los trámites, mejorar la información e incrementar los controles.

El sistema de huella dactilar, que está gestionado por Izenpe, la empresa de certificación y firma digital de las administraciones vascas, comenzará a aplicarse en junio de 2017 en una oficina piloto de Lanbide y posteriormente se desplegará a todo el Servicio Vasco de Empleo. Aunque el sistema de huella digital ya está implantado en empresas privadas y en algunas administraciones públicas, como el Ayuntamiento de Vitoria y el Instituto Foral de Bienestar Social de la Diputación de Álava, en estas instituciones no se exige a los usuarios de los servicios. Tan solo se requiere a los trabajadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha