“El Gobierno PSOE-Ciudadanos en Guadalajara era el más natural"

Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara

Alberto Rojo (Guadalajara, 1975) acaba de llegar a la Alcaldía de esta ciudad para gobernar en coalición con Ciudadanos. Los números daban tras el resultado electoral y el acuerdo se fraguó como en Ciudad Real o Albacete, pero con una diferencia: en Guadalajara, el alcalde será socialista durante toda la legislatura.  

En una entrevista comenta que el acuerdo entre ambas formaciones era "el más natural", que hará las cosas "de otra forma", con más transparencia y participación frente a la falta de "ortodoxia" legal en la toma de decisiones del gobierno del Partido Popular dirigido por Antonio Román durante doce años. 

Fue alcalde de Hita, delegado de la Junta de Comunidades en los últimos cuatro años cuatro años, entre otras cosas... Ya tiene experiencia en la gestión, pero… ¿Cómo asume esta nueva etapa?

Lo afronto con mucha ilusión y esperanza para ayudar a que vivamos mejor en esta ciudad. Es lo más importante: la convivencia de hombres y mujeres, de los que tienen más o menos dinero. También con responsabilidad porque ser alcalde de una capital de provincia, de mi ciudad, es algo importante porque somos muchos ya, en torno a 100.000 personas.

He tenido otras responsabilidades, también en las Cortes regionales. Tuve una experiencia bonita, la de ser alcalde del pueblo que vio nacer a mi madre y ahora soy alcalde de la ciudad en la que he nacido y crecido. Es un honor. Estoy muy honrado.

¿Va a ser fácil gobernar con Ciudadanos?

Bueno…Estamos comenzando y creo que hemos puesto unos buenos cimientos. Era el gobierno natural, de acuerdo al resultado de las urnas. Ganó claramente el PSOE, la candidatura que yo encabezaba con 15.000 votos, 2.000 de diferencia con el PP y dos concejales más. Era sensato que la fuerza más votada, promoviendo un cambio sensato y tranquilo para la ciudad, fuese quien gobernase.

Ciudadanos también incrementó sus votos y promovía cambio para la ciudad. Lo que tenemos claro es que vamos a poner a Guadalajara por delante, incluso por delante de nuestros propios partidos. Es importante porque cuando gobernamos tenemos que hacerlo para todos.

Garantizamos estabilidad porque sumamos votos suficientes, aunque no nos conformamos con los 13 de la mayoría absoluta. Vamos a intentar promover acuerdos mayoritarios de la Corporación municipal de 25 concejales y sobre todo vamos a trabajar en coalición con la sociedad. Estamos funcionando bien.

Pero a nivel nacional la relación PSOE-Ciudadanos no parece tan distendida o fácil como usted la describe para Guadalajara…

Cada territorio tiene unas variables distintas. Guadalajara necesitaba y merecía un cambio. El resultado de las urnas fue claro y hemos llegado a un entendimiento que creo que va a ser bueno para los ciudadanos. En otros espacios son situaciones distintas.

Nada más llegar, lo primero fue anunciar el “desbloqueo final” para el nuevo Campus de Guadalajara. ¿Hacia quién iba dirigido el gesto?

El gesto se dirigía a la ciudad y a su futuro porque es el proyecto más importante que tenemos ahora entre manos. Además, es que no he entendido los palos en la rueda que ha puesto el anterior Ayuntamiento solo porque estaba promovido por un Gobierno regional de distinto signo que va a ser quien financie esta gran infraestructura: 50 millones de euros.

Había cosas por hacer. No se había culminado la cesión del edificio a la Universidad de Alcalá. Desde el primer día nos pusimos a ello para movilizar a todos los funcionarios, a quienes además agradezco el compromiso para hacerlo de forma rápida. Será realidad en pocos años y vamos a estar muy atentos porque su implantación conllevará decisiones municipales muy importantes desde el punto de vista de la movilidad, de los servicios públicos en torno al campus, del fomento de iniciativas empresariales que pueden generar dinamismo…

Siempre que haya proyectos importantes para Guadalajara, este alcalde trabajará con todas las administraciones públicas, las gobierne quien las gobierne. El entendimiento y la cordialidad tienen que estar por encima de todo. La gente nos elige para entendernos, no para enfrentarnos y creo que el anterior equipo de Gobierno no primaba los intereses de los ciudadanos sino la bronca política.

¿El gesto entonces no era tanto para Antonio Román?

Bueno…Cada uno tiene su forma de hacer. Yo lo tengo claro. Vuelvo a decir que Guadalajara por delante, incluso de mi partido, porque mi partido tiene otros cauces para marcar planteamientos. Yo soy el alcalde de todos. Con lo que soy crítico es con cómo se llevaron a cabo distintos proyectos que podían haber estado antes y creo que no interesó.

A los proyectos importantes hay que dedicarle tiempo, esfuerzo y entendimiento. Desde luego que el mensaje, no para Antonio sino para los ciudadanos, tiene que ser el del entendimiento.

¿Pesa la sombra el exalcalde de Guadalajara después de tres legislaturas?

Creo que Guadalajara podría haber progresado de otra forma después de doce años. Se podrían haber hecho las cosas de manera más participativa. Nos hemos encontrado una ciudad en la que gente tenía dificultades para llegar a sus representantes municipales. Esa es una sombra que desde luego yo quiero hacer luz. Tiene que haber contacto entre la sociedad de Guadalajara y sus representantes públicos.

Por otro lado, se han tomado decisiones en los últimos años sin contar con los ciudadanos, con procedimientos que no han seguido la ortodoxia que la propia ley marca. Pero igual que digo que hay que abrir las puertas del Ayuntamiento a la gente, está el respeto institucional al que ha sido alcalde de Guadalajara durante doce años, aunque haya que hacer las cosas de otra manera.

¿Y usted cómo ha visto que se convirtiera en protagonista este verano señalando a García-Page como candidato alternativo a Pedro Sánchez a la Presidencia de Gobierno?

El señor Román…En el PP tienen ahora muchos problemas y están haciendo méritos unos y otros. Están jugando sus bazas para posicionarse, pero lo que está claro es que son reflexiones que iban más en el cálculo interno, sabiendo que Emiliano García-Page es un hombre de Estado, una persona que gobierna y pone su responsabilidad por delante de todo. Desde luego el presidente de Castilla-La Mancha es un aval político para este país.

Hablando de García-Page. ¿Qué es lo primero que le va a pedir para Guadalajara en el inicio del curso político?

Hemos hablado en varias ocasiones en este inicio de legislatura. Cuando vino a inaugurar la obra del Puente Árabe el otro día no solo le di la bienvenida, sino que le comenté que se encontraría con un ayuntamiento que va a coordinar y a ser leal con la comunidad autónoma porque entendemos que es bueno para los vecinos.

Tenemos grandes retos. No solo el campus universitario sino la finalización del hospital de Guadalajara, infraestructuras como el Centro de Salud de ‘Los Valles’ que es muy necesario, nuevas instalaciones educativas en Aguas Vivas y trabajar en todo lo importante para Guadalajara. Hay que coordinarse y no trabajar de espaldas a la ciudadanía en constante bronca política.

Ha dicho el PP (Jaime Carnicero) que la "fecha tope" para la finalización de las obras del segundo acceso del hospital alcarreño que paga el Ayuntamiento debería ser el 20 de septiembre. ¿Será así?

Sí, espero que sí. Ha sufrido un retraso por un tema de suministro de las luminarias. La empresa pidió retrasarlo 20 días y así ha sido.

Sobre esta obra, lo importante es que, si yo hubiera sido alcalde en la pasada legislatura, hubiera estado hecho desde hace mucho tiempo. Fue una guerra que abrió el anterior equipo de Gobierno que dilató en el tiempo esta inversión que no es grande pero muy necesaria y que es competencia municipal.

En otros tiempos la Junta hizo otras obras en la ciudad como la Ronda Norte. Hay cosas que corresponden a otras administraciones. Ahora yo quiero promover la Ronda Este, la conexión de la N-320, a la altura del Sotillo, con la N-II para dar alternativas al nudo de Cuatro Caminos. Y lo digo porque el PP ha estado guerreando siempre la situación del segundo acceso al hospital. No se fue diligente.

Hablando de tráfico, en campaña electoral usted dijo que Guadalajara se ha convertido “en la ciudad de los atascos” y un transporte público que “ya nadie usa porque no sirve”. ¿Qué hará para comenzar a revertirlo? ¿Por dónde empezar?

Estamos en la fase de diagnóstico de muchas situaciones. Tenemos las ideas, estamos iniciando jurídica, técnica y presupuestariamente cada delegación, pero hay cosas que tenemos claras: hay que mejorar el transporte público de Guadalajara. Hay una concesión que habrá que estudiar. Queremos fomentar este tipo de transporte y que haya alternativas de movilidad más adecuadas a los tiempos de vivimos: andar o la bicicleta también.

¿Qué quiere decir con que hay que estudiar la concesión del transporte público, ahora en manos de ALSA?

A la concesión le quedan unos años, pero hablando con ellos podemos ver cómo favorecer que el usuario utilice el transporte público. 

También dijo usted que el carril-bici de Guadalajara es “peligroso”…

Sí, tenemos un carril-bici con tramos que nadie entiende. Me he comprometido a eliminar los que sean peligrosos. Hay distintas acciones de acupuntura urbana sobre las que hay que tomar decisiones y las primeras medidas las llevaremos a cabo en 2020. Ahora estamos sin presupuesto. Tenemos el de 2018.

Además, queremos poner en marcha el doble sentido circulatorio en la bajada de los Maristas, en la calle Pedro Pascual, hasta la glorieta de Bejanque. Creo que todo el mundo entiende que es una obra razonable. Hay otras obras que no se podrán cambiar por sentido común y tampoco hemos venido a destruir todo lo que se ha hecho y los ciudadanos no lo entenderían.

 

Pero en cuestiones como la actuación en las riberas del Henares o en la Concordia el PSOE fue muy crítico con el equipo de Gobierno en sus actuaciones. ¿Son reversibles?

La obra en el Henares no me gusta ni antes ni ahora. No digo estéticamente, sino el planteamiento, la conservación de la ribera, los riesgos de inundación ante crecidas como las que hemos tenido…Pero se ha acabado hace poco y hay que seguir gestionándola. Lo que digo es que no se volverá a hacer sin el correspondiente estudio de impacto ambiental. El competente era el ayuntamiento y no se hizo caso a las recomendaciones del departamento del Medio Ambiente de la Junta.

Nuestro ordenamiento urbanístico establece que no es obligatoria esa evaluación de impacto ambiental, pero me he comprometido a declarar la zona de especial protección, toda la ribera del río a su paso por la ciudad y que sí lo sea.  No puedo cambiar lo que se ha hecho, pero quiero que el futuro esté en consonancia con el respeto ambiental.

En la Concordia…Yo lo hubiera hecho de otra manera y, desde luego, no hubiera abierto las vallas el 24 de mayo con la obra sin acabar ni recepcionar para celebrar un acto electoral como se hizo. El PP así lo hizo, con el correspondiente jaleo funcionarial en el Ayuntamiento y la obra no se recepcionó hasta el 8 de agosto. Es una barbaridad. No lo haré nunca.

La gente no es tonta y sabe que si hay una obra abierta se acabará. Lo aceleraron todo provocando deficiencias tanto en San Roque como en la Concordia o en el Mercado de Abastos que se abrió antes de lo debido. Desde luego supone no tener respeto ni a las normas ni a la gente.

El Grupo Municipal AIKE acaba de anunciar un recurso al pliego de condiciones de la gestión del Mercado de Abastos…

Sí, pero esa es otra cuestión. Se trata de una gestión demanial y se puede ver entre todos. Lo más fuerte fue la apertura irregular del Mercado de Abastos. 

¿Por dónde empezar para dinamizar el Casco Antiguo?

Lo primero es hablar de verdad con los actores necesarios, que son muchos y de muchos sectores. Tomando iniciativas de imagen de nuestro Casco y con presupuesto, desde el punto de vista de la fiscalidad urbanística. Queremos presentar un Plan Especial de Dinamización del Casco Histórico en los próximos meses que sea real, no un canto al sol y con incentivos.

Dice mucho de una ciudad en la que no funciona su Casco Histórico. Es difícil, pero hay que hacerlo con arrojo, diagnosticando bien y con participación.

¿Sabía que la calle Amparo es la más cara para vivir de Castilla-La Mancha?

Eso he leído.

Con este dato… ¿Por dónde pasa su política de vivienda?

Las políticas principales de vivienda están compartidas por el Gobierno regional y nacional pero podemos hacer cosas. Una de las prioridades es la aprobación del Plan de Ordenación Municipal (POM) porque estamos con las normas de 1999, con modificaciones puntuales (alguna promoveremos como la del río Henares que le decía) pero hay que hacer un nuevo POM. Lo está dirigiendo el primer teniente de alcalde, Rafael Pérez Borda.

No solo hablamos de planos sino de la parte social, cómo se habita en la ciudad. Tenemos la zona de SEPES en Aguas Vivas para desarrollar. Hay que hacer distintos tipos de vivienda para fomentar la residencia de manera confortable.

Comprometió un plan para recuperar el patrimonio en Guadalajara, por ejemplo, para el Alcázar que es un proyecto de Ciudadanos. ¿Confía en que haya dinero para hacerlo?

Vamos a buscar dinero de otras administraciones. Hace pocos meses el Gobierno de España ponía casi un millón de euros para las obras del Alcázar. Lo vamos a hacer. También hay fondos europeos y hay que darle una vuelta al patrimonio. Vamos a ver si en esta legislatura sentamos las bases.

 

Guadalajara es la única capital de España sin biblioteca municipal. ¿Eso se puede solucionar en una legislatura?

Creo que sí. En Guadalajara está la Biblioteca Pública de la plaza de Dávalos en un edificio estatal y con gestión de la Junta. El Ayuntamiento no ha trabajado de manera coordinada con esta biblioteca y lo queremos hacer.

Luego hay otros espacios a crear. En el Centro Integrado Eduardo Guitián, aunque se ha intentado vender de otra manera, hay una sala de lectura y préstamo que no es una biblioteca. Trabajaremos para que sea biblioteca de verdad. Luego miraremos cómo aprovechar otras instalaciones para prestar servicios bibliotecarios en distintos barrios.

Ha presentado el programa de Ferias, con poco margen este año, pero ¿cuál es su modelo para siguientes ocasiones?

Las ferias de este año estaban hechas en gran parte. Cuando terminen este año debemos empezar a trabajar para hacerlas más grandes. Hay que poner cosas en común, me parecería una frivolidad dar solo mi opinión. Quiero hacerlo en consenso con muchas personas.

Necesitan un impulso distinto y lo vamos a intentar. Hay que ser serios en el planteamiento porque por ejemplo los conciertos anunciados hace meses no estaban ni contratados.

Ha habido lío con la ubicación: que si la Fuente de la Niña, que si el Pedro Escartín… y quiero que la gente sepa que el 13 de junio hubo un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para cambiar el Gobierno de la ciudad. El pleno de constitución del Ayuntamiento era el día 15 y el día 14 por la mañana se inició el expediente de contratación de los conciertos con la ubicación oportunista del Pedro Escartín. ¿Por qué no se hizo antes?

Eso la gente lo tiene que saber, cómo se funcionaba, porque no me parece serio. Después, con todo el descaro se ha salido a decir que todo estaba hecho y ni había plan de seguridad o evacuación. Se ha engañado a la gente.

¿Cómo está perjudicando a Guadalajara la falta de Gobierno en Madrid?

No se puede incrementar la financiación a las comunidades autónomas para que presten servicios esenciales en educación o sanidad porque no lo puede hacer un gobierno en funciones. Yo pido sentido común para llegar a un acuerdo porque quien ganó las elecciones de manera clara que fue el PSOE.

Esto afecta a la vida diaria de las personas en todos los aspectos. También a algunos proyectos de la ciudad. Me gustaría tener agenda para ver a los ministros para ver nuestros proyectos para las dos cárceles, la Ronda Este y otras cosas. Si hubiera habido gobierno, como debía ser, en la investidura, ya tendría esa agenda. Me preocupa porque quiero empezar a dialogar. Espero que impere la cordura, que haya gobierno pronto y no vayamos a elecciones porque eso no es lo que ha querido la ciudadanía.

¿Le gusta la idea de un gobierno de coalición con Podemos?

Ha funcionado bien este año un gobierno socialista monocolor con apoyos de otras fuerzas políticas y ese es el planteamiento. Se han dado muestras de decisiones muy importantes para el desarrollo de este país y quien se está enrocando es Unidas Podemos en proporción a su representación. Deseo que haya un gobierno pronto de quien ha ganado las elecciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats