Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

La concejala de Vox en Bezana compatibilizó su trabajo a tiempo completo mientras cobraba del Ayuntamiento un sueldo al 75%

La teniente de alcalde de Santa Cruz de Bezana, Manuela Bolado (Vox), a la derecha, junto a la alcaldesa, Carmen Pérez (PP).

Rubén Alonso

Santander —

4

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, Manuela Bolado (Vox), compaginó durante cinco meses el salario que percibía por trabajar a tiempo completo y por cuenta ajena en una empresa privada con otro sueldo del Ayuntamiento a un 75% de dedicación, además de ser la administradora única de una empresa dedicada al alquiler de alojamientos turísticos. La edil, que resultó elegida en los comicios municipales de mayo de 2023, mantuvo su doble fuente de ingresos hasta que la entidad farmacéutica con sede en Madrid que la tenía contratada desde hacía siete años tuvo conocimiento de sus responsabilidades políticas en Cantabria y prescindió de sus servicios.

“Su rendimiento y facturación habían bajado estrepitosamente, desaparecía durante semanas, empezamos a indagar y descubrimos su participación en actos de campaña y posteriormente como concejala”, explican fuentes de la empresa Silverstein Medical S.L. a elDiario.es. Así pues, Bolado fue despedida y, entonces, llevó a cabo dos acciones: la primera, demandar a su empresa por despido improcedente, y, la segunda, reclamar al Ayuntamiento el 25% de salario restante para obtener la dedicación completa por su actividad municipal dentro del equipo de gobierno que integran PP y Vox.

Según fuentes de la empresa, Bolado no les había comunicado ni que se iba a presentar a las elecciones, ni que posteriormente había resultado elegida: “Cuando nos enteramos y le pedimos explicaciones nos dijo que ella puede ir al Ayuntamiento cuando quiera y que nos estábamos metiendo en su vida privada”, señalan desde la entidad, resaltando que su horario de trabajo es principalmente de 9.00 a 14.00 horas. “Nos dedicamos a la sanidad en el ámbito quirúrgico y el perfil de nuestro cliente es una gran corporación hospitalaria de seguridad social que realiza el 95% de sus intervenciones en ese horario”, argumentan para defender que no puede compaginar ambas labores con ese nivel de dedicación por el que estaba cobrando.

“Si nos hubiera notificado que se iba a presentar a las elecciones y el resultado de las mismas hubiéramos intentado llegar a algún tipo acuerdo o de contrato para poder compatibilizar las dos funciones, pero ocultarlo...”, recriminan desde la entidad, que recuerdan así mismo que podría haberse solicitado una excedencia con razón de su actividad política como cargo público. “Es totalmente amoral con la empresa y con los vecinos del municipio”, lamentan desde la compañía.

Y es que en el currículum que aportó la concejala de Vox al Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana en ningún momento menciona que trabaja por cuenta ajena. Sí cita a la empresa farmacéutica, pero asegura que su “profesión habitual es autónoma”.

Además, en su biografía de la web municipal asegura ser “actualmente empresaria” y estar “profesionalmente vinculada al mundo sanitario”.

Juicio y dedicación completa en el Ayuntamiento

En este escenario, y tras una conciliación sin acuerdo entre empresa y trabajadora, ambas partes tienen un juicio fijado el 14 de mayo en el Juzgado de lo Social número 3 de Santander, en el que Manuela Bolado pide “la nulidad del despido por vulneración de derechos fundamentales o subsidiariamente la improcedencia del mismo”.

Bolado fue despedida el 6 de noviembre y pocos días después, el día 29 de ese mismo mes, se celebró una sesión plenaria en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana en la que se aprobó el aumento salarial de la edil de la formación de extrema derecha, que ya lo está cobrando desde el 1 de enero, previa publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) el 21 de diciembre. La subida del 75% al 100% de dedicación a petición propia salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno (PP y Vox) y de la Agrupación de Vecinos Independiente (ADVI), mientras que PSOE y PRC lo rechazaron.

Durante la sesión, compareció la propia Bolado y, lejos de mencionar el cambio de su situación laboral tras el despido en el ámbito privado, justificó la necesidad de aumentar su dedicación cargando contra la gestión del equipo de gobierno anterior: “No han hecho nada en su mandato anterior y me veo en la obligación de dedicar mucho tiempo”, subrayó. “Me resulta curioso que tenga que justificar el 25% más que solicito en mi dedicación”, expresó la edil.

Por su parte, la alcaldesa, Carmen Pérez Tejedor (PP), también defendió la subida por la “elevada carga de trabajo que supone su área”: “Trabaja 24 horas, siete días de la semana; eso es dedicación exclusiva”, remarcó la regidora del PP, sin hacer mención a que en los meses previos, Bolado compaginaba supuestamente esta dedicación con su puesto de trabajo en la empresa farmacéutica que le tenía contratada.

Además, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), Manuela Bolado Alcalde, edil de Turismo en el Ayuntamiento, es la administradora única de una empresa dedicada al alquiler de alojamientos turísticos. Constituida en mayo de 2022, Maire Gestiones Cantabria S.L. tiene su domicilio social en Santa Cruz de Bezana y su objeto social es el siguiente: “Otros servicios de reservas y actividades relacionadas con los mismos. Alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia. Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia”.

“Es mi vida privada y no tengo que dar explicaciones”

Este medio se ha puesto en contacto con Bolado para reclamar su versión. La primera teniente de alcalde de Bezana y concejala de Turismo, Emprendimiento, Asuntos Europeos, Agencia de Desarrollo Local, Comercio y Hostelería –estas dos últimas áreas desde este mes de febrero– no ha negado ni que compaginara dos salarios ni que estuviera contratada por cuenta ajena a jornada completa en la empresa farmacéutica.

La edil simplemente ha defendido que se trata de su “vida privada”. “Es un tema personal mío con la empresa, por el que yo no tengo que dar cuenta a nadie y no voy a dar ningún tipo de explicaciones al respecto; no tiene ni debe entrar nadie”, ha argumentado a elDiario.es. “Son temas privados en los que, evidentemente, creo que nadie debe entrar, y si alguien entra pues tomaré las medidas que me ampara la Justicia en cuanto a que considere que no se está tratando mi persona adecuadamente”, ha remarcado.

Lo único de lo que se ha pronunciado ha sido sobre su reciente aumento de la dedicación como cargo público en el Ayuntamiento: “Lógicamente, cuando te presentas a unas elecciones y resulta que llegas a formar equipo de gobierno es cuando se tiene opción de elegir dedicaciones, y hay gente que luego ve que requiere mucho más tiempo y que no puede dedicarle a su empresa el tiempo que pensaba, y es lo que he hecho yo, y ya está”, ha sentenciado, insistiendo en el incremento de la carga de trabajo político sin hacer referencia a su despido de la empresa: “Al principio puedes pensar que puedes compaginarlo y luego no, porque evidentemente el trabajo en el Ayuntamiento te lleva mucho más tiempo, como ha sido mi caso”.    

Bolado ha concluido recordando que cuando se es elegido cargo público hay distintas alternativas para compatibilizarlo con otro trabajo: “Cuando estás en esa tesitura tienes diferentes opciones, como es la que yo he tomado o pedir cualquier tipo de excedencia; son gestiones que cada uno lleva luego con su empresa en función del horario y de todo”. “Podéis decir lo que queráis, ya estaré yo para defenderme, pero insisto, creo que lo que es importante es lo que compete a los ciudadanos y a la información”, ha finalizado.

La normativa que regula la compatibilidad laboral de los cargos públicos es la Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas. Su artículo quinto establece que los “miembros de las Corporaciones locales en la situación de dedicación parcial a que hace referencia el artículo 75.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, podrán percibir retribuciones por tal dedicación, siempre que la desempeñen fuera de su jornada de trabajo en la Administración, y sin superar en ningún caso los límites que con carácter general se establezcan, en su caso. La Administración en la que preste sus servicios un miembro de una Corporación local en régimen de dedicación parcial y esta última deberán comunicarse recíprocamente su jornada en cada una de ellas y las retribuciones que perciban, así como cualquier modificación que se produzca en ellas”.

Y el artículo 12 señala que “no podrá ejercer el desempeño de actividades privadas, incluidas las de carácter profesional, sea por cuenta propia o bajo la dependencia o al servicio de Entidades o particulares, en los asuntos en que esté interviniendo, haya intervenido en los dos últimos años o tenga que intervenir por razón del puesto público”.

Polémico arranque de legislatura

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana es el único de Cantabria en el que gobierna la extrema derecha tras las elecciones municipales del pasado año. La coalición PP–Vox en este Consistorio disparó su gasto en cargos políticos en un 40% respecto a la Corporación anterior, aumentando el número de concejales liberados y la cuantía destinada a personal de confianza. Además, suprimió las concejalías de Igualdad y Políticas Inclusivas para implantar en su lugar una de Familia. Y precisamente la agenda negacionista del partido ultra se hizo notar desde el primer momento a raíz de dos polémicas decisiones, con el beneplácito de sus socios del PP, que tuvieron trascendencia nacional.

La primera de ellas, tal y como ocurrió en prácticamente todas las administraciones públicas gobernadas por Vox, fue la de retirar la bandera LGTBI de la fachada del Ayuntamiento colocada por el anterior equipo de gobierno liderado por el PSOE con motivo del Orgullo. En su lugar, el PP instaló una pancarta arcoíris que no gustó a su socio ultra: Vox le afeó que quisiera hacerle partícipe de la iniciativa y le recordó que “no forma parte del acuerdo de gobierno”.

Poco después, la Concejalía de Cultura de este Consistorio, en manos de Vox, censuró la proyección de la película infantil 'Lightyear' por el beso de dos mujeres. Fue la segunda gran polémica en materia de derechos e igualdad que envolvió a este Ayuntamiento en apenas un mes desde que tomó posesión el equipo de gobierno integrado por la extrema derecha. Tuvo repercusión mediática nacional y en Bezana se organizó una 'Quedada de besos' multitudinaria frente al Consistorio para protestar por la censura.

Etiquetas
stats