Fran Carrillo reta a Marín y se alza como su principal rival en las primarias de Cs

Juan Marín y Fran Carrillo conversan en las instalaciones del Parlamento andaluz.

Todo aquel que quiera desafiar a Juan Marín para ser elegido candidato de Cs a la Junta de Andalucía tiene que darse prisa, ya que el plazo para presentarse expira a las 21 horas de este jueves, sólo 36 horas después de abrirse. Y en esta carrera contra el reloj que ha impuesto la dirección naranja ya hay un aspirante con enjundia: el diputado Fran Carrillo, cuya tensión con Marín (vicepresidente de la Junta y líder naranja en Andalucía) se escenificó el pasado verano con su destitución como portavoz adjunto del grupo en el Parlamento andaluz.

Génova descarta una lista conjunta con Cs en Andalucía: "Para unificar el voto de centroderecha hay que votar al PP"

Génova descarta una lista conjunta con Cs en Andalucía: "Para unificar el voto de centroderecha hay que votar al PP"

Carrillo es hasta el momento el rival de más peso que va a tener enfrente el vicepresidente del Gobierno andaluz, ya que la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, no piensa presentar candidatura pese a que durante mucho tiempo se la ha considerado la cabeza más visible del movimiento crítico en Cs. Carrillo sí ha hecho público su paso al frente, mientras otros pesos pesados del partido empiezan a pronunciarse, como la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, que a través de Twitter anunciaba que dará su "confianza" a Marín, "una persona trabajadora, honesta y leal con el proyecto de Cs, comprometido por encima de todo con los andaluces". En la misma línea parece ir el consejero de Educación, Javier Imbroda, que publicaba un tuit dedicado a Marín bastante ilustrativo: "Una suerte trabajar contigo en el mismo equipo. Seguimos adelante".

También vía tuit, Fran Carrillo dejaba sus primeras impresiones sobre el mecanismo puesto en marcha por Cs para elegir a su candidato, y no eran precisamente elogiosas con cómo se ha cocinado el proceso: "Convocar unas primarias en pleno puente y con un fin de semana de por medio no es serio. Se está hurtando al afiliado su derecho a escuchar alternativas e ideas diferentes. Sólo tres días de campaña para ocho provincias. ¿En serio? La militancia no se merece esa falta de respeto".

Quien también ha confirmado su candidatura es la militante de Sevilla Carmen Almagro, elegida en unas primarias internas por la corriente crítica Renovadores, que por cierto ha cargado con dureza contra estas primarias exprés al considerarlas "un fraude democrático a los afiliados y una vulneración de su derecho de participación". "Estas son las primarias del miedo, del temor a la participación del afiliado y al debate. En lugar de ser un ejemplo de lo que debe ser un proceso democrático de un partido, son una advertencia de todo aquello contra lo que siempre se ha posicionado Cs", han apuntado desde este grupo crítico, que también se opone a una coalición electoral con el PP.

Tensiones internas en Cs

La propuesta lanzada en este sentido por la presidenta nacional del partido, Inés Arrimadas, fue rechazada en cuestión de horas –y de manera rotunda y contundente– por la dirección nacional de los populares, lo que ha contribuido a enrarecer aún más el clima interno en la formación naranja. La fractura es evidente y de ello es un reflejo la reciente filtración de un audio en el que Juan Marín reconocía que "es estúpido aprobar un Presupuesto en año electoral".

Marín hizo estas declaraciones en una reunión interna en la que sólo estaban los diputados en el Parlamento andaluz, y el hecho de que se grabase y se hiciera llegar a la Cadena SER ya es un indicador claro de la situación en el partido. La convocatoria acelerada de las primarias, en pleno puente y con sólo 36 horas (incluyendo un día festivo) para presentar candidaturas, no ha ayudado precisamente a apaciguar los ánimos.

Todo ello, además, en un contexto nacional de descomposición del partido, al que las encuestas le pronostican de manera machacona un hundimiento que ronda la extinción. El sondeo más benévolo con sus expectativas es el llamado CIS andaluz que financia la propia Junta, el Barómetro de Opinión Pública de Andalucía realizado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (Centra), que en octubre en su última oleada pronosticaba que Cs perdería dos tercios de sus 21 diputados actuales y con siete escaños se convertiría en la quinta fuerza en el Parlamento. El dato generó no poco escepticismo al considerarse excesivamente optimista.

Marín parte como favorito

La última vez que Cs abrió sus primarias fue en julio de 2018 y fue también a la carrera para liquidar el proceso en una semana, aunque la situación era muy distinta. Entonces se daba por hecho el adelanto electoral, como así ocurrió cuando Susana Díaz adelantó el proceso para fijar los comicios el 2 de diciembre, y el partido quería estar preparado para ese momento. Ahora, y por mucho que pueda haber adelanto electoral, no sería hasta primavera, por lo que las prisas en el proceso se han interpretado como una maniobra de la dirección para ponerle las cosas difíciles a los candidatos críticos y apuntalar las opciones de un Marín que parte como máximo favorito.

A agilizar las primarias ayuda que los estatutos de Cs no exigen a los candidatos ni avales ni compromisarios, aunque el proceso diseñado no propicia ni mucho menos el debate ya que, una vez proclamados de manera definitiva los candidatos, la campaña electoral se extenderá entre el viernes día 10 y el domingo 12. La votación será telemática y empezará a las 8 horas del lunes 13 para concluir a las 20 horas del martes 14, un proceso en el que podrán participar todos los afiliados adscritos a algunas de las agrupaciones andaluzas que lleven como militantes al menos seis meses.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats