La literatura ‘menos rentable’ logra las ventas más estables 

Aurora Delgado y Luis Gallego.jpg

Nuestra búsqueda de superlibros en la selva de superventas nos hace recalar en la librería La Fuga (C/Conde de Torrejón, 4, Sevilla) que Luis Gallego creó en 2004 “como autoempleo y herramienta al servicio de colectivos sociales y artísticos”. En doce años, La Fuga se ha convertido en referente de ensayo político. “Siempre ofrecimos, poesía, cómics y narrativa, pero hemos montado ”El SofáCama de la Fuga“ para divulgarlo pues la gente nos vincula al ensayo por la concepción política de la librería como instrumento para transformar la realidad”.

Gallego elige los fondos y sus lecturas personales buscando “los textos para entender el mundo” y recomienda, El apoyo mutuo de Piotr Kropotkin, obra de 1902 editada en 2016 por Pepitas de Calabaza, que ofrece un paradigma de la evolución disitnto a la selección darwinista, y cuestiona la justificación biológica del capitalismo; los relatos 10 ingobernables, de June Fernández (Libros del K.O.); El libro de los abrazos de Eduardo Galeano (Siglo XXI) y La Mosca del dramaturgo polaco Mrozek (Acantilado), “relatos de un humor muy particular”.

“Yo no ofrezco cualquier bestseller. Vender no lo es todo. No quiero hacerlo a costa de legitimar ciertas lógicas culturales” -explica. “Quiero vivir de mi trabajo lo mejor posible, pero mi experiencia y los informes de los editores revelan que lo que se supone menos rentable está siendo lo más estable”. 

Acto seguido enumera toda una serie de librerías independientes -Cambalache  (Oviedo), Traficantes de sueños (Madrid), La Pantera Rossa (Zaragoza), Katakrak (Pamplona), Bakakai (Granada) o La Clandestina (Cádiz)- “que somos una red que ofrecemos más que la venta: prescripción librera, el servicio de proximidad del comercio tradicional y la creación de comunidad abriendo los espacios a actividades culturales”.

Dentro de esta filosofía de servicio público llega la iniciativa “El SofáCama de la Fuga”. Encuentros con seis editoriales independientes, uno al mes, del 31 de enero al 8 de junio, ideados por Luis Gallego y la escritora Aurora Delgado, premio Alcalá de Henares con su primera novela El corazón de Livingston y finalista del Nadal 2017 con Curva (inédita). 

“La idea es acercar a los lectores el mapa de la edición independiente en España” -expone Delgado. “Con el tope del grupo Contexto -al que pertenece Nórdica (enero)-, como el mayor -detalla él- y de ahí, a pequeñas y alguna microeditorial: Candaya (febrero), Hoja de lata (marzo), Maclein y Parker (abril), Sajalín (mayo) y Jekyll & Jill (junio). Cada mes se formará un club de lectores en torno al título propuesto y en el encuentro con editores y autores se comentará la obra y su lugar dentro del catálogo.

“Mi sueño como autora” -explica Aurora Delgado, en plena búsqueda de editorial para su aplaudida novela Curva- no es ganar premios ni publicar en un gran sello, sino encontrar el editor que conecte tanto con lo que escribo que y lo se implique en ello como algo propio“. Como autora y lectora -tareas en las que supera el hándicap de su ceguera de un ojo y desprendimiento de retina en otro- el faro que la guía es ”la indagación, a partir de los dilemas de los personajes, en la condición humana“. ”Sé que soy ingenua porque el criterio que impera es el de venta, pero yo lo que escribo lo puedo defender porque es honesto. Me expongo tanto que siento pudor porque entrego parte de mí“. Delgado recomienda La mala puta. Réquiem por la literatura española (Sloper), de Miguel Dalmau y Román Piña Valls, está ahora inmersa en El camino más largo, libro auto-editado de Riki Blanco y deseando lanzarse a Manhattan 45, de Jan Morris (Gallo Nero) ”retrato del Nueva York de posguerra que me apasiona“.

“Si Aurora dice que es ingenua, nosotros tanto o más” -interviene Antonio Abad, creador de la editorial sevillana Maclein y Parker, con Cecilia Ojeda. “Sí, porque para nosotros el criterio al elegir un manuscrito es que nos arranque un ”¡Me encanta!“ -cuenta. ”Y luego ya pensamos cómo entusiasmar y venderlo a libreros y lectores“ -aporta ella. Maclein y Parker -creada hace tres años, con nombre que une ambas alas de su alma, la cultureta y ”la mamarracha“, por Dorothy Parker y el John McClane de Bruce Willis en La Jungla de Cristal- participará en ”El SofáCama“ con Extraordinarium de Sergio Pavón. ”Un catálogo, tipo Vademecum o Botanicum, pero de cuentos extraordinarios, por sus tramas, personajes, escenarios“ -comenta Ojeda.

“Hemos elegido justo este título -argumenta su compañero- porque, en abril, será novedad y, al ser libro de relatos ilustrados, representa muy bien nuestro cuidado extremo tanto de la narrativa como de la estética”. 

Abad y Ojeda, que crearon la editorial “como apuesta profesional y, también necesidad vital” encuentran “cada vez más autores que, como Aurora, quieren que su editor sea también de proximidad, cercano, que trabaje con ellos mano a mano”. En ese sentido, consideran “cada libro como un hijo” y están explorando las vías para convertir en nacional la distribución que desde septiembre tienen en Andalucía y Extremadura. “Siempre que mantengamos la garantía de que los títulos serán bien posicionados en cada librería”. 

Como lectores voraces que son, Antonio Abad recomienda El Paseo de Robert Walser (Siruela), “un autor que me entusiasma por su capacidad para abordar realidades complejas con sencillez y dejar huella. Lo que pretendemos sea el común denominador de nuestros libros”. Y Cecilia Ojeda, Tea rooms. Mujeres obreras, de Luisa Carnés (Hoja de lata), “novela de una gran autora, injustamente ignorada, de la Generación del 27, de una vigencia tan arrolladora sobre la precariedad de los derechos, de los trabajadores y las mujeres, fascinante por su capacidad de análisis y su forma vanguardista de escribir que debería ser de lectura obligatoria”. 

La vehemencia de Ojeda corona la cita con estos apasionados, adictos a la literatura que, sin pensar en hacer caja con los libros, dan irrefrenables ganas de adquirirlos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats