Cantabria cerró 2022 con un 19,2% más de delitos, por el aumento de las violaciones, robos y estafas informáticas

Foto de archivo. Detenciones

Cantabria cerró 2022 con 23.713 infracciones penales, casi 4.000 más que el año anterior (+19,2%), un aumento en el que destaca el incremento de la cibercriminalidad (+27,4) y de otros convencionales, como los robos con violencia e intimidación (26,8) o los delitos contra la libertad sexual (21,7%), con 140 este año (25 de ellas agresiones sexuales con penetración, un 47,1% más).

Así lo indica el Balance de Criminalidad hecho público este viernes por el Ministerio del Interior, que indica que, de 2019 a 2022 los delitos contra la libertad sexual en Cantabria se han incrementado un 57,3% y, entre ellas, las agresiones sexuales con penetración un 150%.

En cuanto a los robos, en Cantabria en 2022 hubo 246 con violencia e intimidación, un 26,8% más que el año anterior; 1.817 con fuerza en domicilios, establecimientos y otros instalaciones (11,3%) --los de viviendas crecen un 15,5%), y un 27,8% los hurtos. En cambio, se redujeron las sustracciones de vehículos un 35,7%, que bajaron a 90. 50 menos que en 2021.

También aumentaron un 25,5% los delitos de lesiones y riña tumultuaria, con 374 contabilizados.

Por contra, se redujeron en la comunidad el pasado año los delitos por tráfico de drogas, que bajaron un 14,6% respecto al año anterior, hasta los 82; los homicidios dolosos y asesinatos consumados, de los que solo hay contabilizado uno en 2022 frente a los 4 del año anterior, lo que supone una reducción del 75%, mientras las tentativas se mantienen sin variaciones, con 11.

Con estos datos, la denominada criminalidad convencional englobó 4.817 delitos, lo que supone un crecimiento de un 17,3%, un porcentaje que ha crecido un 18,2% desde 2019, el segundo mayor incremento del país en ese periodo, tras La Rioja (22,3%).

Con estos datos, la tasa de criminalidad en Cantabria se sitúa en 40,5 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y coloca a la comunidad autónoma como la octava más segura de España, por detrás de Extremadura (30,4), Asturias (32), Galicia (35,3), Aragón (36,4), Castilla y León (36,7), La Rioja (36,9) y Castilla La Macha (39,4).

Con esa tasa de 40,5 delitos por cada 1.000 habitantes, Cantabria se encuentra 8,5 puntos por debajo de la tasa de criminalidad del conjunto del país, que se situó al cierre de 2022 en 49 infracciones penales por cada 1.000 habitantes.

Por otro lado, el Balance de Criminalidad recoge los indicadores de seguridad de los municipios mayores de 20.000 habitantes (se tiene en cuenta la población empadronada y no la vinculada), que en el caso de Cantabria son Santander, Torrelavega, Camargo, Castro Urdiales y Piélagos.

En Santander, se cerró 2022 con una tasa de criminalidad de 43,2 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y el total de delitos conocidos se incrementó un 21,6%, mientras en Torrelavega la tasa de criminalidad se situó en 41,5 y las infracciones penales conocidas subieron un 23,7%.

En Camargo, la tasa de criminalidad al cierre de 2022 fue de 49,1 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y el aumento de los delitos conocidos fue del 11,4%.

En Castro Urdiales, la tasa de criminalidad se situó en 49 y las infracciones penales conocidas disminuyeron un 4,5%. Finalmente, Piélagos cerró el año con un tasa de criminalidad de 31,1 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y los delitos conocidos aumentaron un 27,7%.

Por otra parte, Cantabria cerró el año con un aumento del 12,1% de los delitos esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que han pasado de 8.302 en 2021 a 9.306 en 2022, un aumento similar se ha producido en las personas detenidas o investigadas, con un incremento del 16,4%.

En este sentido, la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha destacado el trabajo que desarrollan los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Cantabria, tanto la Policía Nacional y la Guardia Civil como las policías locales, porque “todos los cuerpos trabajan de forma coordinada y conjunta para garantizar la paz social, la convivencia y la seguridad”.

Además, Quiñones ha ensalzado que el Ministerio del Interior ha continuado en 2022 con el progresivo incremento de las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, concretamente un aumento del 7,2% desde 2018.

Según ha dicho, Cantabria cuenta a cierre de 2022 con 1.761 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, 128 más que en 2017 cuando había 1.633.

A su juicio, ello demuestra que el Gobierno de España “da cumpliendo al compromiso de aumentar las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Del total, 4.817 correspondieron a delitos en el ámbito de la cibercriminalidad, que en el caso de Cantabria se ha incrementado un 27,4% respecto a 2021 y un 130,9% en comparación con 2019, según se desprende del Balance de Criminalidad hecho público este viernes por el Ministerio del Interior.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats