Más de 200 manifestantes marchan por Sevilla contra el Gobierno sin autorización ni distancia de seguridad

La Policía observa la manifestación no autorizada de este lunes

No consta en el registro de la Subdelegación del Gobierno porque no fue comunicado. Los dos centenares de manifestantes que marcharon en la tarde del lunes por la avenida de la Palmera de Sevilla blandiendo banderas y golpeando cacerolas no tenían autorización para manifestarse.

Dos testigos que presenciaron la manifestación y, al menos, un vídeo publicado en redes sociales demuestran que los manifestantes no guardaban la distancia de seguridad para prevenir el contagio de COVID-19, que se ha cobrado la vida de más de 1.300 personas tan solo en Andalucía y unas 320.000 en todo el mundo.

A las diez menos cuarto de la noche, una testigo que se encontraba en el Parque María Luisa se asomó a la avenida porque "llevaba un rato escuchando caceroladas". "Me extrañó, porque eran las diez menos cuarto. Al salir, vimos una manifestación que llevaba un rato pasando por la avenida de la Palmera. Era muy larga, todos estaban envueltos en banderas (nacionales) y gritaban 'Sánchez, dimisión'", relata.

La segunda testigo consultada por este diario vio a un número menor de manifestantes, ya en la Puerta Jerez, que "gritaban 'libertad' sin respetar las medidas de seguridad, mientras la Policía Nacional observaba con los brazos cruzados y sin hacer nada, aunque se veía claramente que no se estaban respetando las distancias de seguridad. Lo veía hasta yo, que estaba a una distancia más que prudencial".

"Un paseo espontáneo"

A la primera testigo le pareció una "manifestación organizada, porque cuando pasó, la Policía volvía a abrir el tráfico". No era una manifestación autorizada, como ha confirmado a este diario la Subdelegación del Gobierno de España, a la que se ha alegado con falsedad que se trató "de un paseo espontáneo de personas coincidentes en un lugar". Se trata, en realidad, de una manifestación similar a la instigada por el entorno de los partidos de ultraderecha en el madrileño barrio de Salamanca y que se ha repetido en otras ciudades como Salamanca, Zaragoza, Logroño o Guadalajara.

Según informa a este diario la Subdelegación del Gobierno, sí hay convocada formalmente para esta semana una caravana de vehículos, a petición de Vox. Se da la circunstancia de que la caravana arrancará en el mismo sitio que la marcha de este lunes, en la avenida de la Palmera, y continuará por la calle Betis, discurriendo por el paseo de las Delicias, hasta terminar en la Resolana. En este caso sí se ha diseñado pedido autorización y se ha diseñado un plan de medidas de prevención.

La manifestación en la avenida de la Palmera de Sevilla sigue el modus operandi de lo ocurrido en la calle Núñez de Balboa o la Moraleja de Madrid: rechazo al Gobierno, banderas de España, proclamas de "¡Gobierno dimisión!", desobediencia a la distancia de seguridad para la prevención del contagio, escenificación de espontaneidad y celebración en uno de los barrios más ricos de la ciudad.

Multiplicación de convocatorias

Según destaca una información publicada por este diario, las convocatorias se multiplicaron por las aplicaciones de mensajería y las redes sociales contra "la gestión sanitaria y económica" del Ejecutivo. Algunos de esos mensajes para movilizar recomiendan qué llevar a la protesta: mascarilla, bandera de España y elementos para hacer ruido.

Según datos de la Policía, el viernes hubo una decena de protestas en Madrid; el sábado llegaron a la veintena. En la Castellana llegaron a juntarse un millar de personas. El día anterior, en Núñez de Balboa habían salido unas 500. El domingo los agentes contabilizaron hasta 35 núcleos de protestas repartidos por diversos barrios de Madrid. En el Paseo de la Habana llegaron a juntarse 4.000 personas.

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2020 - 13:29 h

Descubre nuestras apps

stats