Primer lince muerto del programa de reintroducción en Montes de Toledo

Foto: Iberlince

Un nuevo ejemplar de lince ibérico, especie protegida por estar en peligro de extinción, ha aparecido muerto en tierras castellano-manchegas. Se trata de un macho de unos tres años de edad, radiomarcado, cuyo cuerpo ha encontrado un particular esta mañana en el término municipal de Pulgar (Toledo). En el lugar se han personado los agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural poniendo en marcha el protocolo de levantamiento del cadáver el animal, según informa Iberlince, y será trasladado al Centro de Referencia para su necropsia.

Es el primer ejemplar muerto del programa de reintroducción puesto en marcha en los Montes de Toledo el año pasado, a través del cual se ha producido la suelta paulatina de hasta ocho linces. Se trata de una zona tradicional de esta especie pero de la cual habían terminado por desaparecer. En una de esas sueltas de ejemplares criados en cautividad participó la Reina Doña Sofía junto con la entonces presidenta de la región, María Dolores de Cospedal.

En total, en toda la región, han muerto ya siete linces de los programas de reintroducción. Este último se suma a los seis fallecidos del proyecto de suelta en la zona Sierra Morena Oriental de Ciudad Real. Los dos últimos fueron hembras: Lúa el pasado mes de julio, también por atropello, a la altura del término municipal de Munera (Albacete); y Lía, a principios de junio la altura de Viso del Marqués (Ciudad Real).

Ecologistas en Acción ha señalado en varias ocasiones que la red de carreteras de Castilla-La Mancha no se ha llevado a cabo con los criterios ambientales suficientes, por lo que existen varias zonas de riesgo para los animales, que en el caso de los linces las hace más peligrosas todavía.

De hecho, esta organización ha venido reiterando que un ejemplo del peligro de las carreteras en zonas de montaña es el caso de los Montes de Toledo, y que requerirían de convenios a nivel regional y provincial para la colocación de barreras, pasos alternativos y señalización. WWF España y sus miembros en el proyecto de Iberlince han confirmado también la existencia de puntos en la región en los que los animales pueden sufrir atropellos, por lo que han realizado trabajos de muestre de atropello de otras especies para coordinar medidas a priori.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2015 - 17:36 h

Descubre nuestras apps

stats