"El barrio de San José de Zaragoza merece espacios culturales de calidad”

Javier Roche, del Colectivo Llámalo H.

Un espacio creativo de cultural comunitaria. Así definen en el Colectivo Llámalo H la Harinera de San José, una antigua fábrica que dejó de producir harina en 2001 y reabrió sus puertas como centro cultural cogestionado en 2016. Javier Roche (Zaragoza, 1983) es miembro del Colectivo Llámalo H.

¿Cómo ha cambiado la Harinera de San José desde que gobierna el equipo PP-Ciudadanos en el Ayuntamiento de Zaragoza?

En realidad, lo que nos ha pasado es que este equipo de gobierno no nos ha permitido avanzar. Sufrimos una reducción de presupuesto en 2020 de 50.000 euros; teníamos un presupuesto de 150.000 euros y ahora estamos en 100.000. Además, ha terminado la reubicación de la tercera planta que ya se puso en marcha por parte del anterior equipo de gobierno. Las obras ya terminaron hacia diciembre de 2019; faltaría equiparla, pero no hay previsión de hacerlo.

¿Qué les parecen los planes de trasladar a esa tercera planta los Servicios Sociales del barrio de San José?

En febrero, nos enteramos por la prensa de que había una propuesta de traslado de los Servicios Sociales. En principio, nos quedamos estupefactos, no entendíamos nada. Empezamos a hablar con vicealcaldía y con Zaragoza Cultural; nos decían que habían recibido la propuesta y que la iban a estudiar. En realidad, aunque nos enteramos en febrero, esa propuesta estaba en la mesa de la Junta de Distrito desde diciembre de 2020. Por tanto, nos enteramos tres meses después. El Colectivo Llámalo H conseguimos reunirnos con Acción Social y con Zaragoza Cultural hace mes y medio. Ahí supimos cuáles eran sus intenciones: presentaron una propuesta que consistía en traer a Harinera todos los Servicios Sociales del barrio. Era totalmente inviable, básicamente, porque no cabía en la tercera planta. Esa planta ya está construida: hay baños, zonas de paso... es imposible. Nos emplazamos a otra reunión, con una propuesta diferente. Nosotros creemos que el barrio de San José merece espacios culturales de calidad; estaba por debajo de la media de otros barrios en este aspecto y con esta tercera planta, íbamos a conseguir alcanzar esa media. Pero, además, no creemos que traer los Servicios Sociales a Harinera sea una solución. En primer lugar, porque la Harinera está en la parte más alta del barrio, prácticamente sería un centro de Servicios Sociales del barrio de Torrero; y no es accesible para mucha gente. Por otra parte, tampoco vemos razonable un traslado parcial, que es lo que salió del acuerdo del consejo de gobierno. La Asociación de Vecinos tampoco está de acuerdo. El martes pasado, hicimos una acción; también participó gente de servicios sociales reclamando espacios dignos para la cultura.

Entonces, más allá de perder espacio cultural, ¿dedicar la tercera planta de Harinera a Servicios Sociales tampoco le parece buena opción?

No es una solución. Servicios Sociales, es cierto, está en unas condiciones muy malas y necesita una solución ya. Pero resulta que Harinera es un Bien de Interés Patrimonial, es un espacio protegido. Traer Servicios Sociales a la tercera planta requeriría de unas obras: hacer despachos, llevarles luz... Necesita un proyecto que tendría que pasar por la comisión municipal de Patrimonio. No es fácil que en un espacio protegido se aprueben cerramientos. De hecho, ya nos pasó: los cerramientos que hay ahora mismo son de cristal porque, por la singularidad, de ese espacio diáfano, no puede haber construcciones que obstruyan la visión de ese espacio. Por eso, no sería en ningún caso una solución rápida trasladar Servicios Sociales allí. Estamos hablando de plazos de seis o doce meses.

Decía que el proyecto se ha quedado estancado, que no han podido avanzar, ¿hacia dónde les gustaría hacerlo?

Principalmente nos habría gustado tener la tercera planta equipada. Cuando se diseñó, hicimos un proyecto participativo muy interesante con el arquitecto, en el que definimos qué usos iba a tener cada espacio. Incluso sin ese equipamiento, nos ha venido muy bien la tercera planta porque es un espacio muy grande que nos ha permitido llevar actividades para las que no tenía capacidad. Pero, a futuro, nos gustaría tener equipada la planta para darle los usos para los que se concibió.

¿Cuáles eran esos usos?

Había un espacio de danza, con un suelo especial, porque todo el resto del suelo es de cemento. También había un equipamiento de luces para hacer actuaciones escénicas. Otro espacio era para talleres; esa zona sí se está utilizando como estaba previsto, con el proyecto Andar de nones, de arte para personas con minusvalías psíquicas.

¿Qué tiene de especial el proyecto de la Harinera de San José?

La singularidad que tiene Harinera Zaragoza es que es un espacio municipal cogestionado: la gestión es asamblearia; participa el Ayuntamiento a través de Zaragoza Cultural, el tejido vecinal representado por la Asociación Vecinal de San José y el Colectivo Llámalo H, que engloba a todas las personas interesada en el proyecto: artistas, gestores culturales, administrativas, jubilados, todo tipo de personas... El Colectivo Llámalo H se creó en el proceso participativo que hubo al inicio: se hizo un llamamiento a la ciudadanía y acudimos gente del barrio y artistas o gestores culturales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats