eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pilar Manjón, sobre su acoso en redes sociales: "Me mandaban imágenes de los cadáveres destrozados"

Durante el juicio contra los tuiteros que la insultaban ha relatado las vejaciones que ha sufrido durante los últimos años

Uno de los tuiteros dice que sus comentarios son fruto del "calentón" y que no ha pedido perdón a Majón porque le tiene "bloqueado" en Twitter

El segundo ha renegado de los comentarios y asegura que nunca tuvo cuenta en ninguna red social

- PUBLICIDAD -
Piden hasta 2 años de cárcel por insultar en Twitter a Pilar Manjón

Pilar Manjón, durante un acto en homenaje a las víctimas del 11M. EFE

Pilar Majón, expresidenta de la la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo, se ha sentado hoy en la Audiencia Nacional en el primer juicio contra quienes durante años le han  insultado y vejado a través de las redes sociales. Ha relatado que esa campaña han agravado sus problemas psiquiátricos tras la muerte de su hijo en los atentados.

"Me mandaban imágenes de los cadáveres destrozados de los atentados", ha explicado Majón sobre la campaña de acoso que ha sufrido desde el 11M. Sus problemas psiquiátricos comenzaron tras la muerte de su hijo, pero su situación "se ve agudizada cada vez que me dicen que soy una mala madre o que mi hijo está bien muerto". Ha relatado que siempre ha interpuesto denuncias contra quienes le lanzaban estos comentarios, aunque solo en esta ocasión se ha llegado a juicio.

Manjón, testigo en el juicio contra Tomás S. y Fernando R., los tuiteros que la insultaron durante meses, ha asegurado que tuvo conocimiento de los mensajes porque siempre la mencionaban directamente en sus conversaciones. Ha asegurado que los insultos le duelen más cuando van dirigidos a su hijo, "que no eligió ir en los trenes".

"Eso no es libertad de expresión, eso es llamar a mi hijo hijo de puta", ha dicho sobre comentarios del tipo  "Imagino que el padre del hijo de la Manjón no dice nada porque no se sabe quien es ... ", lanzados por los dos acusados. Insiste en que siempre ha denunciado estas actitudes, aunque esta sea la única ocasión en la que ha llegado a juicio.

Insultos fruto de "un calentón"

Tomás S. se enfrenta a una pena de dos años de cárcel, mientras que para Fernando R. el fiscal pide un año y seis meses de prisión. Considera la Fiscalía que ambos cometieron un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Fernando R. difundió desde su cuenta de Twitter por insultos a Pilar Manjón. el mensaje "¿Qué se puede esperar de una mala madre que hace negocio apoyando la impunidad de los asesinos de su hijo?". Considera el fiscal que lo hizo "a sabiendas de que con ello ofendía gravemente y ocasionaba una pública humillación a Pilar Manjón en su calidad de víctima del terrorismo", como madre de uno de los fallecidos en el atentado del 11 de marzo de 2004.

Durante su declaración, ha asegurado que los insultos no iban dirigidos a Manjón, y que si la mencionó fue por error, por "precipitación". Ha enmarcado sus comentarios en momentos de "calentón" en medio de una discusión en Twitter y que "en frío" nunca habría dicho eso, ni siquiera en privado: "Es una frase dicha en un momento de acaloramiento". "No tengo posibilidad de pedirle perdón porque me tiene bloqueado", ha añadido.

En respuesta a su abogada, ha asegurado que en ningún momento quiso ofender y que está "total y absolutamente en contra del terrorismo". Además, ha mostrado su "apoyo total a las víctimas del terrorismo".

"Soy amigo de la justicia y la legalidad"

Tomás S. fue más activo y a través de diversas cuentas de Twitter lanzó mensajes como "A Pilar Manjón le tocó la lotería cuando reventaron al hijo. Menuda puta" o "Me alegra saber que pese a tu problema ortográfico apoyas a la puta prototerrorista de Manjón".

Durante su declaración, ha negado haber lanzado esos mensajes y ha asegurado que nunca ha tenido cuentas en redes sociales. Ha tildado de "ofensivos" esos comentarios pero ha insistido en que él nunca los escribió.

Según ha explicado, se le relaciona con distintos perfiles ultras en Twitter porque en una ocasión apareció en televisión, y "el programa La Tuerka de Pablo Iglesias" manipuló las capturas de pantalla para vincularle con esos perfiles. Ha negado todo lo contenido en el informe policial que, tras un exhaustivo rastreo, le identificó como uno de los tuiteros que insultaba a Manjón.

"Si se me conoce por algo es porque soy amigo de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la Justicia, del Estado de derecho y de la legalidad", se ha defendido. Tras él, el agente que le investigo ha relatado minuciosamente los pasos que dieron para localizarle. Lo hicieron en parte gracias a que tuiteó desde una de esas cuentas que había salido de declarar de un juzgado de Santander por unos hechos parecidos.

En su última palabra, ha ratificado que las cuentas que se le achacan no son suyas: "No participo en redes sociales, no me gustan". "Yo no he sido, y no tengo forma de defenderme", ha añadido.

La defensa de Manjón pide penas más altas que la Fiscalía para los acusados y sostiene que cometieron un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, y no de enaltecimiento. Para Tomas S. piden una pena de 3 años de cárcel y una multa de 5.400 euros, mientras que para Fernando R. solicitan una condena de tres años y una multa de 10.800 euros. Además, reclaman que se indemnice a Manjón con 12.000 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha