La portada de mañana
Acceder
La tercera sentencia sobre la caja B entierra una década de negacionismo del PP
Opinión - M. Rajoy no tiene rastas, por Ignacio Escolar
La violencia de los incendios convierte a 2021 en uno de los años más destructivos

Sierra de la Cabrera, vertiente occidental

Sierra de la Cabrera, vertiente occidental

La sierra de La Cabrera, situada al norte de la Comunidad de Madrid y aislada del cordal limítrofe Madrid-Segovia-Guadalajara, es una estribación rocosa de la Cuerda Larga, macizo que forma parte de la sierra de Guadarrama, y a su vez forma parte del Sistema Central.

Es el mayor macizo granítico de la zona oriental del Guadarrama, destacando entre sus innumerables cimas y agujas el Cancho Gordo con 1.563 metros y el Pico de la Miel de 1.392 metros. Curiosamente, casi son los extremos Oeste y Este respectivamente de la sierra, cuya longitud es de aproximadamente cuatro kilómetros.

La visión de su vertiente Sur es radicalmente opuesta a la contraria, y nos depara una sucesión de verticales paredes, desde unos pocos metros, a más de 200 en alguno de sus puntos.

Desde hace décadas, las diferentes generaciones de escaladores de la zona centro han ido dejando su legado en los riscos del cordal, y muestra de ello, es la cara Sur del Pico de la Miel, donde hay más de 30 vías de varios largos, entre 100 y 220 metros de longitud, en su gran mayoría semiequipadas, predominando la autoprotección.

Pero en esta ocasión nos desplazaremos hacia el extremo contrario del famoso Pico de la Miel, a la zona occidental, donde encontramos precisamente el pico más alto de la Sierra de la Cabrera, el Cancho Gordo.

En esta ocasión, y como nos dice el título del artículo, propondremos vías largas, o dicho de otra forma, de varios largos, semiequipadas, básicamente las reuniones y algún que otro seguro fijo en las placas improtegibles por otros medios, en el que un buen surtido de empotradores pasivos y mecánicos, e incluso algún clavo, harán las delicias de los escaladores que se enfrenten a ellas.

Proponemos dos recorridos de cierta exigencia que, sin ser muy difíciles, harán esforzarse a todos aquellos que quieran salir tras liberar todos sus largos liberables. Además, en esta ocasión, una de las vías nos ofrece varios largos de artificial, en los que el buen uso del material y la destreza harán que la jornada no sea más larga de lo deseado. Nos referimos a la Combinación Sur Directa-Moraleda (140m/6a+), y la vía Yatra (110m/A2/6a).

GUÍA PRÁCTICA

APROXIMACIÓN

Hasta El Pajarito (Cancho Largo) - 20 minutos.

Hasta el Cancho Gordo - 35 minutos.

Pese a poder acceder desde la zona de Valdemanco, solo la indicaré desde la zona de La Cabrera, por resultar más cómoda y con menos desnivel.

Dirigirnos a La Cabrera, kilómetro 57. Una vez en el pueblo, en una rotonda cercana a la estación de servicio, ir en dirección oeste siguiendo la señal de cementerio. 

Continuar toda la carretera hasta que lleguemos a la zona del Convento de San Antonio, donde aparcaremos y comenzará la aproximación a pie.

Buscar el muro superior del Convento, y por senda bien marcada, seguirla en dirección oeste, ganando altura poco a poco, y siempre con El Pajarito a la vista. El Cancho Gordo aparecerá ante nosotros tras unos 10 minutos de haber comenzado a andar por la senda, sin pérdida posible. Seguir por la senda más evidente hasta el pie de vía. 

VÍAS DE ESCALADA

El Pajarito (Cancho Largo).

Combinación ‘Sur Directa-Moraleda’ (140m/6a+).

Tiempo estimado: de 1,5 a 2,5 horas.

Bestial combinación de dos vías, con los dos primeros largos de la ‘Sur Directa’ y los dos últimos de la ‘Moraleda’, que nos ofrece una línea casi en su totalidad “limpia”, excepto en un punto del segundo largo que hay dos parabolts para proteger unos pasos de adherencia, cotados de 6a, que bien pueden sumar algo más…

El inicio es muy evidente. En una repisa, entre dos encinas, buscar una fisura ancha con una bavaresa un par de metros a la derecha y unas chapas otros dos metros más a la derecha.

Primer largo (6a+, 40m). Gran largo de fisura, con protección sencilla y al gusto. Dos paraboles en la zona de adherencia al final del largo. En caso de duda, posibilidad de montar “R” en una repisa a la izquierda a 20 metros.

Segundo largo (Vº, 55m). Precioso en su dificultad. Largo de más de 50 metros, de todo menos rectilíneo, a proteger en su totalidad. Sin ser para nada difícil obligará a gestionar muy bien tanto seguros como la longitud de las cintas para poder llegar a la “R” bajo la fisura final. En caso contrario, montar reunión en la encina antes de la travesía.

Tercer largo (6a+, 30m). Fisura tiesa, impresionante y limpia. Se deja proteger con piezas de todo tipo, medianas al principio, grandes en medio, pequeñas al final.

Cuarto largo (III, 15m). Salir por la brecha en un corto paso de trepa, y pasar a la otra vertiente. Travesía por placa tumbada hasta el descuelgue desde el que rapelaremos.

Cancho Gordo.

‘Yatra’ (110m/A2/6a). 

Tiempo estimado: de 2 a 5 horas.

Yatra, El Viaje, fue abierta por Alejandro Salcedo, Juan Luis Salcedo y Vicente Sánchez en el otoño del 2002.

Es una vía increíble de autoprotección que mezcla con acierto largos de escalada libre en fisuras de granito, con un espectacular techo a salvar en asequible artificial.

Desde luego, el artificial no es difícil, pero no subestimarlo en caso de no ser muy ducho en el manejo de las piezas muy pequeñas y en el clavado y desclavado.

Para encontrar el inicio debemos situarnos bajo el característico techo que posteriormente recorreremos, en su derecha, y buscar un muro fisurado que tiene algún seguro viejo y una reunión en el vértice del techo. 

Primer largo (6a, 30m). Buenísimo largo de fisura, con sorpresa final. Protección muy buena.

Segundo largo (6a, 20m). Largo interesante, de mirar, puede haber algo de musgo. “R” en el borde derecho del techo.

Tercer largo (A1, 15m). Seguir la fisura bajo el techo hasta alcanzar la “R”. Interesante montarla, ya que si no perderemos el contacto visual y fotográfico con el camarada. Clavos cortos y muy finos.

Cuarto largo (A1, 12m). Seguir la misma fisura bajo el techo este tramo. Clavos cortos y finos.

Quinto largo (A2/Vº/25m). Continuar unos metros por la fisura cada vez más exigua hasta un spit salvador. No es necesario clavar. Hay un plomo roto en el paso clave que, evidentemente, estorba más que ayuda. Una uña ayuda a llegar al expansivo. Salir al desplome, y superarlo para llegar a una fisura que nos llevará a la “R” en libre. Puede haber musgo en la parte superior, atención...

Sexto largo (6c, 8m). Fina placa asegurada que llega a cima.

DESCENSO

El Pajarito: 15 minutos.

Desde el collado bajo el menhir cimero, hacer un rápel de 45 metros hasta el suelo (dos anillas y parabolts). Bajar por la canal evidente al pie de vía si hemos dejado algo, y en caso contrario, seguir directamente hacia el Convento. Sumar el tiempo que tardemos en rapelar y recoger cuerdas.

Cancho Gordo: 30minutos.

Destrepar por la vertiente derecha (Este) con precaución. Pasos expuestos, en caso de humedad, no subestimar asegurarlos. Una vez en tierra firme, seguir lo pisado hasta la senda y deshacer la aproximación.

MATERIAL NECESARIO

Para la combinación ‘Sur-Moraleda’: un juego de friends BD 0´5-4 y semáforo de aliens. Repetir 1-2-3 si no se va sobrado de grado. Cuerda/s de al menos 55 metros si se va a hacer como está 

reseñada aquí. 

Para la vía ‘Yatra’: un juego de friends BD 0´5-4. Aliens: negro, azul y semáforo. Los C3 de BD van de lujo, el morado su puede usar en varios clavaderos. Si se repiten los micros, mejor. 4/6 clavos cortos y finos. Una uña viene muy bien. Con cuerda/s cortas se agilizan las reuniones y se trabaja más a gusto.

MEJOR ÉPOCA

Desde mediados de septiembre a mediados de junio.

En pleno verano, es factible escalar también, pero debido a su orientación Sur, solo es recomendable hacerlo a primera hora de la mañana, al punto del amanecer o a última hora de la tarde, si es necesario con la frontal en el bolsillo por si apuramos la hora y bajamos de noche al coche.

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2021 - 11:26 h

Descubre nuestras apps

stats