La borrasca ‘Lola’ llega a Andalucía con lluvias persistentes, tormentas y oleaje

Una persona se protege de la lluvia con un paraguas . EFE/ Cati Cladera/Archivo

El pasado miércoles 21 de abril, el Servicio Meteorológico Nacional de Portugal (IPMA), nombraba a una profunda borrasca sobre aguas atlánticas con el nombre de ‘Lola’. Ocurría más de dos meses después de la última gran borrasca que afectase a la Península Ibérica de manera global. Desde entonces nuestro territorio ha estado al amparo de puntuales descuelgues de bajas poco profundas y sus chubascos asociados. En todo caso, lluvias insuficientes ante una situación de emergencia hidrológica. El dibujo que plantea la borrasca ‘Lola’ para los próximos días promete un auténtico festival de precipitaciones, en su mayor parte con carácter tormentoso, y que pondrán en jaque a la atmósfera andaluza desde el fin de semana y al menos la primera mitad de la próxima.

Lluvias de carácter tormentoso desde la tarde el sábado

Aunque el comienzo del fin de semana aún vaya a registrar precipitaciones en forma de chubascos en algunos puntos del interior andaluz, estos serán por lo general dispersos y muy localizados en áreas de Sierra Morena. La jornada del viernes aún vivirá de los rescoldos de días atrás. Las áreas de baja presión que aún pululan por la Península Ibérica y que mantienen flujos de humedad hasta nuestra vertical, servirán para alimentar tormentas y precipitaciones aisladas durante la tarde.

Esta dinámica tendrá un antes y un después durante el sábado 24 de abril. Para entonces la aproximación de la profunda borrasca ‘Lola’ hasta el litoral atlántico peninsular, impulsará la formación de desarrollos tormentosos sobre el Golfo de Cádiz y el Mar de Alborán. Durante el resto del fin de semana, el marcado flujo del sur que acompañará al acercamiento de la borrasca servirá para alimentar unos chubascos que, en su barrido por la comunidad de sur a norte, podrán ser localmente muy intensos, en especial en áreas del litoral mediterráneo.

Junto a estas precipitaciones de carácter tormentoso, el viento de levante en todo el Mar de Alborán y área del Estrecho podrá ser de fuerte a muy fuerte, con rachas de viento que podrán alcanzar o superar los 90 km/h en la costa granadina. La Agencia Estatal de Meteorología mantiene activados para las jornadas de viernes y sábado avisos de nivel amarillo por viento y oleaje de 7 metros a la mayor parte del litoral entre el levante almeriense y la costa atlántica gaditana.

Un comienzo de semana especialmente complicado

Tras el fin de semana la lluvia irá a más en toda la región. Aunque la borrasca perderá profundidad en su acercamiento hasta el territorio peninsular, la mayor proximidad permitirá que las precipitaciones que se formen ganen en intensidad y en extensión. Será la jornada del lunes 26 de abril la más lluviosa, en especial en la mitad occidental donde el valle del Guadalquivir actuará de canalizador natural a las lluvias que se formen sobre el Golfo de Cádiz. Se podrían registrar acumulados superiores a los 30 litros por metro cuadrado en menos de 12 horas en amplias zonas del litoral atlántico.

Desde el martes 27 las precipitaciones perderán intensidad una vez que el centro de la baja, ya muy debilitada, se posicione sobre el Mediterráneo. Aún así mantendrá la inestabilidad sobre toda Andalucía, favoreciendo además de cara a mediados de semana que nos alcancen nuevas bajas desde el Atlántico. Así, los chubascos persistirán sin descanso durante las jornadas de martes y miércoles, pudiendo ser localmente intensos de nuevo en algunos puntos de las provincias occidentales. Sólo el litoral mediterráneo quedará entonces ligeramente al margen de un episodio por precipitaciones irregulares que mantendrá a toda la región pendiente del cielo desde comienzos del fin de semana.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 15:22 h

Descubre nuestras apps

stats