Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

Salen a la luz presuntos abusos en el Colegio Maristas de Guadalajara: “Pedimos perdón a las víctimas”

Sede del Colegio Maristas en Guadalajara

Carmen Bachiller

9

Le llamaban ‘El Morsa’ por su “bigotazo como el frontal de un milquinientos”. Antonio Tejedor Mingo, hermano marista, daba Religión, Gimnasia y Pretecnología en EGB en el Colegio Maristas de Guadalajara en los años 80.

Su nombre es uno de los que salen en el tercer informe publicado por El País y entregado al presidente de la Conferencia Episcopal (CEE) y al Defensor del Pueblo con 79 testimonios que acusan a 70 sacerdotes, religiosos y seglares de instituciones religiosas de supuestos abusos sexuales. 50 de estos nombres eran desconocidos hasta la fecha.

El caso de ‘El Morsa’ llegó a través de un escrito de Vicente Carrasco. Estudió en este colegio religioso. Hasta ahora, Guadalajara era la única provincia de España en la que no habían aparecido casos de supuestos abusos.

“Un día que estábamos en aquel taller me fijé que había uno preguntándole algo y hablando con él, pero había algo extraño. Muchas sonrisas. Porque el chaval que había junto al Morsa sonreía. No es que se estuviera riendo de felicidad, pero sonreía. A ratos. Y se movía. Como si le zarandearan. La mano izquierda del Morsa estaba dentro del pantalón del chándal de aquel chaval, por la parte de atrás”. Es parte del testimonio de Vicente Carrasco, al que también ha tenido acceso elDiarioclm.es, que denuncia haber sido testigo de los abusos.

“Llevo callado desde 1982 porque a mí no me pasó nada, a mí no me metió mano aquél monstruo, pero lo veía día sí día no, al lado mío”, relata. Sus palabras en un extenso escrito reflejan el miedo, la impotencia y la indignación. Otros testimonios de alumnos de la época consultados por este medio lo confirman. También lo vieron, pero callaron y prefieren mantener el anonimato, así como los nombres de los supuestos abusados.

“Pedimos perdón a las víctimas”, aseguran desde el centro

Este viernes el Colegio Maristas de Guadalajara, tras la publicación en El País, ha remitido un comunicado a las familias al que ha tenido acceso elDiarioclm.es. Lo firma el director del centro, Ángel de las Heras. “Os escribo para informaros sobre una noticia que se ha publicado en el periódico El País hoy por la mañana, en la que se acusa a un hermano marista de abusos a menores en los años 80 en nuestro centro”.

En el escrito subrayan que se ha abierto una investigación “para esclarecer los hechos ocurridos”. No los niegan. “Desde el colegio Marista Champagnat de Guadalajara y la Provincia Marista Ibérica pedimos perdón a las víctimas por no haber sido capaces de protegerles, y manifestamos nuestra condena a estos hechos dolorosos. Las víctimas son nuestra prioridad y estamos a su disposición para todo lo que necesiten”, continúa el comunicado, para asegurar que “en nuestra institución, cuando tenemos conocimiento de un caso, se toman medidas cautelares y se aparta a las personas sujetas a una investigación de cualquier actividad con menores”, añade.

También se explica que existe un “equipo de protección del menor cuyo objetivo es garantizar la protección de nuestros niños, niñas y jóvenes. Si eres o has sido objeto de abuso, haya prescrito o no tu caso para la justicia; o has sido testigo de que un menor ha sido abusado, puedes contactar” y dejan un correo de contacto: protecciondelmenor@maristasiberica.com

Antonio Tejedor Mingo es hoy delegado de SED- Solidaridad, Educación, Desarrollo, una Organización No Gubernamental (ONG) para el Desarrollo, sin ánimo de lucro y de ámbito estatal que en su página web explica que “trabaja promoviendo principalmente el Derecho a la Educación en África y América Latina así como en algunos países de Asia y Europa. En España trabaja en el campo de la Educación para el Desarrollo y la Incidencia Social”. Su sede central se encuentra en Madrid, aunque cuenta con delegaciones en varias provincias españolas, entre ellas Guadalajara y está vinculada a la organización marista.

síguenos en Telegram

Etiquetas
stats