eldiario.es

Menú

La segunda vida de las vías de tren en desuso

Una investigación de UPV/EHU demuestra que las viejas vías de tren pueden ser usadas más allá de las vías verdes

- PUBLICIDAD -
Una vía de tren ya sin uso.

Una vía de tren ya sin uso.

Muchas de las vías de tren que se encuentran en desuso en el País Vasco tienen "potencial" para ser usadas más allá de las vías verdes. Así lo demuestra un estudio realizado por la Universidad del País Vasco (UPV). Así, el ferrocarril Vasco-Navarro, que cubría alrededor de 150 kilómetros, además de ser usado como vía verde "puede ir un paso más allá y ser utilizado para viajes diarios relativamente cortos que se pueden realizar tanto a pie como en bicicleta [viajes al trabajo, escuela, tienda, etc])", según detalla este trabajo.

En los siglos XIX y XX se construyeron cientos de kilómetros de vías de tren en el País Vasco, lo que tuvo gran repercusión en el desarrollo de los pueblos de alrededor. El ferrocarril "organizó y jerarquizó el territorio, modernizando de cierta manera los pueblos en los que pasaba y dejando de lado el resto".

A finales del siglo XX, sin embargo, debido a la decadencia de la industria y la competencia del transporte por carretera, se cerraron muchos kilómetros de líneas ferroviarias. En la actualidad, son más de 500 kilómetros las vías de tren en desuso en el País Vasco y Navarra.

El objetivo de la investigación del Departamento de Arquitectura de la UPV es analizar todas esas antiguas líneas ferroviarias en desuso y proponer soluciones adecuadas para su futura reutilización.

"Existen numerosos ejemplos de reutilizaciones exitosas de líneas de ferrocarril en desuso, tales como el parque High Line de New York o los programas Greenway o Vía Verde. De todas formas, todas ellas son infraestructuras principalmente relacionadas con el ocio y el turismo", explica la investigadora del Departamento de Arquitectura de la UPV, Arritokieta Eizaguirre.

En el trabajo se argumenta que las líneas de ferrocarril en desuso pueden ir "un paso más allá", organizando el territorio a su alrededor como ejes no motorizados que operan a escala urbana o interurbana y están relacionados con las actividades y usos diarios, además de para el ocio y el turismo.

El Vasco-Navarro

La investigación se ha centrado en el estudio del ferrocarril Vasco-Navarro que en sus 150 kilómetros cruzaba los territorios de Gipuzkoa, Álava y Navarra. Para ello, se han definido los tipos de recorrido que dicha línea ferroviaria puede llegar a tener en cada zona.

Es decir, se ha estudiado el potencial que tiene dicho eje para los viajes diarios relativamente cortos. El estudio se ha realizado en tres escalas o niveles diferentes y utilizando una metodología adaptada para cada una de ellas, con el fin de analizar las distintas zonas que pueden existir en el entorno de la línea; un enfoque regional, referido a las ciudades y pueblos conectados por la línea ferroviaria en desuso; un enfoque interurbano relacionado con las áreas cercanas a la línea; y un enfoque urbano referido a las áreas de núcleos urbanos o rurales alrededor de la línea.

El análisis de las principales ciudades muestra que las zonas cercanas a Gipuzkoa tienen los niveles de accesibilidad más altos. Sin embargo, si se tienen en cuenta todos los núcleos urbanos, los resultados muestran que el pueblo Andollu, en Álava, es "el más accesible".

Por lo tanto, "los futuros recorridos que podrían surgir en el primer caso estarían directamente relacionados con las principales ciudades y núcleos urbanos, mientras que en el segundo caso tendrían mayor influencia en el desarrollo rural", resalta la investigadora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha